5 aves que forman colonias

Yamila 21 junio, 2018
Gracias a esta forma de asociación, estas especies se defienden mejor de sus depredadores, y también les es más sencillo encontrar mejores fuentes de comida

Solo el 10% de esta gran familia se reúne en grupos de hasta cientos de individuos, en ocasiones en espacios bastante reducidos. En el siguiente artículo te contaremos sobre algunas aves que forman colonias.

¿Cuáles son las aves que forman colonias?

Principalmente son las aves marinas las que eligen agruparse de esta manera. Este hábito tiene varias ventajas, ya que por ejemplo para los depredadores es más difícil atacar a una cierta cantidad de animales que a un ave o pareja que anida en solitario.

Además, las aves que forman colonias son capaces de hallar mejores fuentes de alimentos: siguen a aquellos ejemplares que han encontrado un ‘banquete’ y pueden aprovisionarse por varios días.

Por supuesto, este tipo de anidación también tiene sus contras, ya que por ejemplo existe una mayor competencia por el espacio –que no suele ser muy extenso– y un incremento de ciertas enfermedades por contagio: ácaros y parásitos principalmente. Entre los ejemplos de aves que forman colonias encontramos:

1. Flamencos

Son conocidos por su color rosado, sus patas alargadas y los movimientos de cabeza que parecen una coreografía de baile. Los flamencos –foto que abre este artículo– necesitan grandes extensiones de agua pero con poca profundidad.

Pasan varias horas al día buscando comida, principalmente algas y crustáceos mediante un sistema muy interesante en sus picos: separan el barro del alimento. Los flamencos pueden formar colonias de decenas de ejemplares y se mantienen juntos mientras inspeccionan el fondo de la laguna, río o lago donde habitan.

2. Charranes

Son otras de las aves que forman colonias, familiares directos de las gaviotas. Los charranes habitan en las costas tropicales de África, Asia y Oceanía. Se juntan en grandes grupos fuera de la época de cría, ya que en ese momento solo se mantienen en pareja y con sus polluelos.

Charranes: alimentación

El tamaño de las ‘familias’ del resto del año dependerá de la abundancia de peces, su principal fuente de alimento. La mayor colonia de charranes registrada hasta el momento se localiza al norte de Australia… ¡Donde se juntan cerca de 15 000 ejemplares!

3. Gaviotas

Los láridos –más conocidos como gaviotas– son una familia de aves de tamaño mediano a grande, con plumaje blanco, negro y gris, y patas y pico rojizo. Se alimentan de cualquier cosa que encuentren: insectos, vegetales, carroña, animales marinos, palomas, huevos, pájaros pequeños, etc. ¡Son unos animales muy voraces!

Gaviotas: hábitos de vuelo

Habitan principalmente en las costas, ya sea cerca de poblaciones humanas o alejadas del contacto con las personas. Se trata de un ave muy inteligente que cuenta con un sistema de comunicación complejo y desarrollado. Anidan en colonias bastante pobladas y cada pareja cuida por separado a sus huevos.

4. Tejedores

Esta es otra de las aves que forman colonias, pero que no son marinas. Los tejedores viven mayormente en África, aunque también se pueden hallar ciertas subespecies en el sudeste asiático y Australia. Se alimentan de semillas y deben su nombre a que construyen sus nidos de forma entretejida con diferentes materiales.

Tejedor común

La mayoría de los tejedores tienen sus ‘hogares’ uno al lado del otro, entre las ramas de los árboles. En un solo árbol pueden verse… ¡Hasta 300 nidos! Eligen sitios cercanos a fuentes de agua dulce y en algunos casos es el macho el encargado de la tarea de erigir la casa, para demostrar a la hembra cuán capaz de formar una familia es.

5. Pingüinos

Por último, en este listado de aves que forman colonias no podemos dejar de lado a estos hermosos animales que, si bien tienen alas, no pueden volar (pero sí nadar muy bien). Los pingüinos viven en el hemisferio sur y la mayoría de las subespecies en áreas frías como la Antártida.

Animales que viven en grupos: pingüinos

Las colonias de pingüinos más numerosas pueden tener cientos de ejemplares, quienes a su vez realizan grandes migraciones a pie luego de la época de reproducción. Por ejemplo, el pingüino emperador macho empolla al huevo mientras camina a paso muy lento, junto a los demás padres. Entre ellos –y con las hembras– se comunican a través de graznidos.

Te puede gustar