Los monos con más amigos pasan mejor el invierno

Eugenio Fernández · 5 noviembre, 2018
Un reciente estudio ha constatado que los monos con más amigos soportan mejor los duros inviernos. ¿Quieres conocer todos los detalles? Te los contamos en este artículo.

En los primates, las relaciones sociales son de especial importancia, y dependemos de ellas para sobrevivir. Un reciente estudio ha constatado cómo los monos con más amigos no solo gozan de muchas ventajas en el grupo, sino que también pueden pasar mejor el invierno.

Los macacos de la montaña

La mayoría de primates no humanos viven en zonas tropicales y selváticas, por lo que se hace complicado ver cómo hacen frente a inviernos duros. Sin embargo, no es así en el primate más cercano al continente europeo, el famoso macaco de Gibraltar.

Los macacos de Gibraltar no solo viven en este famoso peñón, lo cierto es que un nombre tal vez menos populares el de macaco de Berbería, el cual hace referencia a su distribución natural: el norte del continente africano.

Esta especie de mono es una de las más conocidas por su presencia en esta pequeña región británica en las costas de la Península Ibérica, y sus macacos han protagonizado muchas historias curiosas. Se cree que Gibraltar será británico mientras existan macacos allí, lo que llevó en el pasado incluso a la captura de animales salvajes en África para llevarlos al Peñón.

Actualmente, son muchos los turistas que se acercan a este territorio a observar el espectáculo: decenas de monos en estado salvaje que se han convertido en todo un símbolo de este pequeño territorio.

Primates: comportamiento del macaco de Gibraltar

El frío de África

Aunque en el imaginario colectivo África puede parecer un lugar cálido, lo cierto es que hay mucha variabilidad, solo tenemos que imaginarnos que este continente tiene una superficie que es sesenta veces España, y si en este país europeo podemos encontrar rangos de temperatura tan variados como el verano de Sevilla o el invierno de las montañas de Burgos, parece razonable que en África se den aún más contrastes.

Es el caso de las montañas y los bosques en los que viven los macacos de Gibraltar, muchas veces esta especie se ve obligada a hacer frente a la nieve y el hielo para sobrevivir. Y es que estos monos pueden llegar a encontrarse en altitudes de 2000 metros, por lo que son uno de los primates que viven a mayor altura junto a algunos langures.

Esto ocurre durante los inviernos, por lo que a pesar de su tupido pelaje, lo cierto es que a los monos con más amigos en esta especie les viene de perlas tener un conjunto de compañeros que los apoye durante las duras noches del norte de África.

Macaco de Gibraltar

Los monos con más amigos hacen mejor frente al frío

Un reciente estudio de la Universidad de Lincoln ha analizado la llamada termorregulación social, es decir, la capacidad de los macacos de Berbería para mantener su temperatura basándose en sus relaciones sociales.

Esto no parece ninguna sorpresa, puesto que cualquiera que haya pasado una noche fría en un albergue con amigos sabe que el roce no solo hace el cariño, sino que también da calor. Hasta el punto que dormir acurrucados puede ser una condena en verano y un alivio en invierno.

Esto mismo ocurre con los macacos de Berbería, y es que aquellos monos con más amigos forman obviamente grupos más grandes. Y en estos grupos de mayor tamaño, las noches se pasan mejor, ya que estos animales duermen acurrucados para darse calor después de que se acicalan entre ellos.

Así, los monos con más amigos son capaces de enfrentar mejor los duros inviernos. Si bien los animales más solitarios pueden sobrevivir perfectamente a esta dura época, lo hacen con menos reservas, lo que daña su capacidad de crecimiento y reproductiva, claves a la hora de establecer su posición en el grupo y su capacidad para tener descendencia y éxito.

Campbell, L. A., Tkaczynski, P. J., Lehmann, J., Mouna, M., & Majolo, B. (2018). Social thermoregulation as a potential mechanism linking sociality and fitness: Barbary macaques with more social partners form larger huddles. Scientific reports8(1), 6074.