Consejos para visitar un parque nacional

Yamila · 10 febrero, 2018
Ser respetuoso y cauto en estos 'santuarios' es clave para garantizar nuestra seguridad frente a animales salvajes; también es fundamental ser pulcro para cuidar el ecosistema de estas reservas naturales

Desde que se declaró la primera reserva en Estados Unidos (el famoso Yellowstone) en 1872, cada país cuenta con espacios naturales que no se pueden utilizar para ningún fin más que para salvaguardar la flora y fauna local. Te damos algunos consejos para visitar un parque nacional por primera vez; aunque tengan reglamentos diferentes, hay normas que se deben cumplir en todos.

Tips para visitar un parque nacional

El pasado 2017 fue declarado por la ONU como ‘Año internacional del turismo sostenible para el desarrollo’ y, tras ello, muchas áreas protegidas y reservas naturales recibieron más turistas que en años anteriores.

Al visitar un parque nacional debemos tener en cuenta que se trata de un recinto ‘sagrado’ y muy importante para conservar la biodiversidad y el medio ambiente. Es a su vez un lugar donde podemos aprender mucho de flora, fauna, historia e incluso arte gracias a las manifestaciones artísticas de los hombres que habitaban la región.

No son sitios de recreo únicamente, y es necesario cumplir con ciertas normas durante nuestra estancia. Si tienes pensado visitar un parque nacional te recomendamos que prestes atención a ciertas reglas básicas, las cuales evitarán que tengas problemas y al mismo tiempo permitirán la conservación del lugar.

1. Conducir con precaución

En las reservas y parques no esperes carreteras pavimentadas ni autovías. Según donde se encuentren, los caminos pueden ser de ripio, de tierra o de piedra. Por lo tanto es bueno preguntar si se puede ingresar con un vehículo familiar o se necesita alguno especial. En cualquier caso, la velocidad máxima no debería superar los 40 km/h: no olvides que hay peatones caminando y animales sueltos.

Evita que tu perro se maree en el coche

2. Consulta en el centro de atención al visitante

Es el sitio donde se compran las entradas y se reciben los mapas. Allí pueden informarte sobre el estado de las rutas, si hay zonas vedadas y sobre todo brindarte las reglas del lugar. Presta mucha atención y no dudes en consultar con el guardaparques si tienes preguntas. Muchas veces cometemos errores por falta de conocimiento.

3. Acampa en sitios habilitados

Algunos parques nacionales permiten acampar, pero solo en lugares específicos. Es decir, que salvo excepciones, no podrás montar tu tienda en medio del bosque. Asimismo, es importante que guardes silencio, no enciendas música, no hables a gritos… Mejor dedícate a disfrutar de los sonidos de la naturaleza.

4. Lleva tu basura de regreso a casa

Es cierto que en los parques suele haber contenedores para la basura, pero estos a veces no aparecen cuando los necesitamos. Lo mejor que podemos hacer en ese caso es llevar una bolsa con nosotros e ir depositando los residuos. Al regresar a casa o al hotel los arrojamos al cubo correspondiente.

Reglas de los parques nacionales

5. Ten cuidado con el fuego

Hay muchas maneras de provocar un incendio, sobre todo en las áreas con pastizales secos o donde no llueve muy seguido: una botella de vidrio puede generar un efecto ‘lupa’, la ceniza del cigarrillo puede dispersarse y los fuegos mal apagados pueden propagarse.

Por lo tanto, nada de residuos, ni de fumar y, por supuesto, tampoco encender fogatas a menos que sea en sitios permitidos. Y antes de retirarte, echa una buena cantidad de agua para asegurarte de que se haya apagado por completo.

6. Respeta a los animales

Cuando se visita un parque nacional debemos comprender una cosa muy simple: nosotros somos los intrusos en ese lugar y los animales que habitan la zona están en su propia casa. Esto quiere decir que tienen todos los derechos sobre nosotros.

Parques naturales: normas

Respetar a los animales quiere decir también no acercárnos demasiado, no intentar agarrarlos, no alimentarles, no asustarles, no interrumpirles si están durmiendo o comiendo… Cuando ves un mamífero, insecto, reptil, ave… Espera su reacción. Está en todo su derecho de atacarte si se siente amenazado.

7. No te lleves ‘recuerdos’

Una hoja, una rama, una piedra… Todo está allí por una razón. Imagina si cada turista que visita un parque se llevase algo de recuerdo. ¡El ecosistema podría cambiar! Por lo tanto, lo único que tienes permitido llevarte ese día es la experiencia y las fotos que hayas hecho.