¿Cómo tratar la obesidad en los gatos?

Francisco María García · 27 diciembre, 2017
Un felino con sobrepeso puede presentar más problemas de salud de los que pensamos; no podemos dejarnos guiar por la creencia de que un minino gordo es más feliz

Es un mito considerar la obesidad en los gatos como un buen estado de salud. El sobrepeso puede traer consecuencias irreversibles para el organismo de estos animales, y la mejor manera de prevenirlo es cuidando sus hábitos.

Los gatos son por naturaleza animales ágiles y activos, y por ello rara vez sufren de sobrepeso. Cuando esto ocurre, se asocia directamente a patologías o condiciones clínicas.

Cuando la grasa corporal del gato supera el 10% de su peso, se considera sobrepeso; mientras que cuando representa más del 20%, ya es diagnosticado como obesidad.

La obesidad en los gatos desencadena enfermedades mayores como la diabetes, así como problemas en las articulaciones; de ahí su importancia de controlar cualquier irregularidad en la contextura del animal.

Un felino gordo o gato con sobrepeso

Cuáles son las causas de obesidad en los gatos

Más que causas, existen algunas condiciones que se consideran generadoras de obesidad en los gatos:

  • La edad y el sexo. Existe una tendencia en los gatos adultos a padecer de obesidad. Esto tiene que ver con la disminución de la actividad física, así como el aumento de ingesta de alimento. El sexo también es un desencadenante de sobrepeso, pues los machos son más propensos a la obesidad. Por ejemplo, suele ser una condición común en los gatos esterilizados.
  • La raza. Los felinos mezclados o mestizos tienen mayor tendencia al sobrepeso; ocurre lo contrario con gatos de raza pura. También hay razas que, una vez que llegan a la adultez, tienden a engordar, como es el caso de los bellos gatos persas.
  • La actividad física. Los gatos que tienen la oportunidad de entrar y salir de casa, raramente sufren de obesidad. Lo mismo ocurre con los felinos que conviven con otros gatos o animales.
  • Los gatos solitarios por lo general son más sedentarios, lo cual es un factor condicionante de obesidad.
  • Mala alimentación. Algunos dueños utilizan la comida como una forma de manifestar cariño a su gato, o una manera de premiarlo. Sin querer, con esta actitud se está sobrealimentando al animal.
Un felino gordo o gato con sobrepeso

La influencia de la actitud de los dueños es grande. De hecho, se estima que cerca del 60% de los gatos obesos son producto de la indulgencia de sus dueños. 

Cómo tratar a un gato obeso

Existen algunas recomendaciones que se pueden seguir para disminuir el sobrepeso en el gato. Como en toda receta, el éxito de ella dependerá del cumplimiento por parte del dueño.

  • Crear hábitos de alimentación. No se trata solo la cantidad de comida, sino también los horarios, y es que el gato debe habituarse a comer a la misma hora y la misma porción de alimento. 

Algunos especialistas recomiendan solo la ingesta de alimentos comerciales. Esto es así, entre otras cosas, porque controlan la cantidad de calorías que recibe un animal.

Sin embargo, existe otra vertiente de opiniones que fomenta el alimento natural en animales. Este puede contener mayor cantidad de proteína, lo que beneficia el desarrollo muscular del gato.

  • Limitar la cantidad de comida. No es recomendable que el gato tenga a disposición su comida a cualquier hora; es preferible que el dueño la suministre de acuerdo a los horarios de comida. Pueden ser dos comidas controladas –mañana y tarde– o bien pequeñas porciones durante todo el día, para mantenerlos activos.
  • Fomentar la actividad física. El mejor premio que puede recibir un animal es el cariño y tiempo de calidad. De esta forma, se deben sustituir los snacks por paseos o juegos al aire libre; un área de juegos para trepar y escalar es una buena opción cuando no puede salir de casa. Otras soluciones son juguetes llamativos que activan su instinto de caza. 
  • Informarse sobre los alimentos para gatos. Se espera que la mayoría de los alimentos comerciales tengan su tabla nutricional controlada; sin embargo, no todos los alimentos son para todo tipo de felinos. Entonces, hay que evaluar los niveles de grasa y calorías para este control, para lo que ayuda mucho leer el contenido de las etiquetas de los productos que adquirimos.

Cómo prevenir la obesidad en los gatos

La obesidad en los gatos puede desencadenar patologías más complejas o crónicas en el animal. Resulta que algunas de estas enfermedades pueden ser diabetes, hipertensión e insuficiencia cardíaca.

Finalmente, para evitar la obesidad es importante que se practiquen los chequeos médicos correspondientes. El veterinario llevará un control de peso y de la talla del animal, por lo que le será sencillo identificar cualquier variación en la contextura del gato.