El búfalo, belleza y potencia a partes iguales

A día de hoy es un ejemplar domesticado del que se encuentran más de 140 millones de ejemplares tan solo en el continente asiático; destaca por sus cuernos y por su corpulencia.
El búfalo, belleza y potencia a partes iguales
Francisco María García

Escrito y verificado por el abogado Francisco María García.

Última actualización: 26 julio, 2022

El búfalo se caracteriza por ser un animal de gran tamaño y con un cuerpo bastante robusto. Pertenece al grupo de los bóvidos, por lo que su apariencia es bastante similar a la de un toro, con la diferencia de que tiene una mejor musculatura y su presencia es más imponente.

El término “búfalo” puede hacer referencia a diferentes especies que comparten ciertas características. De hecho, existen varios tipos de búfalos tanto domesticados como salvajes, por lo que es difícil definir a cuál de ellos pertenece el nombre original. Sigue leyendo este espacio y conoce más acerca de este peculiar y gigantesco animal.

¿Existen diferentes tipos de búfalos?

Como se mencionaba más arriba, el término “búfalo” puede usarse para referirse a varias especies con orígenes distintos. A pesar de pertenecer a distintos linajes animales, todas comparten sus características físicas con ciertos rasgos que marcan las diferencies entre sí. Los búfalos más populares son los siguientes:

  • 1. Búfalo africano (Syncerus caffer). Distribuido por África central y meridional. Se distingue por ser la especie de búfalo más fuerte y pesada.
  • 2. Búfalo asiático (Bubalus spp.). Se encuentra en la India y el sureste asiático. Existen tanto los ejemplares domésticos (Bubalus bubalis) como los salvajes (Bubalus arnee). Se caracterizan por exhibir zonas sin pelaje en su cuerpo y cuernos arqueados.
  • 3. Búfalo americano o bisonte (Bison bison). Localizada en las planicies del norte de México y dentro del territorio de Estados Unidos y Canadá. Exhibe una peculiar joroba que la distingue de otros búfalos.

Características de los búfalos

Se trata de un bóvido cuadrúpedo que puede llegar a alcanzar solo en los machos unos 1,8 metros de altura a la cruz y un peso de 1.200 kilogramos. Los búfalos suelen vivir entre los 18 y 20 años, sin embargo, este promedio puede extender hasta los 30 años en situaciones de cautiverio.

El búfalo es un animal que puede tanto estar desprovisto de pelo, como tenerlo muy corto y rígido; con colores que varían entre los extremos blanco y negro. Por otro lado, sus cuernos se encuentran aplanados y curvados hacia atrás, aunque en algunas especies esto es más evidente.

En cuanto a su hábitat y entorno preferido, el búfalo tiene preferencia por las áreas con pastos verdes y zonas planas. Los búfalos asiáticos se diferencian en este sentido porque frecuentan también las regiones encharcadas o pantanosas. Allí, ellos se sumergen parcialmente y caminan sobre el fondo sin dificultad gracias a sus anchas pezuñas, las cuales les impiden hundirse en el lodo.

Sí bien algunos tipos pueden llegar a ser peligrosos en estado salvaje, el búfalo es un animal muy dócil cuando ha sido domesticado. Aunque este animal habita en los cinco continentes, obtuvo la mayor popularidad pragmática en el continente asiático. Es más, existen alrededor de 141 millones de búfalos domésticos en este continente, e incluso es usado desde tiempos antiguos para tirar del arado en zonas pantanosas.

Búfalo: hábitat

En libertad, los búfalos se mueven en manadas de escaso tamaño y sus depredadores naturales son el tigre, cocodrilo y el perro salvaje asiático. Sus ‘estampidas’ son bastante peligrosas, puesto que arrollan todo lo que encuentran a su paso; este atropello incluye a los compañeros que no pueden seguir el ritmo de la manada.

Comportamiento del búfalo

Los búfalos se caracterizan por ser muy sociales y en la naturaleza vive en rebaños. Por lo común, los grupos se mantienen compactos y caminan en círculos para mantenerse atentos de los depredadores. Además, emiten varios tipos de vocalizaciones que les permite estar comunicados y evitar que los integrantes se pierdan.

La mayoría de los búfalos son pasivos y temerosos, por lo que al detectar un depredador intentan huir a toda velocidad. No obstante, la especie africana se caracteriza por ser agresiva y más reactiva. Debido a ello, tienden a reaccionar de manera agresiva y no dudarán en atacar a sus adversarios.

