Cómo educar a un gato rebelde

Quien ya se ha enamorado de un felino con mala conducta, tiene por delante un difícil trabajo que hacer, para que el tendrá que armarse de paciencia

Las mascotas traen alegría al hogar. Son una excelente compañía y una fuente inagotable de amor. Si, pero hay que entrenarlos para que los animales se integren a la cotidianidad de la familia. De esa forma, la convivencia será una experiencia feliz. ¿Cómo educar a un gato rebelde?

Los gatos son mascotas que, por lo general, requieren pocas atenciones. Sin embargo, entre las escasísimas atenciones a resolver, debemos incluir su entrenamiento, así que quien ya se ha enamorado de un felino con mala conducta, tiene por delante un difícil trabajo que hacer.

Paciencia

Es la primera clave de cómo educar a un gato rebelde. Si bien los gatos son animales domésticos, no son fáciles de corregir. Cambiar su conducta puede representar un reto.

Tal vez el dueño deba probar con varias técnicas, pero nunca hay que tener miedo a fracasar. Con amor y paciencia se puede lograr que el gato sea su mejor mascota.

La caja de arena

Uno de los principales problemas que presenta un gato es habituarse al uso de la caja de arena. Existen varias recomendaciones para lograrlo, que te exponemos a continuación:

Caja de arena para gato

El lugar apropiado

La ubicación de la caja de arena puede ayudar a que el gato la use de la manera adecuada.

  • Es preferible que la caja de arena esté en un lugar tranquilo, donde no haya ruidos estruendosos ni mucha actividad alrededor.
  • El lugar donde se encuentre debe ser de fácil acceso para el gato. Si el gato es mayor o tiene algún impedimento, el dueño debe asegurarse de que lo consiga.
  • La caja de arena debe estar lejos del área de donde el gato come. Esa cercanía puede resultarle desagradable. 

El momento de ir a evacuar

Llevar al gato en momentos específicos del día hace que adquiera el hábito.

  • Se puede llevar hacer después de despertar. Probablemente, en ese momento, tenga ganas.
  • Otro momento apropiado es después de comer.

Aseo

Es importante, ya que si la caja no está limpia, el gato no querrá usarla.

  • Retirar los desechos todos los días.
  • Realizar una limpieza profunda una vez a la semana. Esto incluye: retirar toda la arena. Lavar la caja con un detergente de olor suave y eliminar los residuos. Secar bien y luego volver a poner arena.

Elegir bien

En el mercado hay variedad de arenas para estos animales. La idea es escoger una con la que el gato se sienta cómodo.

  • Cambiar la arena poco a poco. La idea es mezclarla hasta eliminar la anterior por completo. Hacerlo de golpe puede generar rechazo en el gato.

El vicio de morder

Los gatos muerden cuando se asustan o cuando se sienten amenazados. Además, las mordidas y los arañazos son una manera de expresarse. Si al gato le desagrada una caricia, no tiene otra manera de expresarlo. Para corregir esa conducta, algunos consejos de cómo educar a un gato rebelde que muerde:

Jugar

El juego puede funcionar como un entrenamiento. Cuando el gato empieza a morder, en ese momento se debe detener la actividad. Como a los felinos les encanta jugar, estará decepcionado y probablemente dejará de morder.

Cada vez que muerda, o arañe, se le debe ignorar por completo. Es una buena manera de corregirlo.

Que el juguete sea una presa

Los gatos cazan por instinto, de manera que es natural en ellos. Para que pueda desarrollar su comportamiento natural, es recomendable que tenga juguetes para atrapar. En la medida en que lo haga con sus juguetes y se habitúe a ello, dejará de hacerlo a los seres humanos.

Arañar los muebles

Conservar los muebles de la casa en buen estado puede ser un reto para los dueños de gatos. Los mininos suelen arañar para marcar su territorio; lo hacen instintivamente. Para evitar que lo hagan, se pueden implementar varias técnicas de cómo educar a un gato rebelde.

Gato araña casas

Rascadores

Los rascadores para gatos nerviosos son estructuras que sirven para que arañe a placer. Se pueden hacen con cartón, cuerda o madera. Son ideales para que tenga un espacio para arañar, y no lo haga en los muebles.

Lavar los muebles

A los gatos les desagradan ciertos olores, como por ejemplo los cítricos. Para educar a un gato rebelde y que se aleje de un mueble, se puede rociar con zumo de limón. Otra fórmula es mezclar agua, agua oxigenada, lavanda y detergente. Por último, enjuagar esta mezcla con alcohol.

Te puede gustar