El lince europeo, amenazado por la caza

Eugenio Fernández 11 julio, 2018
Aunque son relativamente abundantes en el Viejo Continente, sí existe peligro de extinción en determinados países debido a los cazadores furtivos

El lince europeo (Lynx lynx) es una de las especies de felino cuyo rango de distribución es más amplio. A pesar de su relativa abundancia, su extinción por países es acusada, y la caza es una de sus principales amenazas.

Situación del lince europeo o lince boreal

En Europa, los grandes carnívoros han sido fuertemente perseguidos a lo largo de las últimas décadas. Osos y lobos han desaparecido de muchos países de la Unión Europea, al igual que el protagonista de hoy: el lince europeo o lince boreal, el de mayor tamaño de entre las diversas especies de lince.

Un estudio reciente arroja resultados sobre la situación de este felino, y revela que los cazadores furtivos son la principal amenaza para este animal en países del centro de Europa como Alemania, Austria o República Checa.

Al igual que otros carnívoros en Europa, estos animales pueden atacar al ganado, por lo que su persecución fue bastante acusada. Actualmente, tras la recuperación en muchas zonas, el conflicto vuelve a surgir entre ganaderos y ecologistas con esta especie.

Al igual que ocurre con ganaderos y lobos, para protegerse del lince europeo son necesarias medidas preventivas que cuestan dinero. Los ganaderos tienen la obligación de implementar medidas de protección, y los consumidores de pagar el sobrecoste que esto supone para uno de los sectores más sacrificados a nivel laboral en Europa.

Lince boreal en peligro de extinción

¿Lince boreal en España?

Y es que el lince europeo ha perdido gran parte de su rango en las últimas décadas, por lo que son muchos los que hablan de planes de reintroducción de esta especie en España y otros países.

Y es que tiene sentido introducir esta especie en nuestro país, pues vivió en él hace relativamente poco. España fue habitada por el lince boreal hace 400 años, según revelan los últimos estudios, donde se analizaron restos de linces en País Vasco, Asturias o Cantabria con entre 400 y 11 000 años de antigüedad.

El lince boreal en el parque de Šumava

Fue en los ochenta cuando se introdujeron 18 ejemplares de lince europeo en el parque nacional de Šumava, lo que a los pocos años provocó que estos animales se extendieran por Alemania y Austria.

Lince boreal: distribución

Sin embargo, el número de ejemplares de lince boreal en la zona comenzó a descender de forma preocupante a finales del siglo XX, por lo que un estudio pionero ha analizado cámaras, tasas de mortalidad y otros datos para llegar a la conclusión de que la caza furtiva amenaza a este felino en este área, de forma similar a como afectó al lince ibérico.

Simulaciones de ordenador permitieron evidenciar que en los últimos quince años la mortalidad ha aumentado enormemente, sin otra causa posible que la caza furtiva. Esto hace que la población de lince europeo que vive en esta zona esté en riesgo de extinción.

El lince boreal, una especie adaptable

Es importante señalar que, a pesar de ello, el lince boreal goza en general de una buena salud. Esta especie es la de mayor tamaño de entre todos los linces, por lo que puede llegar a pesar 30 kilogramos.

Esto le convierte en un cazador temible y habilidoso, que se alimenta principalmente de conejos pero que puede abatir crías de ciervo y otros ungulados, por lo que es mucho más adaptable que el lince ibérico.

El lince boreal ha conseguido vivir así en decenas de países, por lo que puede ser encontrado en Suiza, Turquía, Nepal, Rusia o Corea. Tal variedad de países hace que las poblaciones de lince boreal en general no estén amenazadas, sin embargo en ciertas zonas como la estudiada si pueden llegar a desaparecer si el ser humano no detiene su daño a la naturaleza.

Te puede gustar