Alimentación de los búfalos

Estos mamíferos son herbívoros y aprovechan para consumir la hierba y el pasto de su hábitat. En el caso de los ejemplares asiáticos que frecuentan zonas con agua, también tienden a comer plantas acuáticas. Eso sí, necesitan ingerir cerca de 30 kilos de comida para mantener su enorme cuerpo.

Búfalos domésticos y salvajes

De acuerdo con la utilidad que tiene el ejemplar para el hombre, se pueden identificar dos tipos de búfalos: el doméstico y el salvaje. Como su nombre lo indica, los búfalos domésticos se caracterizan por vivir en armonía como parte del ganado, mientras que los salvajes tienden a ser un poco más agresivos y viven sin problemas en la naturaleza.

En el caso del búfalo doméstico, además de su uso en el campo, también se ha ganado un sitio en el mercado productivo por su carne y su leche. De hecho, la hembra es la segunda productora de leche en el mundo, la cual contiene mayor porcentaje y calidad de grasa en comparación con otros bovinos. Por otro lado, la carne de búfalo es más jugosa, deliciosa y rica en minerales que la carne de res.

Como se puede intuir, la mayoría de los ejemplares salvajes pueden domesticarse sin importar la especie de la que se trate, con excepción de los ejemplares africanos. El búfalo africano es el más fuerte de todas las especies; en el caso de los machos llega a pesar hasta 1.100 Kg. Al contrario del asiático o del bisonte, este búfalo tiene muy mal carácter y resulta casi imposible de domesticar.

Búfalo: características

Diferencias entre bisonte y búfalo

De manera formal, todos los búfalos conocidos pertenecen a diferentes especies, por lo que es difícil definir si el término “bisonte” se puede usar como sinónimo de “búfalo”. No obstante, es claro que al pertenecer a una especie distinta, exhiben ciertas características únicas en el linaje.

En primer lugar, el bisonte cuenta con cuernos más afilados y cortos; esta cornamenta la utiliza para defenderse, llegando a ser muy agresivo cuando se siente amenazado. Asimismo, este animal norteamericano cuenta con una gran joroba, una melena oscura y larga, y una barba espesa que llega hasta su tórax. Llega a pesar entre 800 y 900 kilos, y a medir casi cuatro metros.

Aunque por naturaleza vive en manada, en la actualidad es difícil de encontrarlo. Debido a su piel y carne, el bisonte ha sido cazado durante décadas, y se encuentra hoy en vías de extinción.

El ser humano ha hecho de la piel del bisonte un artículo de prestigio. Por ser más dura que la de otros bovinos, su piel logró demostrar una excelente calidad en los productos realizados con ella. De esta manera, los artículos de cuero de bisonte han logrado ser muy demandados entre los aficionados a estos artículos; es el caso de guantes y sandalias.

Los pocos ejemplares que han sobrevivido a su principal depredador, el hombre, no se hallan en zonas secas y sin agua; viven en selvas, llanuras abiertas, sabanas arboladas y montañas, pudiendo tolerar altitudes de hasta 4000 metros.

Como te podrás dar cuenta, los búfalos son mamíferos impresionantes con características únicas. Aunque su nombre es solo un término coloquial que puede aplicarse en diferentes especies, esto no quita que sean animales increíbles e imponentes en la naturaleza.

Te podría interesar...
Los animales con cornamentas más espectaculares
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Los animales con cornamentas más espectaculares

Los animales con cornamentas nos llaman la atención debido a esas protuberancias que presentan mayormente los machos. En este post te contaremos cu...



  • Álvarez-Romero, J. y R. A. Medellín. (2005). Syncerus caffer. Vertebrados superiores exóticos en México: diversidad, distribución y efectos potenciales. Instituto de Ecología, Universidad Nacional Autónoma de México. Bases de datos SNIB-CONABIO. Proyecto U020. México. D.F
  • Pérez, Y. A. (2007). El búfalo, una opción de la ganadería. REDVET. Revista electrónica de Veterinaria, 8(8), 1-23.
  • SEMARNAT, (2018). Programa de Acción para la Conservación de la Especie Bisonte (Bison Bison), SEMARNAT/CONANP, México (Año de edición 2018).