El barbo: hábitat, características y curiosidades

El barbo nada contra las corrientes más fuertes de los ríos y se las ingenia para apartar piedras en el proceso. Aquí puedes conocerlo mejor.
El barbo: hábitat, características y curiosidades
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 05 enero, 2023

El barbo, fuerte y robusto, habita los ríos de Europa central y se reconoce con facilidad debido a los 4 barbos que presenta cerca de su boca. Tristemente, su potencia de nado y su carácter fiero es lo que ha motivado a muchos pescadores a perseguirlo.

Para conocer mejor a esta especie, vamos a caracterizarla en su medio natural, en lugar de centrarnos en sus cuidados para el acuario doméstico y, en general, el interés que tiene para el divertimento humano. Por eso, no te pierdas nada, pues aquí encontrarás la verdadera cara del barbo en todo su esplendor.

Taxonomía y características

El barbo, cuyo nombre científico es Barbus barbuses un pez de agua dulce fácilmente reconocible por la característica que le da su nombre, los 4 barbos que nacen del perímetro de su boca. Perteneciente al orden de los cypriniformes y a la famila Cyprinidae, es un miembro del grupo taxonómico de las carpas.

Se trata de un pez alargado, casi cilíndrico y de vientre plano. Puede alcanzar más de medio metro de longitud y casi 2,7 kilogramos de peso, dependiendo del hábitat y de la comida disponible en su medio. Aunque no hay características llamativas que indiquen dimorfismo sexual, las hembras suelen ser mucho más grandes que los machos.

Hábitat del barbo

El barbo se encuentra en ríos occidentales y centrales de Europa, desde el norte de los Pirineos hasta Rusia y Lituania. Se ha introducido de manera artificial en el norte de Italia y la parte oeste de Inglaterra.

La mayoría de los bancos de barbos viven en aguas rápidas, en los que se mueven con facilidad gracias a su potente capacidad de nado y su morfología hidrodinámica. Suelen tratarse de entornos de agua limpia, con abundante oxígeno y fondo de grava o de rocas, entre las que encuentran su comida o se refugian cuando necesitan descansar.

Alimentación

El barbo es omnívoro y oportunista, es decir, que se alimenta de todo aquello que queda a su alcance. Aun así, su dieta se compone principalmente de gusanos, moluscos y larvas que se ocultan bajo el sustrato del río. También consume la materia vegetal que encuentra a su alrededor, los huevos y las larvas de otras especies.

Gracias a sus barbos es capaz de encontrarlos, pues tienen sensibilidad. También los utiliza para retirar pequeños guijarros del fondo, mientras que las piedras más grandes las quita con la boca.

Ser capaces de soportar la fuerte corriente del lecho del río les da una ventaja sobre otras especies, pues la competencia por el alimento es mucho menor.

Comportamiento del barbo

Se trata de un pez de hábitos diurnos (aunque es más activo al amanecer y al atardecer) y gregario. Se agrupa en cardúmenes de tamaño variable que no se suele disgregar nunca, por lo que es fácil verlos a todos buscando comida en el lecho del río, apartando guijarros con sus bocas.

Por otro lado, cuando las aguas se enfrían en invierno, su ingesta se detiene y entra en un letargo que durará hasta la primavera. Para ello se refugian en las rocas del fondo del río, en donde otras especies tienen dificultades para buscar su alimento.

Reproducción

Cuando despiertan de su hibernación, comienza la época de reproducción en mayo-junio, generalmente cuando la temperatura del agua supera los 15 °C. Suelen migrar a lugares de desove con aguas rápidas, donde comienza el cortejo. Las hembras encabezan el camino hacia el lugar elegido, seguidas de una larga hilera de machos que usan tácticas como el chapoteo, nadar a su lado o fertilizar los huevos de manera furtiva.

Esta fertilización furtiva es una de las tácticas más utilizadas. Hasta 130 machos pueden participar en un solo desove.

La hembra golpea la grava con la cola para limpiarla de limo y crear un hueco donde depositar los huevos sin que se los lleve la corriente, y después los tapa de nuevo. Una semana después nacen las crías, que permanecerán varias semanas entre la grava, alimentándose del saco vitelino.

Se trata de una especie de crecimiento lento, que no se aventura a nadar en las fuertes corrientes hasta que desarrolla su musculatura. Hasta entonces, se alimentarán de pequeños invertebrados entre la grava.

Estado de conservación del barbo

Barbus barbus.

Gracias a su amplia distribución, el barbo no se considera en peligro de extinción en la actualidad, por lo que se le ha otorgado el estatus de preocupación menor (LC). No obstante, esto no significa que no estén exentos de amenazas a las que enfrentarse, como la contaminación de los ríos o la introducción de especies foráneas como el siluro (Silurus glanis).

Las modificaciones del sistema natural también les afectan, en especial, cuando se modifica el curso de los ríos para el aprovechamiento de las aguas.

Su número se encuentra en rápida disminución en algunas zonas, pero las acciones por su conservación son prácticamente inexistentes. Es posible que con los años este imponente pez acabe por desaparecer de los ríos si no conseguimos protegerlo.

Te podría interesar...
La ballena franca pigmea: características, reproducción y curiosidades
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
La ballena franca pigmea: características, reproducción y curiosidades

La ballena franca pigmea (Caperea marginata) es un cetáceo misticeto de la familia Cetotheriidae, la única superviviente de su género.



  • Freyhof, J. 2011. Barbus barbus (versión de errata publicada en 2016). La Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN 2011: e.T2561A97789324. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2011-1.RLTS.T2561A9454585.en . Consultado el 02 de enero de 2023 .
  • Barbel - Encyclopedia of Life. (s. f.). https://eol.org/pages/211593
  • Panchan, R., Pinter, K., Schmutz, S., & Unfer, G. (2022). Seasonal migration and habitat use of adult barbel (Barbus barbus) and nase (Chondrostoma nasus) along a river stretch of the Austrian Danube River. Environmental Biology of Fishes105(11), 1601-1616.
  • Lucas, M. C., & Batley, E. (1996). Seasonal movements and behaviour of adult barbel Barbus barbus, a riverine cyprinid fish: implications for river management. Journal of Applied Ecology, 1345-1358.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.