Curiosidades sobre la pantera negra

Virginia Duque Mirón · 19 agosto, 2018
Pese a su gran tamaño, este felino tiene la gran habilidad de ser especialmente sigiloso cuando sigue a sus presas durante horas, hasta que acaban encima de ellas

La pantera negra es un animal misterioso y hermoso a la vez que despierta nuestra curiosidad, y también nuestro miedo. Hay una serie de curiosidades en torno a ella que te gustará conocer y que nos acercará más a este asombroso felino. ¿Quieres conocerlas?

Las cosas más curiosas de la pantera negra

Son huidizas

Aunque nos puedan dar miedo, ellas en sí son asustadizas y, por eso, en cuanto sienten una amenaza o que otro depredador las persigue se esconden los árboles, a los cuales tienen una facilidad impresionante para subirse.

Su mandíbula

A pesar de conocer otros felinos feroces, la mandíbula de la pantera negra no tiene competencia. Se dice que es capaz de masticar a su presa, sus huesos e incluso su cerebro. ¡Impresionante!

Defensoras

Dicen que el coraje de una madre no tiene límites. El de la pantera negra tampoco. A pesar de ser asustadizas y huir ante cualquier amenaza, si esta amenaza acecha a sus crías, la pantera sacará las garras y no parará hasta que su oponente muera o se marche muy lejos.

Es cautelosa

Es un felino grande, eso no podemos negarlo, pero su capacidad para seguir a sus presas de forma sigilosa y en silencio es increíble. Puede hacerlo incluso durante varias horas, en las que se irá acercando poco a poco y de manera desapercibida. Cuando su presa se dé cuenta estará sobre ella.

Pantera negra: comportamiento

Controla el alimento

Cuando hemos hablado de los lobos, aprendimos que comen sin fin porque no saben cuándo tendrán otra presa. Pues bien, las panteras son muy diferentes en este sentido. Cazan un animal, comen lo que creen que necesitan, y entierran lo que queda para volver más tarde a por su próxima ración.

Se lava después de comer

Una vez que ha enterrado a su presa, se pasa horas lamiéndose para eliminar cualquier olor, por pequeño que sea, para que otros animales no sepan que ha escondido algo, sigan su rastro y se la roben. Así tendrá su siguiente comida garantizada.

Se independizan precozmente

Desde que nacen están con sus mamás, hasta que… ¡cumplen un año! Sí, después de un año de edad se consideran totalmente autónomas y le dicen adiós a su progenitora para buscarse su propio territorio.

Es el felino más grande de…

La pantera negra es el felino más grande de los que habitan en América y el tercero más grande del mundo precedido por el león y el tigre. Puede medir 1,5 metros de largo, hasta 65 centímetros de ancho y pesar 90 kilos.

Pantera negra: características

Es nocturna

La pantera negra es un animal nocturno, por lo que toda su actividad, de cazar, relacionarse, comer, o cualquier otra, se lleva a cabo de noche. El color de su pelo le ayuda a pasar desapercibida ante presas y depredadores.

El día lo pasa escondida entre los árboles esperando que caiga la noche. Tiene una tremenda adaptación a estar subida a las ramas de los árboles y tras los arbustos para estar sumamente cómoda.

No es depredadora de hombres

A pesar de que en diversas culturas se ha creído que la pantera negra es un animal peligroso, no es para nada cierto. La pantera solo ataca en caso de verse amenazada, por lo que si no le haces nada, ella no te hará nada.

Ahora bien, es cierto que la caza furtiva de este animal ha hecho que tenga un miedo atroz a los humanos, el cual nos hemos ganado a pulso, y para defenderse es posible que ataque, como todos haríamos.

Es muy adaptable

Aunque vive en la selva tropical, la pantera negra es muy adaptable y es capaz de vivir en lugares muy variados y con climas muy diferentes, desde bosques frondosos a zonas desérticas.

¿Qué te ha parecido acercarte más a este bello e impresionante animal? Seguro que sus curiosidades nos han hecho ver una nueva faceta de este animal.