Gatos del grupo I: clasificación de razas según la FIFe

Yamila 26 octubre, 2017

La Federación Internacional Felina se encarga de identificar y agrupar a estos animales según sus características. En el siguiente artículo te contaremos cuáles son los gatos del grupo I en la clasificación de la FIFe. ¡No te lo pierdas!

¿Cuáles son los gatos del grupo I?

Las siguientes razas comparten ciertos rasgos distintivos, y por ello la Federación Internacional Felina ha decidido colocarlas en el mismo conjunto. Conoce cuáles son los gatos del grupo I:

1. Gato Exótico

Es similar al Persa, pero con pelo corto, y se trata de un felino híbrido tras la cruza de un American Shorthair, un British Shorthair y un Persa. De complexión robusta, pelaje denso y aceptado como raza pura en 1967, el Exótico es menos popular que su antecesor.

La cabeza es maciza, el cráneo amplio, las mejillas redondas, la nariz pronunciada y corta, las orejas pequeñas y los ojos bien separados y grandes. Es de tamaño pequeño y puede pesar hasta 6 kg. La cola es gruesa con punta redonda. En cuánto a su carácter, es tranquilo, curioso, juguetón, se lleva bien con otros gatos y con perros. No suele maullar demasiado y muestra más cariño que otras razas.

Cachorro de gato persa

2. Gato Persa

Es un de los gatunos más antiguos que existen, y considerado “de la Aristocracia”. Merece la pena destacar que la tercera parte de los gatos de pedigree pertenecen a esta raza. Los primeros en llegar a Europa a través del actual Irán llegaron a Italia en 1620. La rama actual se desarrolló en Inglaterra y su antepasado es el Angora Turco.

Es de tamaño mediano a grande, tiene cabeza maciza, hocico corto, ojos grandes, mentón prominente y nariz chata. Las orejas son redondeadas y en forma de “V” invertida. El cuerpo es musculoso, las patas pequeñas, el pelo abundante y largo y la cola peluda. Suelen sufrir enfermedad renal poliquística.

3. Gato Ragdoll

Otro de los gatos del grupo I que se emparenta con el Persa, así como también el Siamés y el Birmano. No les gusta para nada estar solos y adoran a sus dueños. No tiene instinto cazador, de defensa o de alerta. Muy dependiente, casero, dócil y tranquilo.

Debe su nombre a una particularidad muscular: cuando se lo toma de los brazos, puede “aflojarse” completamente y quedarse inerte como un muñeco de trapo (ragdoll en inglés). Raramente maúlla y tiene una voz muy débil.

Los primeros ejemplares surgieron en California en 1960, tiene pelo largo de color blanco, con manchas marrones y negras, que necesita ser cuidado regularmente para evitar enreedos y bolas de pelo.

4. Sagrado de Birmania

El también conocido como Gato Birmano pertenece al grupo I de la Federación Internacional Felina, y presenta pelaje semilargo y unos “guantes” blancos en las cuatro patas. Los ojos son de color azul zafiro y el manto claro con manchas marrones.

El Sagrado de Birmania está presente en varias leyendas de Camboya (más precisamente del Pueblo Jemer) y se lo relaciona con los templos. Desde el Sudeste Asiático llegó a Europa a fines del siglo XIX, y el país que los acogió fue Francia. Después de la Segunda Guerra Mundial sólo quedaba una pareja, por ello fue muy difícil recuperar la raza.

El Birmano es un gato sexualmente precoz, ya que las hembras pueden quedar preñadas a partir de los 7 meses, y los machos procrean desde los 8 meses. Es sociable, cariñoso, juguetón, tranquilo y muy inteligente. No le gusta quedarse solo y puede sufrir algunos problemas visuales (como por ejemplo cataratas) y enfermedad vestibular congénita.

Dos gatos sagrado de birmania
Fuente: D.Maillard

5. Van Turco

El último de los gatos del grupo I lleva ese nombre por proceder de una zona montañosa alrededor del Lago Van, en Turquía. No es muy popular fuera de su país, aunque a mediados del siglo pasado muchos ejemplares fueron llevados a Inglaterra. El pelaje es abundante debido al clima extremo del lugar de origen.

El gato Van Turco es de tamaño mediano, musculoso, con orejas grandes, ojos ovalados y pelaje blanco con manchas rojizas, castañas o crema. Es muy curioso, juguetón y le gusta el agua.

Te puede gustar