Olinguito, una nueva especie de mamífero

María Eugenia Thomas · 10 diciembre, 2018
El descubrir al olinguito en los bosques nublados del Ecuador ha sido un hallazgo extraordinario por parte del Instituto Smithsonian; lo describen como “un cruce entre un gato doméstico y un oso de peluche”

El olinguito es una especie descubierta hace pocos años por científicos del Instituto Smithsonian en los bosques andinos de Ecuador. Este espécimen ha estado presente en museos y zoológicos durante décadas, pero no había sido identificado apropiadamente.

También conocido como cuataquil, es miembro del género de animales olingo y pariente cercano de los mapaches y coatíes. Los científicos se dispusieron a estudiar exhaustivamente las diversas especies de olingos y descubrieron rasgos que diferían marcadamente de otros olingos, incluido un cráneo más pequeño y un pelaje más largo.

Desde allí, el equipo se dirigió a Ecuador en un esfuerzo por saber si esta especie recién catalogada aún prosperaba en la naturaleza. Y, efectivamente, pudieron encontrar grupos de olinguitos viviendo en las alturas de los Andes. Aun así, quedan muchos interrogantes sobre este hermoso ejemplar.

Morfología, comportamiento y hábitat del olinguito

El mamífero más tierno de los últimos tiempos es un animal delgado que puede llegar a medir entre 35 y 50 centímetros de longitud. Su cola es de pelo largo, ligeramente anillada, y supone unos 45 centímetros adicionales. Tiene un pelaje suave y de color marrón grisáceo. El hocico es puntiagudo y las orejas redondeadas, y pueden pesar en promedio unos 900 gramos.

Los olinguitos residen en los bosques nubosos de Ecuador y Colombia, y gustan de establecer sus hogares en altitudes entre 1 530 y 2 740 metros. No se considera como una especie en riesgo de extinción. Sin embargo, se estima que su hábitat ha sido deforestado en más de un 40%, lo que incide en la esperanza de vida de este ejemplar.

Olinguito: hábitat
Fuente: commons.wikimedia.org

Este animal es arborícola y presenta grandes habilidades para desplazarse saltando de rama en rama. Tiene hábitos nocturnos, es carnívoro y se piensa que es una especie solitaria. Durante el tiempo que duró la expedición nunca se observó a más de un individuo.

Un gran descubrimiento

El hallazgo de este linaje se anunció en agosto de 2013, después de que expertos curadores de museos de ciencias identificaran marcadas diferencias entre los especímenes que allí se conservaban. Usaron pruebas de ADN para confirmar sus inquietudes y lograron determinar la nueva especie.

Es la primera vez en 35 años que se descubre una nueva especie de un mamífero del orden carnívoro en América. Los olinguitos se han exhibido al público durante décadas sin haber sido reconocidos como una especie nueva y diferente. Los animales habían sido confundidos anteriormente con los olingos, una estirpe similar de las que son parientes.

Este descubrimiento muestra que el mundo no está completamente explorado. Sus secretos más básicos aún se desconocen y queda mucho que estudiar e investigar. Esto lo afirman los científicos y señalan que sucesos como este no ocurren de la noche a la mañana. El caso del olinguito tomó cerca de 10 años, y no era el objetivo original del estudio realizado en aquel momento.

Cuataquil
Fuente: commons.wikimedia.org

La investigación inicial consistía en realizar un estudio exhaustivo de los olingos que viven en los árboles, entender cuántas especies de olingo deberían ser reconocidas y cómo se distribuían esas especies. Inesperadamente, el examen detallado reveló la existencia de una especie no descrita anteriormente.

Queda mucho por investigar

La información conseguida hasta el presente ha sido un esfuerzo mancomunado entre investigadores del Instituto Smithsonian, profesionales de Ecuador y aportes realizados por residentes cercanos a la zona donde habita el animal. No obstante, se han planificado varias expediciones para evaluar de cerca otros rasgos de su comportamiento.

Para ello se efectuarán viajes a Colombia y Ecuador. Allí se espera recabar datos que permitan ampliar el conocimiento sobre esta especie. También se mantiene contacto con investigadores de ambos países, quienes tienen la tarea de profundizar el estudio del mamífero.

El esfuerzo de estas investigaciones ha permitido avanzar en el reconocimiento de la especie. Las colaboraciones voluntarias de los residentes consisten en vídeos y fotografías de la criatura. Esto ha permitido aprender más sobre este interesante ejemplar de la naturaleza.

Ya se ha observado un bebé olinguito y su nido en lo alto del dosel del bosque. Con esto se evidencia la importancia de este hecho y se esperan más detalles del hermoso animal.

https://www.smithsonianmag.com/smithsonian-institution/one-year-anniversary-discovery-olinguito-180952358/

https://insider.si.edu/2014/08/crowd-sourcing-olinguito/

http://www.ambiente.gob.ec/ecuador-descubre-al-olinguito-nueva-especie-de-mamifero-de-los-bosques-ecuatorianos/