Diarrea en el hámster: causas, síntomas y tratamientos

23 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez
La diarrea en hámsteres puede agravarse fácilmente. Estos animales tienen un metabolismo rápido, por lo que la pérdida de agua y nutrientes a largo plazo puede ser fatal para ellos.

La diarrea en el hámster puede ser un signo de una patología grave —como es la enfermedad de la cola mojada—, pero esto no siempre es así. A veces se debe a problemas dietéticos, mientras que en otras ocasiones existen ciertos agentes víricos y bacterianos que la provocan de forma transitoria.

Conocer el motivo subyacente de un cuadro diarreico en el roedor puede ser un auténtico desafío, pues las causas son múltiples. De todas formas, el animal necesitará una serie de cuidados específicos durante el intervalo temporal que dure la enfermedad pues, de lo contrario, puede terminar sufriendo una deshidratación grave.

Causas de la diarrea en el hámster

La diarrea se define como la presencia de heces pastosas o líquidas cuyas evacuaciones ocurren 3 o más veces al día. Como podrás imaginar, la terminología de este cuadro clínico en un hámster es diferente a los humanos. En roedores, una diarrea se considera como tal cuando las heces son acuosas y presentan un color claro.

Por el contrario, las deposiciones de un hámster sano son negruzcas, pequeñas, circulares y endurecidas. Algunas de las causas más comunes de la diarrea en el hámster son las siguientes:

  • Cambios en la dieta: las diarreas se dan usualmente cuando el hámster empieza a comer alimentos con contenidos demasiado altos en agua, como la lechuga y otros vegetales. Por lo demás, el animal se ve igual de enérgico y vital que siempre.
  • Uso de antibióticos: a veces, los antibióticos recetados para una infección pueden llevarse por delante a la flora bacteriana del intestino del animal. Esto facilita que agentes parasíticos oportunistas lo colonicen.
  • Agentes infecciosos: bacterias como Salmonella y algunos virus pueden causar enfermedades gastrointestinales en el hámster.
Un hámster enano sale de un comedero.

Importancia en humanos

Tal y como indica el periódico El Mundo, la salmonelosis en hámsteres es una zoonosis. Esto significa que, si no se manipula adecuadamente a los roedores infectados, la enfermedad puede transmitirse al tutor. La bacteria Salmonella se asienta en el intestino del hospedador y causa en él diarreas, vómitos y nauseas, entre otras cosas.

La bacteria se transmite a través de las heces, así que es necesario ponerse guantes y desinfectarse las manos cada vez que se manipule la jaula del animal enfermo. También es esencial aislar al hámster contagiado del resto de animales de la casa y limitar al mínimo y necesario el contacto con él.

Síntomas de la diarrea en el hámster

El síntoma principal es claro: una producción abundante de heces decoloradas y acuosas. De todas formas, dependiendo del agente causal, el animal presentará más o menos signos clínicos. Por ejemplo, si la diarrea es causada por la dieta, la mascota se mostrará activa y no presentará ningún otro indicio de malestar.

Por otro lado, las infecciones bacterianas pueden ir acompañadas de letargia, apatía, pérdida de apetito y anorexia. La enfermedad de la cola mojada en el hámster —provocada por la bacteria Lawsonia intracellularis— es la variante más letal de todas, pues suele causar la muerte de los ejemplares afectados en 48-72 horas.

Tratamiento

Si la causa de la diarrea es exclusivamente dietética, es conveniente restringir por completo el alimento húmedo hasta que esta cese. Mientras tanto, se le pueden dar al animal comidas secas, como semillas y pienso especializado para roedores. En estos casos, el cuadro clínico debería solucionarse en un par de días por sí solo.

Por otro lado, si la diarrea persiste y el animal muestra otros signos asociados, se hace vital acudir al veterinario. Dependiendo del agente causal de la infección, el profesional puede recetar antibióticos u otros fármacos. En los casos más graves, suele administrársele al hámster fluidoterapia intravenosa, con el fin de que no se deshidrate.

La importancia del agua

Ante estos cuadros clínicos, una de las mayores amenazas es la deshidratación. Los hámsteres son animales muy pequeños y con metabolismos muy rápidos, por lo que es común que acaben con sus reservas internas de agua y comida en cuestión de horas. En una diarrea, la pérdida de agua y electrolitos se multiplica de forma considerable.

Por ello, es esencial que el hámster tenga a su disposición varios recipientes de agua para que pueda beber durante su enfermedad. Si no es así, podría morir rápidamente por complicaciones metabólicas asociadas a la deshidratación.

Un hámster dormido sobre un fondo blanco.

El hámster es un animal muy susceptible a posibles cuadros diarreicos. Debido a su rápido metabolismo y a las pocas reservas alimenticias que presenta en su organismo, una diarrea prolongada en el tiempo puede ser fatal para él. Por ello, ante dudas o cualquiera de los síntomas nombrados, lo mejor es acudir al veterinario rápidamente.

  • Los hámsters, una fuente inesperada de salmonelosis, El Mundo. Recogido a 21 de enero en https://www.elmundo.es/suplementos/salud/2007/692/1168038009.html#:~:text=Una%20investigaci%C3%B3n%20del%20Centro%20para,adquieren%20en%20tiendas%20de%20mascotas.
  • Price, A. B., Larson, H. E., & Crow, J. U. L. I. E. (1979). Morphology of experimental antibiotic-associated enterocolitis in the hamster: a model for human pseudomembranous colitis and antibiotic-associated diarrhoea. Gut, 20(6), 467-475.