El búfalo, belleza y potencia a partes iguales

Francisco María García · 8 marzo, 2018
A día de hoy es un ejemplar domesticado del que se encuentran más de 140 millones de ejemplares en el continente asiático; destaca por sus cuernos y por su corpulencia

El origen del búfalo se remonta hacia los 4.500 años a.C. en la región en donde actualmente se sitúan los países de Pakistán y la India. Este animal mamífero parecido al toro, pero sin papada, fue trasladado posteriormente a los demás continentes en donde se encuentra hoy.

Características

Se trata de un bóvido cuadrúpedo que puede llegar a alcanzar sólo en los machos unos 1,8 metros de altura a la cruz y un peso de 1.200 kilogramos. Los búfalos suelen vivir entre los 18 y 20 años, sin embargo, este promedio puede extender hasta los 30 años en situaciones de cautiverio.

El búfalo es un animal que puede tanto estar desprovisto de pelo, como tenerlo muy corto y rígido; con colores que varían entre los extremos blanco y negro. Por otro lado, sus cuernos se encuentran aplanados y se curvan hacia atrás.

En cuanto a su hábitat y entorno preferido, el búfalo tiene preferencia por las áreas encharcadas o pantanosas. Allí él se sumerge parcialmente y camina sobre el fondo sin dificultad gracias a sus anchas pezuñas, que le impiden hundirse en el lodo.

Sí bien algunos tipos pueden llegar a ser peligrosos en estado salvaje, el búfalo es un animal muy dócil cuando ha sido domesticado. Ese es el caso del búfalo de Asía.

Aunque este animal habita en los cinco continentes, obtuvo la mayor popularidad pragmática en el continente asiático. Existen alrededor de 141 millones de búfalos domésticos solo en el continente asiático, y es utilizado desde tiempos antiguos para tirar del arado en zonas pantanosas de Asia.

Búfalo: hábitat

En libertad, los búfalos se mueven en manadas de escaso tamaño y sus depredadores naturales son el tigre, cocodrilo y el perro salvaje asiático. Son conocidas sus ‘estampidas’ cuando se asustan por alguna razón, arrollando todo lo que encuentran a su paso; este atropeyo incluye a los compañeros que no pueden seguir el ritmo de la manada.

Tipos de búfalo

De acuerdo con el lugar que habitan y su utilización actualmente por parte del hombre se pueden identifican dos tipos de búfalos. El búfalo asiático (búfalo de agua), proveniente de la India y domesticado en Asia. Además de su utilización campesina, este animal también se ganó un lugar en el mercado productivo por su carne y leche.

La búfala es la segunda productora de leche en el mundo, la cual contiene mayor porcentaje y calidad de grasa en comparación con otros bovinos. Por otro lado, la carne de búfalo es más jugosa, deliciosa y rica en minerales que la carne de res.

El búfalo africano es el más fuerte de todas las especies; en el caso de los machos llega a pesar 1.100 Kg. Al contrario del asiático, este búfalo tiene muy mal carácter y resulta casi imposible de domesticar.

Búfalo: características

También se diferencia del búfalo asiático por poseer abundante pelo de color pardo oscuro, y cuernos que van hacia afuera y hacia abajo con los extremos girados hacia arriba y hacia adentro.

Diferencias entre bisonte y búfalo

A pesar de que popularmente se considere al bisonte como un tipo de búfalo, lo cierto es que este animal que habita Estados Unidos no es un búfalo. A diferencia de este último, el bisonte cuenta con cuernos más afilados y cortos; esta cornamenta la utiliza para defenderse llegando a ser super agresivo cuando se siente amenazado.

Asimismo, este animal norteamericano cuenta con una gran joroba, una melena oscura y larga, y una barba espesa que llega hasta su tórax. Llega a pesar entre 800 y 900 kilos, y a medir casi cuatro metros.

Aunque por naturaleza vive en manada, en la actualidad es difícil de encontrarlo. Debido a su piel y carne, el bisonte ha sido cazado durante décadas, y se encuentra hoy en vías de extinción.

El ser humano ha hecho de la piel del bisonte un artículo de prestigio. Por ser más dura que la de otros bovinos, su piel logró demostrar una excelente calidad en los productos realizados con ella. De esta manera, los artículos de cuero de bisonte han logrado ser muy demandados entre los aficionados a estos artículos; es el caso de guantes y sandalias.

Los pocos ejemplares que han sobrevivido a su principal depredador, el hombre, no se hallan en zonas secas y sin agua; viven en selvas, llanuras abiertas, sabanas arboladas y montañas pudiendo tolerar altitudes de hasta 4000 metros.