¿Cómo mantener la higiene bucal de tu gato?

Los trastornos orales y las enfermedades dentales suelen resultar de la acumulación de sarro en dientes y encías; y la halitosis suele ser el primer síntoma de que hay un desequilibrio en la boca de tu felino

El número de diagnósticos de enfermedades dentales es creciente en los felinos domésticos. Estas afecciones suelen ser dolorosas e incomodas para el animal. Cuidar la higiene bucal de tu gato es fundamental para prevenir dichas patologías y preservar su salud.

La importancia de la higiene bucal de tu gato

La higiene bucal es parte fundamental de una correcta medicina preventiva para todas las especies. Los felinos necesitan cuidados orales para garantizar un proceso digestivo adecuado y evitar la proliferación de microorganismos.

Los trastornos orales y las enfermedades dentales suelen resultar de la acumulación de sarro en dientes y encías; y la halitosis suele ser el primer síntoma de que hay un desequilibrio en la boca de tu felino.

Casi siempre estos desequilibrios derivan de una higiene dental deficiente o directamente de su ausencia. El cepillado diario es la única forma de eliminar las placas bacterianas y evitar la formación del sarro. Por ello, es fundamental reafirmar la importancia de la higiene bucal de tu gato.

Placas y sarro: qué son y por qué es importante combatirlos

Durante su alimentación diaria, los gatos suelen acumular partículas de comida entre sus dientes y en sus encías. Estas zonas ofrecen condiciones óptimas para la aparición y el desarrollo acelerado de diversas bacterias.

Dieta balanceada para los gatos

La presencia de dichas bacterias sumada a moléculas de azúcar de los restos alimentarios lleva a la formación de placas. Las placas son películas finas, incoloras y pegajosas que se adhieren a los dientes y a las encías.

Este fenómeno produce una retroalimentación, donde las placas empiezan a servir de alimento para las propias bacterias que la ocasionan. Genera la producción de toxinas y ácidos que irritan las encías y corroen el esmalte de los dientes.

Si las placas no son eliminadas a tiempo, se combinan con los minerales de la saliva y se endurecen. El sarro, también llamado cálculo dental, es justamente el resultado de la calcificación de las placas bacterianas. Una vez formado el sarro, las bacterias se adhieren al diente y penetran el esmalte; dan lugar a las caries.

¿Cómo eliminar el sarro de tu gato?

Cuando las placas se calcifican y forman el sarro, ya no es posible eliminarlo con el cepillado habitual. Se hace necesaria la intervención quirúrgica bajo anestesia de un veterinario especializado en odontología felina.El tipo de intervención, su intensidad y la recuperación varían de acuerdo al avance del sarro en cada animal.

Una vez más, vale la pena recordar la importancia de la prevención. Actitudes sencillas garantizan la buena higiene bucal de tu gato, además de evitar dolores y tratamientos más complejos.

Alimentación balanceada: clave para una salud oral equilibrada

Una alimentación desequilibrada puede provocar muchas enfermedades: desde mal aliento hasta obesidad, problemas digestivos y diabetes.

El alimento balanceado debe ser elegido primeramente según la edad y el tamaño del felino. También hay piensos comerciales para condiciones especiales como alergias, sobrepeso, problemas urinarios, renales o hepáticos.

cambiar la dieta de tu gato

Actualmente, algunos alimentos innovadores intentan disminuir la formación de placas con estrategias de abrasión mecánica y substancias químicas. Sin embargo, sus efectos no substituyen la necesidad del cepillado diario.

Higiene bucal: tips para cepillar fácilmente los dientes de tu mascota

1- Adaptarlo desde gatito

De forma similar a los humanos, los felinos deben adaptarse al hábito de cepillar los dientes diariamente. Por ello, es importante empezar a cuidar de la higiene bucal de tu gato desde sus primeras semanas de vida.

2- Utilizar productos aptos para gatos

Las cremas dentales humanas pueden dañar el esmalte de los dientes e intoxicar al animal. Existen productos y cepillos dentales específicos para gatos de todas las edades. Muchas pastas dentales para mascotas tienen sabor y aroma agradables, como a carne o pollo.

3- Asociar positivamente el momento del cepillado

Naturalmente, tu gato se presentará desconfiado y algo estresado con la experiencia. Por ello, es importante disminuir la tensión del momento del cepillado.

Se recomienda simular que la actividad se trata de un juego para estimularlo y distraerlo. Se puede empezar por jugar a tocar su boca y sus dientes. Cuando el gato se sienta cómodo, se puede introducir el cepillo y empezar a limpiar suavemente sus dientes.

4- Cepillar cuidadosamente los dientes y encías

El cepillado debe ser cuidadoso y completo, limpiando los dientes y las encías. Estas últimas piden especial suavidad para evitar cualquier sangrado.

El cepillo debe alcanzar todos los rincones de la boca de tu gato. Además, los dientes deben ser cepillados de arriba hacia abajo, de derecha a izquierda. También se recomienda agregar pequeños movimientos circulares.

Te puede gustar