Mascotas con sobrepeso: cómo evitarlo

Gato con sobrepeso en el cesped

El sedentarismo no es algo que sólo afecta a los seres humanos. Los perros y gatos también pueden padecer obesidad debido a la falta de ejercicio y al exceso de comida. En este artículo te contamos cómo evitar mascotas con sobrepeso en casa.

Mascotas con sobrepeso

La mitad de los gatos y perros de Europa y Estados Unidos pesan más de lo que se podría considerar “sano”. Los animales de compañía sufren igual que las personas por el famoso “sedentarismo” y la falta de tiempo de sus dueños para hacer ejercicio.

Si le damos una gran cantidad de comida el animal, no sabrá decir que no. Y si a eso le sumamos el hecho de que no hace ninguna actividad física (siquiera dar la vuelta a la manzana), la condición empeora.

Las mascotas con sobrepeso son un problema que va en aumento, y lo peor de todo es que los propietarios no se dan cuenta… Consideran que es “normal” que su perro o gato esté más “redondo”.

Existen diferentes tablas para orientarnos en cuanto al peso ideal según la raza, la edad, el sexo y el tamaño. La gordura en las mascotas se manifiesta como exceso de grasa en el tejido adiposo.

Para saber si tu perro o gato es obeso, observa su silueta y sigue estos pasos:

  1. Palpa la cintura detrás de las costillas. Estas deben poder contarse y tocarse sin problemas.
  2. Analiza el abdomen: ha de estar plano y firme. Si es obeso, aparecerá como distendido debido a los cúmulos de grasa.

¿Hay mascotas más propensas a la obesidad que otras?

Claro que si. El peso del perro puede aumentar más de lo normal si es un Dachshund, un cocker Spaniel o un Labrador Retriever. Además, hay otros factores que pueden desencadenar mascotas con obesidad:

1. Físico y carácter

El perro labrador, por ejemplo, pertenece a las razas “insaciables” al momento de comer. Devora en cuestión de segundos. Además, no es muy amante del movimiento y el ejercicio, por eso no podrá quemar las calorías fácilmente.

2. Dueño

Es muy lógico que si el propietario es obeso, el perro o gato también lo sea. Lo mismo sucede si el dueño es una persona mayor que no saca al animal a pasear o a hacer ejercicio. Los gatos son más sedentarios e “internos” que los perros, y sus dueños también lo son.

3. Estilo de vida

No es lo mismo que el animal viva en un piso de ciudad, que sea el guardián de una finca o se encargue de pastorear ovejas. Tampoco que el dueño sea joven y lo saque a pasear todos los días, a que se trate de una persona mayor que no sale a la calle tan seguido.

4. Otras condiciones

Tras la castración, los animales suelen engordar. Lo mismo puede suceder si han sido operados o tienen alguna enfermedad que les impide moverse con libertad. Los perros ancianos pueden desarrollar obesidad por pasarse muchas horas durmiendo.

Cómo evitar tener mascotas con sobrepeso

Al igual que sucede con las personas, la obesidad trae muchas consecuencias negativas para la salud del animal. El exceso de peso ocasiona diabetes, arterias obstruidas, enfermedades cardiovasculares, problemas en los huesos e hipertensión. No es cierto que un perro “gordito” es un perro feliz, ni que es mejor que tu gato sea “esponjoso” a que sea esbelto. Para evitar el sobrepeso, te recomendamos que prestes atención a los siguientes consejos:

1. Mejorar la dieta

En el mercado podemos comprar pienso “dietético”, es decir, bajo en grasas, pero con todos los nutrientes que necesita nuestra mascota. Es fundamental cumplir con las raciones indicadas por el veterinario según la edad, la raza y la contextura física del animal. No le des comida a cada rato, determina las ingestas.

2. No darle golosinas

Es verdad que se trata de un premio cuando se porta bien o aprende algo nuevo, sin embargo, pueden tener mucha grasa. Para recompensarlo, elige croquetas o bocadillos saludables.

3. Hacer actividad física

Esto es bueno para ambos. Podéis salir al parque todas las mañanas o tardes para comenzar. Ten en cuenta que si nunca hizo ejercicio, al principio se puede cansar con el esfuerzo mínimo.