Consejos para hacer un acuaterrario

Los acuaterrarios son el mejor ejemplo de un segmento vertical de un ecosistema. Peces y anfibios pueden convivir en este ambiente medio acuático medio terrestre.
Consejos para hacer un acuaterrario
Ana Díaz Maqueda

Escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda el 19 Octubre, 2020.

Última actualización: 19 Octubre, 2020

En ocasiones, es muy difícil decantarse por un tipo de hábitat doméstico, pues elegir entre un terrario o un acuario para los aficionados de ambos mundos puede resultar una decisión compleja. Por ello, muchas personas se declinan por el paludarium, también llamado acuaterrario. ¡Lo mejor es que puedes hacer un acuaterrario por ti mismo!

Este tipo de ecosistemas en miniatura pueden resultar complicados de mantener, ya que combinan las dificultades de ambos tipos de ambientes. Además, lo habitual es querer colocar animales en ellos, lo cual aumenta los cuidados que hay que dedicarles. 

Por todos estos motivos, te ofrecemos en las siguientes líneas varios consejos para que tu acuaterrario o paludarium y todos los seres vivos que habiten en él se mantengan sanos.

¿Qué es un acuaterrario?

Un acuaterrario engloba toda la belleza de un acuario y un terrario en un único recinto. Existen muchos tipos de acuaterrarios, pero todos ellos deben cumplir una regla básica, tener agua y tierra seca, de forma que puedan convivir tanto plantas y animales de ambos ambientes, acuáticos y terrestres —aunque también mixtos—.

En general, no existe una proporción exacta de agua o tierra, pero es indispensable que haya la suficiente cantidad de tierra firme como para que puedan vivir seres que no quieran estar en el agua. De lo contrario, nos encontraríamos ante un ripario que, a pesar de que tiene suelo firme, este no es lo suficientemente seco y amplio como para que vivan animales y plantas.

Un acuaterrario con peces.

Características claves de los paludarium

En primer lugar, antes de comenzar a hacer un acuaterrario, se deben tener en cuenta los tres pilares sobre los que se fundamentan este tipo de ecosistemas, que suelen estar dividido en tres estratos: parte aérea o dosel, parte terrestre y parte con agua.

El dosel, como si de un bosque se tratase, es la parte más alta del acuaterrario. Puede estar compuesto por ramas y plantas, las cuales tienen sus raíces en la tierra. Esta zona es la preferida por los animales que suelen estar lejos del agua, con más acceso a la luz y las corrientes de aire, como los reptiles y artrópodos.

La parte terrestre es fundamental en el tanque si se quiere construir un acuaterrario —a diferencia del dosel, que podría estar ausente—. Bajo esta zona, siempre debe haber una pieza de material duro que separe totalmente el sustrato del agua. Sobre ella podrán colocarse otros materiales como arena, rocas, madera, etc.

Por otro lado, esta parte terrestre también debe tener regiones donde llegue la luz y los animales puedan tomar el sol y secarse totalmente. Este área del tanque es muy necesaria si se quieren introducir animales semiacuáticos como ranas o tortugas. Del mismo modo, será el lugar apropiado para colocar plantas terrestres.

Por último, el estrato más inferior es la parte acuática. Este área no solo aporta el ambiente crucial para las especies acuáticas, pues también es necesaria para mantener una correcta humedad en el resto del acuaterrario.

¿Cómo hacer un acuaterrario?

Lo más sencillo y la opción que muchos aficionados a este mundo eligen para comenzar a hacer un acuaterrario es partir de un acuario y agregarle características terrestres —o de un terrario y añadirle agua—.

Hacer un acuaterrario desde un acuario

Desde luego, lo más fácil y habitual es construir un acuaterrario a partir de un acuario que ya se tenga en casa. Antes que nada, se deberá vaciar completamente el tanque para secarlo y comenzar a agregar la zona terrestre. 

