¿Cuántas horas duerme tu gato?

Paco María García 9 agosto, 2017

Estos animales domésticos son la envidia de muchas personas. Además de comer, cumplir con necesidades fisiológicas, hidratarse y, eventualmente, jugar, la mayor parte del tiempo, están en brazos de Morfeo. Ahora bien, cuánto duerme tu gato.

No importa el lugar, tampoco la hora ni la estación. Si llueve o hace sol. Si tiene calor, frío, hambre o está aburrido. Para los gatos, cualquier razón parece ser válida para tumbarse, echar una siesta corta o caer profundamente en los brazos de Morfeo.

En promedio, 16 horas al día duerme tu gato

Los casos de amos primerizos que acuden preocupados al veterinario, alarmados porque el felino se pasa el día durmiendo, son más frecuentes de lo que se cree. Esto sucede aún a pesar de la fama de dormilones que cargan los gatos a cuestas.

¿Por qué duerme tu gato tanto tiempo?

Algunos especialistas aseguran que ésta es una de las características destacables de los felinos en general. Gracias a sus excelentes habilidades para la caza, proveerse de una fuente de alimento de calidad, que le suministre todos los nutrientes necesarios, no le quita demasiado tiempo.

Una vez saciada el hambre, podrán relajarse durante largos periodos antes de verse en la necesidad de salir de cacería nuevamente. Ese tiempo entre las comidas lo invierten en dormir.

Este es un fenómeno que no se repite en otras especies, mucho más torpes a la hora de perseguir presas.

De pequeños: tiernos y muy dormilones. Adolescentes: hiperactivos. Durante los primeros días de vida, los gatos duermen un promedio de 20 horas diarias.

Este tiempo es no solo normal, sino también necesario. Las hormonas que inciden en el crecimiento actúan mientras duerme tu gato. Cuantas más horas de sueño, el desarrollo de la mascota será más completo.

Por otra parte, se cree que ésta es otra “tradición” heredada de sus parientes silvestres. Las madres felinas deben salir de cacería para proveerse de alimento, dejando a sus cachorros solos en el nido. Para que las crías no se expongan a peligros, la naturaleza ideó un sistema en el que “los pone a dormir” todo el día.

Los cachorros evolucionan

Cuando los felinos domésticos superan las 5 semanas de vida, ya no dormitan tanto. Hasta que cumplen el año, su periodo “adolescente” es el de mayor acción y menos sueño.

En promedio, los pequeños felinos duermen un 60% de cada día, entre 12 y 13 horas en total. Además de contar con mucha energía y todas sus capacidades físicas al máximo, su curiosidad insaciable los lleva a ser más activos.

Cuando alcanzan la adultez, las horas que duerme tu gato alcanzan entre 16 y 17 de cada día, entre el 70 y 75% del total de tiempo.

Si pasan el día solos en casa, es muy probable que se dediquen solo a dormir. No es de extrañar que los dueños encuentren durmiendo a su mascota al regresar del trabajo, sobre el mismo sillón en el que lo dejaron antes de salir.

Durante el invierno, pueden descansar todavía un poco más, con el propósito de administrar mejor sus energías. También reponen su calor corporal.

Según se hacen “viejos”, retoman su rutina de cachorros de dormir hasta 20 horas diarias.

Siestas de cinco minutos, cada cinco minutos

Dónde, cuándo y cómo duerme tu gato, es algo muy curioso de ver. Es cierto que estas mascotas siempre buscarán el rincón más caliente durante el invierno, y el salón más fresco durante el verano. Pero muchas veces seleccionan como lugares para “cabecear” sitios poco ortodoxos. Puede ser dentro de la lavadora o de una olla, sobre un neumático o dentro del motor de un coche…

 

Las posiciones que adoptan para poder “acomodarse” en los espacios más insospechados, también son muy llamativas. Su flexibilidad y capacidad de adaptación los vuelve la envidia de los contorsionistas.

Las horas de sueño no son continuas, ni siquiera divididas en dos o tres grupos. Cada vez que tengan oportunidad, los gatos toman una siesta. Incluso pueden dormir sentados ante la puerta del baño, mientras esperan que su dueño tome una ducha o se arregle para salir.

Estas siestas cortas, que representan el 70% de las horas que duerme tu gato al día, son un sueño muy ligero. Se despiertan con suma facilidad y sin mayores sobresaltos.

El 30% restante, es una fase de sueño profunda, en la que pueden experimentar movimientos involuntarios del cuerpo y de los ojos. En algunos casos, llegan hasta a maullar.

Los gatos, mientras duermen profundamente, se mantienen en alerta, no deben ser molestados.

Te puede gustar