Conoce a la vizcacha común

Alba Muñiz · 19 noviembre, 2018
Este gran roedor es muchas veces perseguido por su jugosa carne y su piel. Conoce más sobre él.

Lagostomus maximus es el nombre científico de la llamada vizcacha común, un roedor de gran tamaño que vive en territorios del sur de América. De hábitos gregarios, cuenta con un amplio repertorio de voces para comunicarse.

La única especie viva de su género

Conocida también como vizcacha de las llanuras, de las pampas o mora es la única especie viva del género Lagostomus. Forma parte de la familia Chinchillidae.

Pero vale aclarar que como vizcacha -un nombre de origen quechua- se denomina también a otras 4 especies de roedores:

  • Vizcacha de Cariamanga (Lagidium sp.). Se la encuentra en Ecuador.
  • Vizcacha montesa del Norte (Lagidium peruanum). Habita en Perú.
  • Vizcacha montesa del Sur (Lagidium viscacia). Se extiende por el extremo sur de Perú, Bolivia, Chile y el oeste de Argentina
  • Vizcacha montesa naranja (Lagidium wolffsohni). Vive en el sur de Argentina y Chile.

De todas formas, y para no agobiaros con tantos datos, en este artículo nos detendremos solo en detalles sobre la llamada vizcacha común.

Te presentamos a la vizcacha común, un roedor de gran tamaño que habita en Sudamérica.

Vizcacha franjas negras.

Características de Lagostomus maximus

Este roedor sudamericano posee un cuerpo robusto y redondeado que puede alcanzar los 65 centímetros de largo. Sus patas delanteras son cortas y presentan cuatro dedos con uñas gruesas, que utiliza para cavar.

Destaca también porque cruza su cara una ancha franja negra que empieza en el hocico, para atravesar las mejillas. De esta manera separa una parte blanca inferior -que rodea la boca- de una banda blanca superior que llega hasta detrás de los ojos.

Entre otras características físicas de la vizcacha común podemos señalar:

  • Cabeza voluminosa.
  • Ojos grandes.
  • Orejas medianas. Son anchas en la base y se estrechan en las puntas.
  • Hocico corto con vibrisas largas oscuras y duras.
  • Patas traseras fuertes y más largas que las delanteras. Tienen tres dedos con garras largas.
  • Cola corta, peluda y curvada.
  • Pelaje corto, suave y de un color que puede ir del gris plateado al gris parduzco en el lomo. Presenta también un leve jaspeado ocre o crema. El vientre es blanco.
  • El macho es más grande que la hembra y tiene un peso promedio de cinco kilogramos y medio. Además, la cabeza es más robusta y la máscara facial es más contrastada.

Hábitat y alimentación de la vizcacha común

Es un roedor que vive en zonas de pastizales y de estepas arbustivas. Se lo encuentra hasta los 1900 metros de altura. Forma colonias de hasta 50 individuos, donde convive de forma pacífica, salvo en épocas de reproducción.

En estos grupos hay entre uno y tres machos adultos (vizcachones), hembras y ejemplares jóvenes. Sin embargo, no tolera a integrantes de otros grupos.

Habita en refugios subterráneos (vizcacheras) que cava con sus patas delanteras y están formados por túneles conectados entre sí. Estos lugares cuentan con varias salidas y pueden alcanzar los 700 metros cuadrados de extensión.

Cuando cae el sol, la vizcacha sale de su refugio para alimentarse pero suele no alejarse demasiado de la cueva. Su dieta está compuesta por hierbas, arbustos y semillas.

Vizcacha común negra.

Más detalles sobre este roedor sudamericano

La hembra tiene su celo en otoño. Es entonces cuando los machos pueden llegar a librar violentas peleas. El apareamiento ocurre dentro de la vizcachera. Después de unos cinco meses de gestación nacen, por lo general, dos crías que pesan unos 200 gramos.

El macho alcanza la madurez sexual a partir del año y medio de vida. En ese momento los ejemplares jóvenes suelen dispersarse y excavan sus propias cuevas.

Por su parte, las hembras -que maduran sexualmente entre los ocho meses y el año- permanecen en la colonia en la que nacieron.

Una especie perseguida por su carne y su cuero

Con una esperanza de vida de entre siete y ocho años, la vizcacha común no presenta graves problemas de conservación en buena parte de las zonas que habita.

Sin embargo, en ciertos lugares ha desaparecido por la caza intensa en busca de su cuero y su deliciosa carne, preparada en escabeche.

Las inundaciones son también causa de su desaparición. En algunas regiones, por su parte, es combatida por los graves daños que provoca a la agricultura.