6 especies de ranas que puedes tener como mascota

Las ranas con las coloraciones más vistosas suelen ser especies venenosas. Por lo tanto, antes de adquirir a cualquier ejemplar procura obtener toda la información sobre sus características y cuidados.

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 12 enero, 2022

Algunos anfibios son utilizados como mascotas exóticas gracias a su apariencia peculiar y su mantenimiento “sencillo”. Entre los más conocidos se encuentran diferentes especies de ranas, cuyos comportamientos se convierten en un espectáculo visual para sus tutores. Sin embargo, los requisitos de los hábitats de cada una son diferentes y precisan ciertas condiciones mínimas para mantenerse sanas.

Antes de elegir a cualquier mascota, debes asegurarte de que tienes la capacidad de darle todo lo que requiera. Si en este punto ya te has decidido por adquirir a un anfibio como mascota, sigue leyendo este artículo para que conozcas a 6 ranas que puedes tener en casa.

¿Cómo se debe mantener a una rana?

Los anfibios precisan un suministro constante de agua en su medio, así como alta humedad y una temperatura cálida. Esto significa que el terrario necesita estar cerrado por casi todos sus lados para mantener las condiciones estables y aptas. Además, la limpieza se debe realizar por lo menos una vez al mes y hay que desinfectar todo el hábitat sin productos químicos nocivos.

El agua que se utilice en el terrario debe ser libre de cloro, ya que es un elemento perjudicial para los anfibios. Evita manipularlos a menos que sea necesario y lávate las manos antes y después de tocarlos. Recuerda que la piel de estos organismos es muy sensible y cualquier bacteria u hongo puede llegar a ser letal para su salud.

Todas las especies de ranas tienen ciertas necesidades específicas para poder ser criadas como mascota. Por esta razón, investiga bien al ejemplar que quieras tener de compañía para que comprendas todos sus requerimientos. Esto te ayudará a elegir el tamaño del hábitat, la alimentación, la temperatura ideal y la vegetación dentro del terrario.

Especies de ranas utilizadas como mascota

Ciertas especies de ranas son mucho más demandantes y delicadas que otras, por lo que es mejor conocer bien las opciones que existen antes de elegir a tu mascota. Recuerda adquirir a tu ejemplar solo en comercios autorizados avalados por las autoridades de tu país. La siguiente lista contiene a algunos de los anfibios más populares.

1. Rana pacman (género Ceratophrys)

Las ranas pacman son originarias de las regiones tropicales de Sudamérica. Miden menos de 20 centímetros de diámetro y viven cerca de 15 años. Se caracterizan por presentar una gran boca y un apetito voraz, de modo que se pueden comer cualquier cosa que se ponga enfrente. Exhiben unos hermosos cuernos encima de sus ojos y patrones de coloración diversos según el ejemplar.

Este anfibio es considerado una buena opción para las personas que no han tenido ranas antes, ya que resiste bien las condiciones adversas. Requiere que la temperatura de su ambiente se encuentre entre 24 y 30 grados Celsius, con una humedad no menor al 80 %. Además, el terrario para un ejemplar no debe medir menos de 50 centímetros de largo y 30 centímetros de ancho.

2. Rana arborícola gris (Hyla chrysoscelis)

Las ranas arborícolas grises son bastantes pequeñas y miden entre 3 y 6 centímetros de largo. Se distribuyen de manera natural en ciertos bosques y pantanos de Norteamérica. Pasan la mayor parte de su vida encima de los árboles, de modo que son unas excelentes y ágiles escaladoras. Además, su coloración gris y su tamaño les permiten pasar desapercibidas con gran facilidad.

Estos anfibios pueden vivir bien en terrarios pequeños de al menos 30 centímetros en cada lado. Requieren temperaturas de entre 20 y 26 grados Celsius y una vasta cantidad de vegetación, troncos, piedras y ramas que simulen su ambiente arbóreo.

3. Rana toro (Lithobates catesbeianus)

La rana toro no es la especie más bonita de todas, aunque es muy resistente a las condiciones adversas. Puede alcanzar los 20 centímetros de largo con pesos de casi 1 kilogramo. Es originaria de Norteamérica, pero ha sido introducida en varios países por accidente. Además, tiene un apetito voraz, por lo que es capaz de causar un grave daño ecológico cuando es invasora.

Antes de adquirir un ejemplar de esta especie es importante revisar si está permitida en tu región. En España y varias zonas de Europa es ilegal mantenerla como mascota, mientras que en Norteamérica es común encontrarla en criaderos. Los terrarios no necesitan muchos requerimientos, pues resiste desde los 15 a los 42 grados Celsius, con una humedad de entre 33 % y 100 %.

4. Rana verde de ojos rojos (Agalychnis callidryas)

La rana verde de ojos rojos se distribuye desde México hasta Colombia. Es una especie muy llamativa que luce colores contrastantes y brillantes. Además, tiene hábitos arborícolas, de modo que es una excelente escaladora. Mide poco más de 7 centímetros de longitud y exhibe un peculiar aspecto esbelto con ojos muy evidentes.

Esta rana es una de las que tiene los cuidados más rigurosos, pues cualquier cambio en su hábitat podría significar un gran riesgo para su salud. La temperatura debe mantenerse entre los 25 y 27 grados Celsius con una humedad mayor al 80 %. Precisa vegetación, rocas, ramas y troncos para escalar, por lo que su terrario no puede tener menos de 60 centímetros de alto y 50 centímetros de largo y ancho.

Esta especie no se recomienda para tutores primerizos. Es bastante delicada, aunque toda atención merece la pena. 

5. Rana enana africana (género Hymenochirus)

Esta especie es originaria de África, donde habita en arroyos y estanques de aguas lentas. Tiene un tamaño de entre 3 y 4 centímetros de longitud, por lo cual es considerada una de las ranas más pequeñas. Suele pasar casi toda su vida dentro del agua y solo sale cuando es estrictamente necesario.

La rana enana africana es uno de los anfibios más fáciles de cuidar por los pocos requisitos que necesita. Vive por completo bajo el agua, así que se precisa de un acuario de al menos 40 litros para mantener a 2 o 3 ejemplares a la vez. La temperatura no debe bajar de 20 grados Celsius. Además, es vital contar con un filtro de acuario que mantenga las condiciones óptimas del agua.

6. Rana arborícola verde de Australia (Litoria caerulea)

También es conocida como rana arborícola rechoncha. Tiene un tamaño de casi 10 centímetros de longitud y su coloración suele presentar distintas tonalidades de verde. Esta rana arborícola posee unos grandes ojos dorados con pupilas horizontales y protuberantes. Además, exhibe discos en sus extremidades que le permiten adherirse a los árboles.

La rana arborícola verde de Australia necesita un terrario con ramas, troncos y vegetación que simulen su hábitat natural. Para ello, es necesario que sus medidas sean mínimo de 60 centímetros de alto por 50 centímetros de ancho y largo. En cuanto a las condiciones de su hogar, la temperatura no debe bajar de los 26 grados y contar con una humedad del 70 %.

Cómo te puedes dar cuenta, existe una gran variedad de especies de ranas que puedes adoptar como mascota. Sin embargo, cada una precisa de características distintas en su hábitat para poder tener una calidad de vida adecuada. Los anfibios son compañeros poco comunes en los hogares, pero ten por seguro que son bastante impresionantes.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
Enfermedades más comunes de las ranas

Muchas enfermedades son comunes en las ranas y pueden acabar con su vida de forma muy rápida. Te mostramos cuáles son y sus tratamientos