Hábitos del macaco cola de león

Aitana Bellido · 22 diciembre, 2018
La destrucción del hábitat del macaco cola de león ha llevado a que esté en peligro de extinción, aunque afortunadamente se ha logrado que hayan 500 ejemplares en cautividad

El macaco cola de león es una especie de primate en peligro de extinción. Su peculiar melena leonada y la exclusividad de su hábitat hacen de este animal una verdadera joya de la naturaleza.

Hábitat y características del macaco cola de león

De nombre científico Macaca silenus, el macaco cola de león o mono barbudo se localiza en las selvas perennes de las montañas Ghats occidentales, al suroeste de la India. Los núcleos de población suelen asociarse a árboles de hoja ancha localizados a alturas de hasta 1 500 metros.

Esta especie prefiere moverse de árbol en árbol, aunque podrás encontrar al macaco león dando una vuelta por el lecho de la selva si lo cree conveniente. De una altura de entre 40 y 61 centímetros y una cola de entre 24 y 38 centímetros de largo, estamos ante una de las especies de monos más pequeñas. El peso medio de los machos es de entre 5 y 10 kilos, mientras que el de las hembras no suele sobre pasar los 6 kilogramos.

Macaco cola de león: hábitat

El cuerpo de estos primates está totalmente cubierto de pelaje negro. Su cola es larga y está desprovista de pelo, aunque cuenta con una especie de borla en la punta. Su nota característica es una suerte de melena leonada de color grisáceo que les rodea la cara y les da el gracioso aspecto de un pequeño gran felino.

Hábitos reproductivos y conductuales

Una manada típica de macaco cola de león suele contar con un macho y varias hembras de distintas edades. Esta especie es polígama, aunque el término parece aplicarse solo a los ejemplares masculinos de la especie, que suelen aparearse con todas las hembras de su grupo que alcanzan la madurez sexual. Sus hábitos reproductivos son bastante similares a los de otras especies de primates.

Las hembras suelen experimentar su primer celo a la edad de cinco años. Si las condiciones son favorables, el macaco cola de león hembra parirá una cría una vez al año. No suele haber una época concreta en la que el celo tiene lugar: este suele percibirse por la hinchazón que experimenta la zona del perineo y por la llamada característica que emite para que el macho venga a cortejarla.

Macaco cola de león: comportamiento

El ritual de apareamiento no tiene mucho misterio: una vez el macho examina los genitales de la hembra y comprueba que está en celo, ambos se aíslan del grupo el tiempo suficiente para copular en paz. El tiempo de gestación es de unos 6 meses, y la crianza es tarea exclusiva de la madre.

La forma de comunicarse de estos primates es especialmente interesante para la comunidad científica: cuentan con un registro de hasta 17 patrones vocálicos, a los que añaden diversos movimientos corporales gracias a los que los ejemplares de macaco cola de león se comunican con sus congéneres.

Otra especie más de primate en peligro de extinción

El macaco cola de  león, por desgracia, no es ajeno a las consecuencias derivadas de la destrucción de su hábitat natural, y está listado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como especie en peligro de extinción. La endogamia también está causando que la diversidad genética del primate esté en declive.

En 198, se intentó aumentar la población del macaco cola de león con la implementación de un plan de supervivencia de la especie. A partir de esta iniciativa, se ha logrado que existan 500 nuevos ejemplares en cautividad.