Cómo elegir el mejor sustrato para reptiles

Aitana Bellido · 17 abril, 2019
En función del material, cada sustrato puede ofrecer a tu reptil una experiencia completamente diferente

A la hora de conformar el terrario de nuestras mascotas es importante conocer el sustrato para reptiles que mejor se adaptará a sus características y necesidades. La comodidad y la salud de nuestro reptil van a depender en gran parte del sustrato que escojamos.

Qué es y cómo debe ser un buen sustrato para reptiles

El sustrato es todo aquel material que vamos a utilizar para cubrir el fondo del terrario de nuestro animal. Va a constituir su hábitat y va a estar presente durante el resto de su vida, por lo que es muy importante familiarizarse con las diferentes opciones que ofrece el mercado para poder elegir el mejor sustrato para nuestra mascota.

Cómo hacer un terrario para tortugas casero

Las características esenciales que debe reunir son las siguientes:

  • No debe contener elementos tóxicos para el animal que pueda ingerir, inhalar o tocar.
  • El material escogido no debe desprender sustancias tóxicas al degradarse con el paso del tiempo.
  • Se podrá lavar y desinfectar con facilidad.
  • Podrá retener bien la humedad para evitar problemas ambientales.
  • Tendrá un aspecto natural. Los colores excesivamente chillones no se recomiendan.

No todos los materiales disponibles cumplirán con estas características. Para encontrar el mejor sustrato para reptiles tendremos que familiarizarnos con los distintos tipos que tenemos a nuestra disposición.

Sustratos para reptiles en función del material

Los materiales baratos y duraderos suelen ser los más populares entre los dueños de reptiles. Algunos de los más baratos, no obstante, pueden estar hechos con ingredientes sintéticos que desprenden elementos tóxicos con el tiempo.

Serpiente como mascota

  • Sustrato a partir de césped artificial. El terrario estará recubierto con una base textil. El primer césped artificial para terrarios fue desarrollado por la marca Astroturf. Su flexibilidad y la facilidad con la que puede desinfectarse han influido en la popularidad de este material. Dado que puede cortarse, este sustrato puede adaptarse perfectamente a la forma de tu terrario. Uno de los peligros del césped artificial, no obstante, es la posibilidad de que tu mascota pueda tragarse trozos de plástico que se desprendan con el tiempo.
  • Sustratos para reptiles a partir de arenas. Encontramos bases compuestas de arenas de playa, arenas de gravilla y arenas de sílice. Las primeras se suelen recomendar para terrarios de insectos, ya que los reptiles suelen acabar ingiriéndola por error al sacar la lengua. También puede causar infecciones del tracto urinario. La arena a base de gravilla se recomienda para especies desérticas de gran tamaño, aunque se recomienda que los alimentos se proporcionen en una zona separada.
  • Sustratos a base de papel de periódico cortado en tiras. Este sustrato, aunque no es especialmente agradable a la vista, es barato y puede cambiarse sin problemas. Sus componentes no resultan nocivos para los animales y absorbe bien la humedad. Su principal inconveniente es que requiere la limpieza semanal del habitáculo, aunque los cambios constantes previenen eficazmente la aparición de parásitos y enfermedades.