Diferencias entre bisonte, ñu y búfalo

Francisco María García · 7 mayo, 2018
Pese a su gran tamaño y a sus potentes cuernos, existen divergencias entre estas tres especies, y es que una de ellas ni siquiera pertenece a la misma familia

Aunque se suelen confundir, realmente existen diferencias entre bisonte, ñu y búfalo. ¿Cómo son estos impresionantes animales?, ¿realmente son tan parecidos?

En el origen de estos términos, los primeros colonos de América dieron el nombre de ‘búfelo’ al bisonte, y así confundieron a los dos animales. Pero son especies diferentes, incluso en lo referente al hábitat en el que viven.

Zonas del mundo diferentes

El bisonte americano tiene su hábitat en América del Norte; en lo que respecta a los búfalos, las dos especies de estos animales que más se conocen están en Asia y en África.

También hay que recordar al bisonte europeo, que habita algunas zonas de Polonia, integrado en pequeñas comunidades; la presencia del bisonte en el continente europeo es muy reducida.

Búfalo: hábitat

Algunas diferencias entre bisonte, ñu y búfalo

Realmente, la familia de origen de bisontes y búfalos es común: se trata de los llamados Bovidae, con más de 100 especies de mamíferos diferentes.

Si observamos las imágenes de estos animales, veremos que hay diferencias entre bisonte, ñu y búfalo. El bisonte americano tiene una especie de joroba, que nace de sus hombros; además, su cabeza es de gran tamaño.

En el caso del búfalo, podría decirse que lleva una especie de peluca sobre su cabeza. De este escudo de pelaje nacen sus conocidos cuernos; la distancia entre las puntas de los cuernos del búfalo es enorme.

Esta impresionante cornamenta no solo cumple una función de exhibición, sino que sirve al búfalo para retirar fango de los pantanos en los que habita, y posteriormente tirarlo hacia su espalda.

Importantes diferencias entre bisonte, ñu y búfalo

Apariencia física

La longitud del pelaje es una de las diferencias más importantes. El bisonte se caracteriza por un pelaje con abundante lana, sobre todo durante la época invernal. Sus cuernos son cortos y se extienden hacia ambos lados y hacia la parte trasera de su cabeza.

En el caso de los búfalos, su pelaje es brillante, pero corto. Los cuernos de algunos búfalos crecen y crecen, incluso hasta ser de la misma longitud que el animal.

Hábitat y localización

Como hemos visto, el hábitat natural del bisonte se ubica en gran parte de Estados Unidos, el sur de Canadá y el norte de México. Se pueden ver comunidades de ejemplares en zonas llanas, aunque también los hay en la montaña.

El búfalo habita en Asia y en el norte de África. Algunas pequeñas poblaciones de búfalos se pueden encontrar en el sur de Europa, Sudamérica e incluso en Australia.

Convivencia con humanos

El bisonte ha sido siempre cazado de forma masiva por el ser humano. En el siglo XIX, y a raíz de la expansión norteamericana hacia el oeste, el bisonte estuvo a punto de la extinción a causa de una caza sin escrúpulos.

La situación del búfalo es muy diferente. Desde siempre se han domesticado búfalos como una buena fuente de productos lácteos, y también como una fuerte herramienta agrícola.  No es frecuente que se utilicen como fuente de carne.

La cultura

El bisonte ha sido protagonista de algunas películas relativas al oeste americano. Ha sido una especie de símbolo de aquella época, de ese tipo de cine y etapa histórica.

Hay muchos espacios protegidos y granjas en Estados Unidos, donde la cría de bisontes se realiza más como un atractivo turístico que por su valor en carne.

Los búfalos son animales sagrados en la religión hindú y su consumo está prohibido. Este tabú no se sigue por todas las comunidades religiosas de Asia y África. En un aspecto más lúdico, en el sur de Asia se celebran anualmente diferentes festejos que contienen corridas y carreras con búfalos.

¿Qué ocurre con el ñu?

Este animal pertenece a la familia de los antílopes, y es muy diferente de las especies anteriores. Su gran cabeza tiene la forma de una caja, y sus cuernos son afilados y hacia arriba.

Ñu africano

El cuerpo del ñu tiene un corto pelaje de color gris, y su rostro parece que tiene barba. Su ancho hocico le da la posibilidad de cortar y comer la hierba de poca longitud.

El hábitat del ñu está en el continente africano, sobre todo en el centro, el este y el sur. Suele vivir en llanuras, sabanas y bosques llenos de hierba, así como zonas agrícolas, prados, etc. Cohabitan y se desplazan en grandes comunidades.