Etapas del sueño en los gatos

Francisco María García · 23 marzo, 2019
Es conocida la aparente ‘pereza’ de los gatos y su capacidad para pasar gran parte del día dormidos, sobre todo en invierno y con las bajas temperaturas; la cuestión es, ¿cuánto duermen los gatos?

No es nada nueva la fama de perezosos que reposa sobre nuestros adorables mininos. De hecho, a los gatos les encanta disfrutar de sus siestas y pueden dormir entre 14 y 20 horas diarias. Pero no duermen tanto solo por gusto, sino porque su organismo necesita muchas horas de descanso para preservar su buena salud.

Más allá de saber que los mininos realmente valoran sus momentos de relajación, son muchas las dudas de los dueños con respecto al sueño de los gatos. ¿Los gatos sueñan? ¿Cómo es el sueño de los mininos? ¿Pueden los gatos dormir profundamente como los seres humanos?

A continuación, hablaremos sobre las etapas del sueño en los gatos para ayudarte a responder algunas de estas preguntas y conocer mejor a tu felino.

¿Cuáles son las etapas de sueño en los gatos?

Al igual que sucede con los seres humanos, el sueño en los gatos está dividido en etapas. En los mininos se registran dos principales etapas de sueño: la REM y la no REM, aunque existen numerosas variaciones dentro de cada una de estas etapas.

La etapa REM suele mostrar un intenso movimiento del ojo, lo que caracteriza un estado de sueño más ligero. Ya en la fase no REM, el organismo ingresa en un estado de sueño profundo, que conlleva a una intensa reducción de la actividad neuronal y sensorial.

Un gato puede pasar hasta el 75 % de su vida durmiendo, y alrededor del 60 % de este periodo se resume a la fase REM. El 40 % restante equivale al llamado ‘sueño profundo’ (no REM), por lo que los mininos sí son capaces de dormir profundamente.

 Fase REM en gatos

No obstante, estos porcentajes pueden llegar a variar significativamente según el organismo, la edad, la rutina y el ambiente de cada minino. Los gatos mayores, por ejemplo, suelen pasar menos tiempo en la fase de sueño profundo, y es que esta puede representar solo un 25 % de su descanso.

Las fases REM y no REM en los gatos

La fase REM implica una importante disminución de la actividad física del gato. Al ingresar en ella, el cerebro ‘ordena’ que los músculos grandes que posibilitan los movimientos de sus patas reposen.

No obstante, no siempre esta orden se mantiene activada durante todo el sueño del animal. Por esta razón, los felinos pueden moverse, lanzar ‘patadas’ en el aire y hasta girar mientras duermen. Y esto sucede durmiendo de día o de noche.

En la fase REM, la actividad neuronal aún no se reduce tan significativamente, por lo que el minino puede estar alerta a su entorno. Al percibir cualquier estimulo extraño o brusco, el gato puede reaccionar rápidamente para preservar su bienestar.

En promedio, los seres humanos pueden tardar unos 90 minutos para ingresar en un estado de sueño profundo. Los gatos son capaces de alcanzar la fase no REM en solo 25 o 30 minutos. Y ello a pesar de que son capaces de transitar entre las etapas de sueño más fácilmente que las personas.

Cuando un gato ingresa a la fase no REM, los movimientos son muy poco frecuentes, ya que se trata de un estado de reposo profundo. Como su organismo se encuentra muy vulnerable en sueño profundo, el felino buscará un lugar refugiado sonde se sienta seguro para ‘apagarse’ por algunos momentos.

 Los gatos sueñan

¿Pero los gatos sueñan?

Muchos dueños se preguntan si sus gatos son capaces de soñar, en especial cuando los observan hacer movimientos o emitir sonidos mientras duermen. Y la respuesta es que sí, que los gatos sueñan y, al parecer, su actividad neuronal onírica es bastante similar a la de los seres humanos.

La mayoría de los sueños suceden mientras el animal se encuentra en la fase REM, en la cual la actividad neuronal aún es más intensa. No obstante, los gatos también pueden soñar mientras duermen profundamente, al contrario de lo que se creía hace algunos años.

Mientras se encuentran en un sueño más ligero, los sueños de los gatos se resumen en recuerdos de su día, como una especie de compilación de imágenes rutinarias. Por ello, pueden mostrar reacciones muy similares a las que suelen tener mientras están despiertos y experimentan ciertos estímulos.

No obstante, al ingresar en la etapa de sueño profundo, las experiencias oníricas se vuelven más complejas y menos objetivas o realistas. Ello ocurre porque su organismo necesita reducir significativamente la actividad neuronal para ahorrar energía, estabilizar su metabolismo y recuperar su sistema inmunológico.

Aún nos falta mucho por descubrir sobre los sueños de los gatos en la etapa no-REM. No es posible precisar con qué sueñan los gatos mientras duermen profundamente, pero se estima que sus sueños son más largos en esta etapa y podrían involucrar recuerdos de experiencia vividas hace semanas, meses y hasta años.

  • sfspca.org. Gatos, comportamiento nocturno. Extraído de: https://www.sfspca.org/sites/default/files/documents/sp-cat-nocturnal-behavior.pdf
  • Avepa.org. Preguntas y respuestas relativas a los gatos. Extraído de: https://www.avepa.org/pdf/ASOCIACIONES%20INTERNACIONALES/Preguntas%20y%20Respuestas%20relativas%20a%20los%20gatos.pdf