Bolas de pelos en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Gato lamiendose

De más está decir que los felinos aman acicalarse e higienizarse… Esto, sumado a la textura rugosa de su lengua, puede traer como consecuencia algunos problemas digestivos. ¿Por qué? Debido a las bolas de pelos en gatos muchas veces el animal vomita, se siente decaído o le duele el estómago. Entérate cómo prevenirlo en el siguiente artículo.

¿Cómo se forman las bolas de pelos en gatos?

Si tienes un gatuno, seguro lo habrás visto en más de una ocasión limpiándose a si mismo. Esta tarea le puede llevar muchas horas… Hasta que no se asegura de estar 100% aseado y peinado, no se detendrá. En algunos, incluso pueden aparecer heridas o lesiones provocadas por la lengua “rasposa” que poseen todos los felinos (que nos hacen cosquillas cuando nos demuestran su afecto).

Las bolas de pelos en gatos son muy habituales debido a este hábito. En realidad, en todo momento estará tragándose parte de su pelaje, pero no te darás cuenta. ¿Hasta cuándo? Pues hasta que haga esfuerzos por vomitar, escupa o las elimine a través de las heces.

Gato lamiendose la pata

No habría problema si pudiera expulsar las bolas de pelo. Pero esto no siempre sucede. En algunos casos quedan “atrapadas” en el estómago o en el intestino y le producen dolor, malestar, estreñimiento e incluso mal humor.

Si tu gato presenta náuseas, abdomen hinchado o decaimiento por más de un día, es probable que se le haya formado una bola de pelo o padezca algún otro problema digestivo. No dudes en llevarlo al veterinario para que lo revise.

¿Cuándo prestar atención a las bolas de pelo?

Algo que debemos tener en cuenta también es que el hecho de que el felino vomite bolas de pelo no es algo tan normal como parece. Porque, en realidad, en primera instancia no deberían formarse en su interior, incluso si es un gran fanático de la higiene.

Cuando esto sucede tal hecho, puede ser un síntoma de que algo no funciona bien en su sistema digestivo. O más específicamente en sus intestinos. Cuando el animal no defeca como corresponde, los pelos se van acumulando junto a los demás desechos.

Una de las teorías para comprender por qué el gato es propenso a la formación de esas asquerosas bolas de pelo es debido al tipo de alimentación que lleva hoy en día. Aunque el pienso contiene todas las proteínas que necesita, también su dieta debería estar compuesta por otros alimentos, incluyendo carne y pescado.

Por supuesto, también podemos añadir pienso húmedo para lubricar el sistema digestivo por completo y evitar lo que se conoce como “enfermedad inflamatoria intestinal”. Esta patología cada vez más frecuente está causada por la cantidad de ingredientes secos que tiene el pienso (incluyendo arroz y otros cereales).

¿Qué hacer en caso de bolas de pelos en gatos?

Una vez que hayamos descartado un problema de salud grave en el animal a través de estudios médicos correspondientes, lo mejor que podemos hacer es evitar la formación de bolas de pelos en gatos. Presta atención a estos consejos:

1. Ofrécele una dieta sana

Probablemente el veterinario te indique qué tipo de comida puede consumir y en qué cantidades. Equilibra el pienso repleto de cereales e hidratos con latas de comida altas en proteínas. Si tienes un poco de tiempo para cocinarlo, no dudes en ofrecer hígado, pollo, pescado o carne. Hay miles de recetas caseras para gatos que pueden servir.

2. Cepilla periódicamente

Si tienes un gato con pelo muy largo, como es el caso del Persa, el Angora o el Maine Coon, debes cepillarle el manto al menos una vez a la semana. Te recomendamos que comiences con este hábito desde que el animal es pequeño para que lo considere un juego o un mimo, y no algo malo y molesto. De esta manera tendrá menos pelo muerto suelto que pueda tragar cuando se asee.

3. Ayúdale a eliminar las bolas de pelo

Existen ciertas hierbas y plantas que el gato puede comer para expulsar más fácilmente el pelo debido a sus propiedades laxantes. Este es el caso del trigo, la cebada o la llamada “hierba para gatos”. Consulta con el veterinario antes de poner macetas por todos lados.

Algunos dueños le dan una cucharadita de vaselina líquida o aceite de girasol mezclada en la comida (o directamente en la boca) para ayudarle a eliminar los deshechos más rápidamente.