7 razones por las que los gatos duermen más de día que de noche

Yamila · 22 septiembre, 2016

¿Sabías que un minino adulto duerme entre 12 y 15 horas por día, pero que un felino cachorro necesita 20 horas diarias de sueño? Eso ya puede darte una pauta de los motivos para que ellos sean los reyes de la cama. En este artículo te contamos más motivos por qué los gatos duermen más de día que de noche.

Los gatos duermen más de día, ¿a qué se debe?

Si tienes un felino en casa seguro sabrás que a ellos les encanta dormir, sobre todo durante el día. Por las noches ha recuperado su energía y cuando tú quieres descansar es él quien desea jugar, comer o salir. Por supuesto que existen razones por las que los gatos duermen más de día, en lugares frescos en verano y calientes durante el invierno. Aquí te contamos por qué:

gato que perdió el apetito

1. Apetito

Claro que viviendo con personas en una casa o piso no tiene que salir a cazar porque tiene la comida servida cada día, sin embargo, su instinto igual los ayuda a estar atentos durante la noche. Al dormir muchas horas de día tiene energías para salir a proveerse de alimento desde el atardecer. Como los gatos son muy buenos cazadores, sólo necesitan un par de horas nocturnas para conseguir comida… el resto del tiempo puede seguir descansando.

2. Supervivencia

Los gatitos bebé duermen tanto como sucede con los humanos al nacer. Esto se vincula a la necesidad de estar en un lugar seguro y sin peligro cuando su madre sale a cazar. Si se quedan durmiendo, no son encontrados por los predadores. A su vez, cuando duerme el felino libera hormonas de crecimiento.

3. Naturaleza

Otra de las características que aún mantienen los gatos, aunque vivan domesticados, se relaciona con la cantidad de energías que gastarían. Si estuviesen en un medio salvaje deberían aprovechar cualquier momento de tranquilidad o sin peligro para descansar. De esta manera, si durante una noche o varias horas han de mantenerse alerta, no habrá problemas.

4. Edad

Como ya te hemos dicho, los gatos cachorros necesitan dormir muchas horas al día. Los adultos reducen un poco la cantidad de sueño diario, y a medida que van creciendo y haciéndose ancianos, necesitan otra vez dormir más.

5. Temperatura

Cuando hace frío los gatos duermen más porque así ahorran energías y su cuerpo libera el calor que precisan. También pueden elegir dormir bajo el sol para regular la temperatura corporal o aprovechar un espacio fresco durante el verano. De esta manera aumentan su actividad cuando el clima es más agradable.

6. Deseo sexual

Los gatos duermen menos cuando están en celo porque dedican una gran parte del día a buscar hembras, marcar territorio con orina y hacerse notar (y pelear) con los machos. Por ello, cuando son esterilizados suelen descansar más horas en cualquier momento del año… ya no hay ningún impulso que los lleve a estar tan activos.

7. Actividades

El aburrimiento es otra de las razones por las que los gatos duermen más de día o en general. Por ejemplo, si está solo todo el día en casa y no tiene con quién jugar, optará por dormir (mejor para ti porque de lo contrario romperá tus muebles o hará destrozos con tus cosas). El problema es que por la noche no tiene sueño y es allí cuando te molesta pidiéndote que le prestes atención cuando tú quieres descansar.

¿Cómo lograr que el gato duerma de noche?

los gatos tambien pueden ser fieles amigos

 

Esto parece ser una misión imposible para aquellos que tienen gatos, pero hay dos maneras de cambiar un poco sus hábitos en pos de una convivencia amena:

1. Ejercicio

Cuando llegas a casa, trata de jugar con el felino al menos media hora. De esta manera estará cansado y querrá dormir un poco. Lo mejor será si lo haces, ejercitar justo antes de que te acuestes, pero sin exagerar, ya que si recarga baterías puede que esté “necesitado” de actividad por largo rato.

2. Castigos

Una buena manera de evitar que el gato te moleste por la noche es desalentando su comportamiento. Aunque muchos no lo crean, se puede adiestrar al animal en este sentido. Por ejemplo, puedes tener una botella con spray llena de agua en la mesilla de noche. Cuando el felino empieza a hacer ruido le tiras un poco de líquido. Repite las veces que sea necesario hasta que aprenda.