Una vez vacío, se puede agregar una superficie firme y pegarla a la pared del tanque, con pegamentos no tóxicos especiales para los acuarios. Otra opción es colocar la superficie con una base que apenas reste espacio a lo que será la zona acuática.

Como tercera opción, se encuentran las plataformas flotantes. No obstante, estas no son viables para animales o plantas totalmente terrestres. Solo sirven para pequeños anfibios que se incursionan en tierra muy pocas veces a lo largo de su ciclo vital, como puede ser el tritón vientre de fuego.

Una vez se fije la parte terrestre, podrán comenzar a incluirse los elementos decorativos y las plantas. Ambos formarán el medio donde vivirán los animales, por ello es importante establecer zonas diferentes como refugios, solárium y orillas.

Tras esto, podrá llenarse el tanque con agua, de forma que se sigan los consejos habituales a la hora de comenzar con un acuario. Por ejemplo, la instalación de los filtros, regulación del pH y temperatura, etc.

La mayor desventaja al reconvertir un acuario en paludarium es que se dificultan los cuidados habituales de limpieza del agua. Sin embargo, existen plantas acuáticas que actúan como filtros naturales y reducen los cuidados del acuario.

Transformar un terrario en acuaterrario

Convertir un terrario en acuaterrario también es una práctica habitual, el problema es que este tipo de paludarium no podrá contener mucha cantidad de agua sin comenzar a tener fugas. Si tu idea es que sobreviva una gran variedad de animales en el agua, no debes utilizar un terrario.

El procedimiento es prácticamente el mismo, la diferencia es la cantidad de agua. Al ser tan poca no podrás poner filtros ni nada para mantenerla, por lo que deberás cambiarla por completo cada poco tiempo.

¿Qué animales son los más aptos para los acuaterrarios?

Una vez construido el paludarium es hora de introducir a los animales, pero ¿cuáles elegir? En general, dentro de los animales acuáticos, cualquier pez de agua dulce puede vivir cómodamente en un acuaterrario si el agua tiene la misma calidad que la de un acuario convencional. Además, se pueden introducir invertebrados como caracoles o camarones.

Ahora bien, lo más emocionante de tener un acuaterrario es poder introducir animales semiacuáticos. Los cangrejos son una buena opción, pero la parte terrestre debe tener una buena cantidad de arena para que puedan enterrarse. Por otro lado están los peces saltadores de lodo, que viven muy bien en este tipo de ecosistemas.

Otros tipos de animales, como las ranas, salamandras o tritones darán un aspecto muy tropical al acuaterrario. No obstante, es importante resaltar que muchas de las especies de ranas necesitan que el acuaterrario tenga un buen dosel donde esconderse para tomar el sol.

Las tortugas son otra buena opción pero, al contrario que los anfibios, suelen alcanzar tamaños más grandes y la vida en el acuaterrario no es la óptima para ellas.

Un tritón alpino como mascota.

Ahora que conoces estos consejos, puedes comenzar a hacer un acuaterrario en casa. Si no dispones de acuario o terrario que transformar, siempre puedes adquirirlo en tiendas especializadas. La clave para tener un acuaterrario espectacular es la imaginación.

Te podría interesar...
Un acuario marino en casa: majestuosidad con diversos cuidados
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Un acuario marino en casa: majestuosidad con diversos cuidados

Un acuario marino en casa no solo aporta un espléndido decorado, también en un lugar de tranquilidad y relajación para pasar horas de observación.



  • Komala, R., Suryanda, A., & Lismana, D. D. (2016). Pengembangan paludarium sebagai media pembelajaran biologi pokok bahasan ekosistem di sma. Biosfer: Jurnal Pendidikan Biologi, 9(1), 10-14.
  • Ottevanger, R. (2009). U.S. Patent Application No. 12/136,850.
  • Unknown. (2020). PALUDARIUM: EVERYTHING YOU NEED TO KNOW. Bantam Earth.