¿Tiene tu gato miedo a las alturas?

Virginia Duque Mirón 10 julio, 2018
Es normal verles subir a lo más alto posible en nuestras casas y en los árboles, pero hay muchos felinos que se asustan una vez están en lo más alto;

Que a los felinos les encantan las alturas no es un secreto, pero ¿sabías que podrías tener un gato con miedo a las alturas? Si tienes ese problema, vamos a explicarte el porqué y qué puedes hacer para ayudarle.

Por qué puede tener un gato miedo a las alturas

Por irónico que parezca, el miedo a las alturas en los gatos es más común de lo que podamos creer. Estos animales tienen muy controlado el equilibrio y eso les permite subir a los lugares más altos e impensables de la casa.

Los sitios altos les gustan porque, además de que pueden observar todo desde arriba, se sienten muy seguros pues es difícil que nadie más pueda llegar allí para hacerles daño. Aun así, hay muchos que se quedan paralizados en las alturas.

Claro, aquí entran en juego varios factores. Es obvio que un gato con miedo a las alturas no se subirá por sí mismo a estas, a no ser que se vea en peligro. El peligro nos hace comportarnos de forma instintiva sin meditar demasiado en lo que hacemos.

Gato con vértigo

Si tu gato tiene miedo o se ve amenazado, podría huir y subir a algún lugar alto. Si tiene miedo a las alturas, cuando el peligro desaparezca se dará cuenta de dónde está y se quedará bloqueado. Lo mismo o peor puede pasar si eres tú quien lo pone en un lugar alto intentando que enfrente sus miedos.

Hacer esto no solo molestará a tu gato por el miedo a las alturas sino porque perderá el control de la situación, algo que los felinos no llevan nada bien. Incluso es posible que sufriera vértigo con mareos que le lleven a perder el equilibrio, motivo por el que evitan despegarse del suelo, y por el que podrían caerse de algún lugar alto al que tú lo hayas subido.

Qué gatos lo sufren

Aunque podría darse en cualquier gato, se ve este caso sobre todo en cachorros y en ancianos. En los primeros como causa de desconocimiento del entorno que les rodea, y en los ancianos por miedo a la edad que ya no les brinda la agilidad y flexibilidad requeridas para subir alto.

La ataxia, una enfermedad que puede provocar la descoordinación de los miembros del animal, puede ser otro de los motivos por los que puede tener tu gato miedo a las alturas. Y como último candidato, está el que haya quedado de alguna manera traumatizado por haber tenido una caída desde un lugar alto.

Gatos ancianos

¿Tiene tu gato miedo a las alturas? ¡Ayúdale!

Aunque realmente no suele ser necesario que un gato esté en las zonas más altas de la casa, lo cierto es que esto es parte intrínseca de ellos y no debería faltar en su personalidad. Un caso real de un gato llamado Óscar y que ya es famoso en las redes sociales, demuestra que hay mucho que podemos hacer por ayudar si un gato tiene miedo a las alturas.

Este bonito felino se dio cuenta de que estaba a miles de metros de altura en un avión, algo que no tenía que ser así, ya que en el avión no se ve el suelo. No obstante, el instinto del gato hizo que percibiera que algo no le gustaba. Se puso como un loco y lo pasó realmente mal, sumiendo a su dueña en un estado de desesperación.

Afortunadamente, la tripulación trató a Óscar y a su dueña como si fueran unas celebridades y les brindaron todos los cuidados y ayuda que necesitaron. Aunque el gato estuvo todo el vuelo maullando, llorando y muy nervioso, la actitud de los trabajadores de la aerolínea lograron calmar a su dueña.

Claro, era la primera vez que su dueña volaba con él, así que para nada sospechaba que esto pudiera suceder. ¡Vuelan miles de mascotas cada día en el mundo!

El problema llegó en el vuelo de vuelta. No había más remedio que volar de nuevo para volver a casa. Aunque la elección más fácil habría sido sedarlo, la dueña de este gato decidió no hacerlo y suplió esto con cariño.

Tuvo su transportín abrazado durante todo el vuelo y le dio caricias, mimos y palabras susurradas que mantuvieron al animal tranquilo y en silencio durante todo el vuelo, aunque seguía dando muestras de que no era algo agradable para él.

Así que si tiene tu gato miedo a las alturas, no le obligues a nada; no hay necesidad, y simplemente dale todo el cariño que puedas. Si por algún motivo se ve en un lugar alto, ayúdale a bajar y mímalo.

Te puede gustar