Rana de uñas africana enana: cuidados y características

La rana de uñas africana enana es uno de los mejores anfibios para iniciarse en el mundo de las mascotas exóticas, pues es una especie de fácil cuidado y gran resistencia.
Rana de uñas africana enana: cuidados y características
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 03 noviembre, 2020.

Última actualización: 03 noviembre, 2020

¿Alguna vez has soñado con tener algo más exótico que peces en un acuario, pero con cuidados similares a ellos? Si la respuesta es sí, la rana de uñas africana enana es la mejor mascota posible para ti.

Hoy te presentamos a un anfibio de características y cuidados atípicos, pues tal y como te hemos adelantado, esta rana no sale del agua en ningún momento de su vida. Aún así, por acuático que sea, este anuro no es un buen compañero en acuarios con peces. Si quieres conocer los cuidados de este simpático y resistente animal, continúa leyendo.

Consideraciones iniciales

La rana de uñas africana enana (género Hymenochirus) es un anfibio anuro de la familia Pipidae, un grupo de ranas acuáticas que habitan en la región tropical de Sudamérica y el África Subsahariana. Estamos ante unos animales de muy pequeño tamaño, un aspecto grácil y coloraciones discretas.

Es común que la rana de uñas africana enana se confunda con la rana de uñas a secas, es decir, el género Xenopus. Esto se debe, principalmente, a que ambos animales pertenecen a la familia Pipidae y son estrictamente acuáticos. Aún así, poco más tienen en común aparte de su relación taxonómica y su vida permanente bajo el agua. 

La especie del género Xenopus más famosa (Xenopus laevis) puede alcanzar hasta 12 centímetros de longitud, mientras que las ranas de uñas africanas enanas a duras penas superan los cuatro centímetros. Además, según organismos gubernamentales, la especie Xenopus laevis es potencialmente invasora, por lo que está prohibida su tenencia.

Por esta importante consideración, es esencial que todo tutor sea precavido y pregunte antes por el animal que está comprando. Recuerda: el género que hoy nos atañe es Hymenochirus. En general, se pueden encontrar en venta hasta cuatro especies dentro de este grupo. Te las mostramos a continuación:

  • Hymenochirus boettgeri.
  • Hymenochirus boulengeri.
  • Hymenochirus curtipes.
  • Hymenochirus feae.
Ranas enanas en un acuario.

Cuidados de la rana de uñas africana enana

Una vez hemos descrito los posibles problemas que un potencial comprador se puede encontrar, es hora de mostrar los cuidados en cautiverio de esta curiosa especie. Desde luego, estamos ante uno de los animales exóticos más fáciles de cuidar en todo el ámbito de la terrariofilia.

En lo que al acuario se refiere —y debido al pequeño tamaño de la rana—, una pecera de 30 litros de volumen será más que suficiente para un par de ejemplares. Eso sí, este receptáculo deberá estar densamente plantado y tener abundantes recovecos y ramas acuáticas. El enriquecimiento ambiental es esencial para los animales exóticos.

La grava del acuario tiene que ser de grano grande, nunca arena. Esto evitará que la rana se la trague y sufra problemas estomacales.

Al tratarse de una especie tropical, lo ideal es que la temperatura del agua se mantenga en unos 25 grados centígrados durante todo el año. Esto se consigue mediante un calentador, pero no os preocupéis: esta herramienta es muy barata, eficaz y se encuentra en cualquier tienda de animales.

Más allá de esto, es aconsejable que el acuario cuente con un filtro, pues las ranas de uñas africanas enanas generan residuos —como cualquier pez—. Aún así, es aconsejable que este no produzca corrientes muy fuertes, pues el animal podría verse arrastrado y sufrir estrés continuo.

Esta rana es estrictamente carnívora, por lo que se le deberán ofrecer presas de pequeño tamaño, que pueden estar vivas o muertas. Larvas de mosquito, moscas, microgrillos, pequeños crustáceos o lombrices enanas son siempre buenas opciones para la especie. Eso sí: estos animales nunca se podrán alimentar a base de comida para peces.

La importancia del agua

Los anfibios intercambian gases y mantienen su homeostasis interna a través de la piel, razón por la cual un correcto desarrollo de esta es esencial. Por ello, el agua del acuario de la rana de uñas africana enana debe tener un pH neutro y, sobre todo, estar libre de cloro. Este compuesto químico puede dañar la piel del animal.

Existen sustancias declorantes en venta en cualquier tienda especializada en la acuariofilia.

Por último, es necesario recalcar que no es bueno tener a estas ranas con peces en el acuario. La rana puede tratar de comerse a los peces más pequeños, o viceversa. Además, las sustancias de desecho del pez pueden dañar gravemente la salud de estos anfibios.

Una rana de uñas con fondo negro.

Una primera mascota ideal

Como hemos podido ver en estas líneas, la rana de uñas africana enana es una alternativa interesantísima a los peces convencionales. Además, produce unos cantos característicos bajo el agua en forma de «ultrasonido» que no dejan a nadie indiferente.

Sin duda, debido a su resistencia y fácil mantenimiento, este pequeño anfibio es una de las mejores opciones para iniciarse en el mundo de los animales exóticos.

Te podría interesar...
Rana de Budgett: características y cuidados
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Rana de Budgett: características y cuidados

La rana de Budgett, a pesar de presentar un aspecto cómico, es un anfibio exigente de requerimientos bastante específicos.