¿Cómo educar tu gato?

Educar a tu felino es un acto que si bien algunas personas opinan que es muy difícil, resulta bastante sencillo si conoces los pasos que debes tomar.

Es por ello que a continuación te los describiremos detalladamente para que no quede ningún tipo de dudas. Estos son los más importantes.

Llámalo por su nombre

Cuando estás educando a tu minino o enseñándole a realizar alguna actividad en particular, ya sea hacer sus necesidades en la arena o cualquier truco, una de las claves fundamentales para que pueda acatar tus indicaciones es repetir patrones de conducta, ya que gracias a estos tu mascota sabrá lo que le estás pidiendo.

asi es como piensan los gatos

De dichos patrones, uno de los mejores que existen para tu gato es el de repetir su nombre, ya que de esta forma sabrán  reconocer cuando le estés hablando, hecho ante el cual concentrarán toda su atención hacia ti.

Es por esto que una de las claves para educarlo eficientemente es el de llamarlo por su nombre cuando le estés explicando algo para que así puede aprenderlo con suma facilidad.

No cambies los patrones de conducta

Como señalábamos al inicio de la recomendación anterior, el repetir algunos patrones de conducta resulta esencial para que puedas educar a tu felino, ya que como es de suponer, llevará un poco de tiempo para que este te haga caso y entienda a la perfección cada una de tus indicaciones.

Esto se debe a que ellos solo podrán memorizar algunas palabras que les digas, por lo que resulta imprescindible usar siempre las mismas, sobre todo cuando le estés reprobando o castigando por una acción, ya que de lo contrario difícilmente te harán caso.

Vale destacar que este es uno de los errores más comunes de las personas que tienen gatos, quienes al momento de emitir alguna orden o regañarlos, usan numerosas expresiones que lejos de ser entendidas por el gato, las ignora por no comprenderlas.

La recompensa es esencial para educar a tu felino

Al igual que ocurre con los caninos, una de las claves más importantes para que puedas educar correcta y eficientemente a tu gato no es más que recompensarle cada vez que haga algo bueno o te haga caso, ya que esto les hará entender que si hacen lo que su dueño les pide, serán recompensados con algo de su gusto.

Aún cuando parezca algo insólito, deberás entender que tu pequeño amigo por mucho que te quiera y te respete, no hará las cosas que le digas por generosidad ni por tratarse de algo bueno o malo, sino que simplemente acatará tus órdenes por saber que será premiado.

A propósito del premio en sí, es importante señalar que si bien al principio puede ser con algún tipo de alimento, este puede cambiar con el paso del tiempo y ser reemplazado por caricias para que finalmente te haga caso por repetición y no exija más recompensas.

Reacciona de inmediato

Aún cuando uno no lo quiera, inevitablemente llegará el momento en el que se tendrá que regañar y castigar a nuestra mascota, ya sea por haber hecho algo indebido o simplemente no haberle hecho caso a cualquier orden que le hayamos emitido, por lo que la reprobación será una forma de que este entienda que alguna acción no se debe realizar.

persona acariciando gato

Los gatos. al igual que otros animales. relacionan una mala experiencia con algo que hayan hecho en ese momento en específico, lo cual significa que si deseas castigarlo, tendrás que hacerlo justo en el instante en que notes que está haciendo algo malo, para que asocie dicho acto con el regaño, y no lo vuelva a hacer en un futuro.

Uno de los errores que suelen cometer los dueños de felinos es regañarlo segundos después de que hayan cometido el error, ya sea por no haberlo podido hacer en el instante por estar ocupado, o por haberse dado cuenta tarde.

La razón por la cual esto es un auténtico error se debe a que  el animalito nunca asociará dicha reprobación con su mala acción y por ende la seguirá repitiendo.

En pocas palabras, si no atrapas a tu pequeño compañerito con las manos en la masa evita castigarlo, ya que solo lo causarás estrés y este no cambiará en lo más mínimo el acto que cometió.

Como te podrás dar cuenta, educar a tu felino es más fácil de lo que muchos podían haber imaginado.

Categorías: Adiestramiento Etiquetas:
Te puede gustar