El olor corporal de los gatos

Cuando estos desprenden un aroma fétido, es fundamental acudir a un veterinario para comprobar el achaque que sufre; y es que los mininos se lavan y no deberían desprender ningún hedor

Los gatos pasan mucho tiempo lamiendo su pelaje, por lo que normalmente no desprenden olor. Sin embargo, en ciertas ocasiones el olor corporal de los gatos puede ser realmente malo. ¿Por qué sucede?

¿Por qué puede ser malo el olor corporal de los gatos?

Como vemos, el olor corporal de los gatos sanos es casi imperceptible por el ser humano. A veces desprenden un ligero aroma a heno que resulta agradable; esto sucede porque los gatos poseen glándulas salivales con un componente desodorante.

La higiene felina cumple una función de limpieza y supervivencia. Al lamerse después de comer, el gato elimina todo vestigio de olor que pueda atraer depredadores hacia él.

Gatos acicalándose

Por estas razones, un mal olor corporal en los gatos llama la atención y debe alertar al dueño sobre un posible problema de salud en el felino. En todos los casos, se debe acudir al veterinario; después de una revisión exhaustiva se determinará la causa específica y el tratamiento a seguir.

Causas de un mal olor corporal en gatos

Infecciosas

Una infección de oído, además de causar dolor, huele mal. El gato está incómodo y se rasca constantemente las orejas, que estarán llenas de cerumen.

Si el mal olor corporal de los gatos proviene de la boca, puede deberse a la presencia de una infección en los dientes o paladar, un absceso bucal o un problema digestivo más grave. Al lamerse, el animal extiende el mal olor al resto del cuerpo.

Digestivas

Una dieta inadecuada puede hacer que el gato despida gases malolientes. Ello sucede cuando se les alimenta con leche y alimento balanceado con alto contenido de granos.

El estómago del gato no puede digerir algunos alimentos correctamente, lo que provoca hinchazón y flatulencias. La intolerancia a ciertos alimentos o los parásitos intestinales también causan indigestión y mal olor corporal en los gatos.

Maduración sexual

Los gatos que alcanzan su madurez sexual despiden un fuerte olor a orina. La única solución efectiva para evitar esto, es la castración; con ello también se previene la marcación de territorio con orina por toda la casa.

Glandular

Debajo de la cola, los gatos tienen unas glándulas que segregan una sustancia con un olor característico. Cuando están sanas esas glándulas no se percibe olor alguno, pero cuando se obstruyen y llenan, desprenden un desagradable olor que invade todo el pelaje.

Bacterias y hongos

Las pulgas, garrapatas y ácaros causan infecciones bacterianas que afectan la piel de los gatos. La infección por hongos no solo produce mal olor, sino parches de piel desnuda, descamación, picazón y dolor.

Como eliminar el mal olor corporal de los gatos

Descartadas las causas anteriores, en el hogar se pueden seguir las siguientes recomendaciones para ayudar al gato a mantener un pelaje suave y brillante, libre de malos olores.

Cepillado

Aunque a los gatos no les agrada ser cepillados, es una buena manera de ayudarlos a deshacerse de la suciedad y pelos sueltos que puedan quedar en el pelaje. Lo recomendable es hacerlo al menos dos veces por semana.

Qué hacer si tu gato pierde mucho pelo

Higiene

La hora del baño tampoco es algo que les guste a los gatos; un baño breve de forma periódica, con productos especiales, contribuye a su buena salud. Los champús secos aptos para gatos son otra opción para evitarles un mal momento en el agua.

Es importante, cuando aplicamos este tipo de productos, tener cuidado de que el animal no se lama. Algunos champús evitan la aparición de pulgas y garrapatas.

Para mantener los dientes del gato limpios y sanos es recomendable realizar un cepillado de vez en cuando, con una pasta dental y cepillo especial para felinos. Estos productos se consiguen en las tiendas para mascotas. La bandeja sanitaria debe estar siempre limpia, porque las heces acumuladas ensucian las patas del gato.

Dieta

Utilizar una alimentación balanceada, de calidad, y proveer suficiente cantidad de agua evita las indigestiones y el mal olor que estas originan. El alimento seco es mejor que el húmedo, pues ayuda a eliminar el sarro de los dientes, cuya acumulación puede producir mal aliento.

Heridas

Cuando el gato tiene la costumbre de salir al exterior es probable que se haga algunas heridas. Si estas se infectan emanan olor fétido; por esta razón, es bueno revisar periódicamente al gato para localizar arañazos o heridas y aplicar el tratamiento oportuno.

Te puede gustar