¿Cómo elegir el primer reptil para adoptar?

Francisco María García · 10 mayo, 2018
Los cuidados de estos ejemplares son más específicos que los de las mascotas más habituales; sin embargo, hay especies cuyo mantenimiento es más sencillo que el de otras

¿Cómo elegir el primer reptil para adoptar?

A pesar de lo que mucha gente pueda pensar, la mayoría de los reptiles son criaturas aptas para convertirse en mascotas. Si bien no son animales de compañía tan comunes como los perros o los gatos, hay quienes los eligen para tenerlos en casa.

Hay que tener en cuenta que todos los reptiles, desde lagartos hasta serpientes, requieren ciertos cuidados especiales. Por ello, es importante conocer algunas de sus características, y tomar en consideración ciertos elementos, antes de elegir el primer reptil para adoptar.

Lo que hay que saber antes de llevarse un reptil a casa

Todos los reptiles necesitan cuidados y atenciones básicas para poder mantenerlos en casa de forma apropiada. Cuidar a un reptil puede resultar más difícil que cuidar a mamíferos que, de alguna manera, se parecen más a nosotros.

Hay algunas especies de reptiles que son más fáciles de cuidar que otras, y esto se debe tener en cuenta a la hora de elegir el primer reptil. Algunos son de sencillo mantenimiento y convivencia, ideales para los principiantes. Pero hay otros que requieren una mayor experiencia y de conocimientos avanzados por parte de sus cuidadores.

Otro factor importante a considerarse son los elementos físicos que se necesitarán para mantener en cautiverio al reptil que se haya elegido. Dependiendo de la especie, la inversión para su alojamiento y supervivencia puede ser más o menos costosa.

El espacio, alimentación y más factores

Además de contar con los elementos básicos y con el espacio suficiente, para mantener un reptil sano y feliz a menudo se requieren varios elementos adicionales. No basta con una caja de plástico o un terrario; pueden ser necesarios, además, sistemas de iluminación o de calefacción.

La alimentación también puede representar un gasto importante. No es lo mismo tener como mascota un reptil que come hojas o plantas, que uno que se alimenta de animales vivos.

Si hay niños en casa, hay que considerar también que el primer reptil que tengan cerca les llamará mucho la atención, por lo que querrán tocarlo y abrazarlo.

En todo caso, a la hora de elegir el primer reptil para adoptar, es muy recomendable acudir a una tienda especializada. Es importante que el vendedor entienda realmente sobre el tema, y le dedique tiempo al comprador para ayudarle a tomar la mejor decisión.

Como hemos visto, la elección dependerá de muchos factores como la edad del cuidador, el espacio disponible, el presupuesto y el tiempo que se le quiera dedicar.

¿Cuáles son las especies más recomendables para principiantes?

Los geckos

La especie más recomendada para los principiantes en materia de reptiles son los geckos. Se trata de lagartos pequeños, muy dóciles y fáciles de cuidar. Los hay de diferentes tamaños, pero la mayoría miden apenas unos pocos centímetros.

Gecko leopardo

El gecko o geco no necesita mucho espacio, se alimenta de insectos y no requiere muchos cuidados; un terrario simple y un poco de agua serán suficientes.

La iguana

Uno de los reptiles favoritos y más vendidos en las tiendas es la iguana verde. A pesar de que pueden resultar muy atractivas, es necesario saber que esas iguanas son animales jóvenes que aumentarán mucho de tamaño. Aunque en el momento de comprarlas miden entre 20 y 50 centímetros, con el tiempo pueden llegar a medir cerca de dos metros.

Cuidados básicos de la iguana

Para tener una iguana en casa, es necesario adecuar un terrario que tenga una altura suficiente para colocar un tronco que el reptil pueda escalar; la temperatura y la humedad deberán ser controladas.

Las iguanas comen insectos, frutas, verduras y hojas; cuando son jóvenes comen más que cuando son adultas, y es necesario alimentarlas tres veces por semana.

Si la iguana experimenta un cambio de color, o su piel pierde el brillo, puede ser señal de un problema de salud; en ese caso será necesario acudir a un veterinario.

Camaleones y tortugas

El camaleón también es uno de los favoritos como primer reptil para adoptar, y sus cuidados son similares a los de la iguana. Sin embargo, son animales que se estresan mucho; si se quiere tener un reptil que se pueda tocar mucho o tener en brazos, el camaleón definitivamente no es el más adecuado.

Tortuga pintada

Si lo que se busca es una tortuga, hay que saber que existen de diferentes tipos, cada una con distintas necesidades en cuanto a cuidados. Las tortugas de Florida son las más económicas y muy fáciles de cuidar.