Conoce las características del armadillo, un animal escurridizo

Aitana Bellido · 29 diciembre, 2018
Entre las características del armadillo, destaca su capacidad para hacerse una bola y eludir así a sus depredadores

Este pequeño mamífero, sobre todo endémico de Latinoamérica, está emparentado con el oso hormiguero y el perezoso, y se ve expuesto a innumerables peligros cuando intenta cruzar nuestras carreteras. Aquí podrás conocer un poco mejor las características del armadillo.

Características y morfología del armadillo

Con forma de barril, y recubierto por una capa protectora conformada por placas óseas, el armadillo o Dasypus novemcinctus pertenece a una familia de mamíferos que comparte ciertas características. De acuerdo con el Sistema Integrado de Información Taxonómica (ITIS en sus siglas en inglés), existen hasta 21 especies diferentes de armadillo. Los colores que puede lucir cada especie en su coraza oscilan entre el rosa, el amarillo, el negro o el gris.

National Geographic calculó que el armadillo más pequeño conocido mide solo 15 centímetros, mientras que la variedad gigante puede llegar a medir un metro y medio. Para distinguir ante qué especie nos enfrentamosno tenemos más que contar el número de bandas que conforma su coraza.

De hecho, solo el armadillo de tres bandas es capaz de enrollarse sobre sí mismo para formar una bola que le aísle de los depredadores. La esperanza de vida de esta especie en concreto es de unos 16 años.

Armadillo: hábitat, alimentación y reproducción

Su lengua, larga y pegajosa, es herencia de sus primos cercanos los osos hormigueros y les ayuda a capturar las larvas e insectos que conforman su dieta. Aunque el 90 % de lo que comen es carne, esta especie está considerada omnívora, ya que también añade de vez en cuando plantas y fruta a sus comidas. Los huevos, los escarabajos y las hormigas son sus golosinas preferidas.

Hábitat y reproducción del armadillo

Casi todas las especies conocidas de armadillo se localizan en áreas próximas al Ecuador. La falta de reservas de grasa en sus organismos les convierte en animales ligados a temperaturas cálidas, aunque el tipo de suelo también condiciona el hábitat escogido por este animal, ya que los suelos porosos y arenosos garantizan una abundancia de insectos y larvas.

Tan solo hay una especie que no haya escogido América Central y del Sur como su hogar: el armadillo de nueve bandas. Esta especie  puede encontrarse tanto en Argentina como en Estados Unidos; de hecho, se ha llegado a avistar a este pequeño mamífero tanto en Missouri como en Illinois.

Armadillo: conservación

Tras un periodo de gestación que puede llegar a durar entre dos y cinco meses, la hembra del armadillo dará a luz a una camada de entre 1 y 12 crías. Los nacimientos de gemelos son relativamente corrientes en el armadillo. El periodo de lactancia suele terminar a los cuatro meses, y los cachorros tienden a alcanzar la madurez sexual aproximadamente al año de vida.

Estado de conservación y curiosidades del armadillo

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN por sus siglas en inglés) no estima que el armadillo se encuentre en peligro de extinción, aunque atribuye distintos niveles de amenaza a cada especie. De esta forma, en su lista de especies amenazadas podemos encontrar al armadillo andino, cuya población ha descendido un 30 % en los últimos 10 años.

Los armadillos han sido explotados por los humanos para fabricar instrumentos musicales. El charango, un instrumento de cuerda originario de los Alpes, se fabrica con madera y con caparazón de armadillo. Aunque forma parte de la cultura de los quechuas y los aymarás, actualmente se fabrica solo con madera y papel para evitar la extinción de este pequeño mamífero.