Cómo alimentar a los gatos mayores 

Alba Muñiz · 16 enero, 2016

Las necesidades nutricionales de las mascotas van cambiando a lo largo de los años. Hoy te contamos cómo alimentar a los gatos mayores para proporcionarles una mejor calidad y expectativa de vida.

La alimentación, un tema clave cuando los mininos envejecen

gato comiendo

Los gatos transcurren aproximadamente el 40% de su vida en la llamada tercera edad. Por lo general, a partir de los 8 ó 10 años, comienzan a ser menos activos y presentan un metabolismo más lento.

Al necesitar menos calorías, nuestros amigos ronroneadores deben recibir una dieta que les aporte proteínas de calidad y que sea de fácil digestión.

Si tu minino se está haciendo mayor, no dudes en consultar al veterinario, o a algún especialista en nutrición animal, para que te indiquen la mejor forma de alimentarlo.

Una dieta adecuada para animales de la tercera edad, hará que los gatos mayores presenten menos problemas de salud y logren una mayor calidad y expectativa de vida.

Una dieta ideal para alimentar a los gatos mayores

Para asegurar una buena nutrición y procurar mantener su buena salud, los gatos de edad avanzada deben recibir alimentos –ya sean comerciales o hechos en casa-  que contengan:

  • Pocas grasas
  • Proteínas de alta calidad y con baja concentración de fósforo, para proteger sus riñones
  • Hidratos de carbono de fácil digestión, como fuente de energía
  • Minerales esenciales para cuidar las articulaciones
  • Vitaminas para fortalecer su sistema inmunológico, sobre todo la E
  • Menos calorías, para evitar el sobrepeso

Detalles a tener en cuenta a la hora de alimentar a los gatos senior

Considera que, a medida que envejecen, nuestros amigos felinos van perdiendo el olfato y el gusto. Y que también, les cuesta más masticar, sobre todo si ya no cuentan con la totalidad de sus dientes, o tienen sus encías inflamadas. Por tal motivo, debes:

  • Proporcionarle alimentos en pequeños trozos y más tiernos
  • Estimular su apetito con alguna comida que resulte particularmente de su agrado
  • Humedecer el pienso con agua tibia, para que –además de más blando- libere más su aroma
  • “Condimentar” su plato, por ejemplo, con el aceite de una lata de sardinas

Además, recuerda que es conveniente que los gatos mayores se alimenten varias veces a lo largo del día pero ingiriendo pequeñas cantidades de comida.

Otros consejos

Como los mininos son animales de costumbre, lo ideal es que coman siempre a la misma hora y en el mismo lugar.

Considera también los siguientes temas cuando vayas a alimentarlos:

  • Dales la comida en recipientes que estén siempre limpios y que, en lo posible, sean de acero inoxidable.
  • Mantén los cuencos lejos de la caja sanitaria.
  • No conserves en la heladera un envase abierto de alimento húmedo por más de 24 horas.
  • El pienso debes conservarlo en un lugar limpio y seco, dentro de un recipiente hermético.

Obesidad y pérdida de peso en gatos de la tercera edad

Como ya dijimos, a medida que van cumpliendo años, los mininos disminuyen su actividad y suelen ganar peso.

Es de suma importancia, entonces, evitar que los gatos se vuelvan obesos, ya que correrán más riesgos de desarrollar distintos problemas de salud. Por ejemplo:

  • Diabetes
  • Complicaciones cardíacas y respiratorias
  • Cálculos de la vejiga
  • Artritis

Sin embargo, algunos de estos felinos pueden adelgazar cuando envejecen, sobre todo a causa de una absorción menos eficiente de los nutrientes que forman su dieta. Una vez más, acude siempre a los especialistas para que te aconsejen sobre la dieta más adecuada para animales de edad avanzada.

La alimentación como aliada para mantener la salud de los gatos mayores

gato comiendo

Para que nuestros amigos maulladores transcurran de la mejor manera su tercera edad, debes procurar, entonces, que los alimentos que les proveas sean los mejores aliados para mantener su salud.

De todas maneras, si a los achaques propios de la vejez se suman otras enfermedades –problemas renales, artrosis, etc.- deberás adecuar aún más su dieta, de acuerdo a las indicaciones del veterinario.

Así lograrás que los mininos atraviesen de la mejor forma esta etapa de su vida en la que necesitarán una mayor atención y, sobre todo, grandes dosis de amor.