Engullidor negro y sus características

Guillermo Bisbal · 5 diciembre, 2018
A pesar de su pequeño tamaño, el engullidor negro es un pez que es capaz de alimentarse de peces mucho más grandes que él, lo que es posible gracias a su gran mandíbula y la gran elasticidad de su pequeño estomago

El engullidor negro (Chiasmodon niger) es una especie de pez óseo de la clase Actinopterygii, orden perciformes y de la familia Chiasmodontidae. Es un pez que habita en las oscuras profundidades del mar.

El engullidor negro se alimenta de casi cualquier otro animal que se le interponga en su camino sin importar su tamaño. Por esta razón, la mayoría de los ejemplares de esta especie capturados han muerto por ingerir presas demasiado grandes: se rompen las paredes de su estómago o se producen gases en su interior que impulsan al animal hacia la superficie.

Características y hábitat del engullidor negro

El engullidor negro es un pez marino que habita en las zonas mesopelágica y batial, entre los 700 y los 2 750 metros de profundidad en los océanos Pacífico, Atlántico e Índico, con mayor densidad de población en zonas tropicales.

Su cuerpo alargado es de color negro oscuro o café oscuro, puede llegar a medir hasta 25 centímetros y carece de escamas. Su boca es de gran tamaño, la cual contiene varios dientes con grandes caninos. Las aletas pectorales son largas y presenta dos aletas dorsales, la segunda mayor que la primera, mientras que su cola es ahorquillada.

La característica más notable de este pez es su estómago, el cual se puede dilatar para así poder tragar peces enteros que son más grandes que él. Sus presas pueden llegar a ser de más del doble de su longitud y de 10 veces su peso. Esto lo consigue debido a la extensión de su mandíbula y la dilatación de su estómago, que después de la digestión vuelve a su tamaño normal. Algunas veces tragan peces tan grandes que acaban rompiendo su estómago.

En la gran variedad biológica del planeta Tierra existen muchas otras especies de peces con la capacidad de tragar presas más grandes en relación a su tamaño. Sin embargo, el engullidor negro las vence a todas.

Chiasmodon niger
Fuente: https://www.australiangeographic.com.au

Alimentación y reproducción del engullidor negro

Se alimenta de peces óseos, algunos mucho más grandes que él. Engulle a sus presas extendiendo su mandíbula y empujándolas hasta el estómago, el cual puede dilatarse en función del tamaño de la presa.

El engullidor negro puede comer otros peces de 20 veces su tamaño, lo que es una proporción exagerada para un pez tan pequeño. Esto hace que tarde semanas en digerir a su presa, lo que permite que este sumamente vulnerable, ya que su estómago está muy estirado y puede ser roto por un animal más mortífero que él.

Las hembras del engullidor negro son mucho más grandes que los machos. Para procrear, la hembra es sujetada por el macho gracias a su gran mandíbula. Su reproducción es de manera ovípara, es decir, mediante la producción de huevos, los cuales son movidos por las corrientes marinas en mar abierto. Las larvas del engullidor negro adquieren su color característico a medida que van creciendo.

Fuente de la imagen principal | https://www.wideopenspaces.com

Mooi, R.D. y J.R. Paxton, (2001). “Chiasmodontidae. Swallowers”. En K.E. Carpenter y V. Niem (eds.) FAO species identification guide for fishery purposes. The living marine resources of the Western Central Pacific. Roma: FAO.