Cuidados de una perra en celo

Es un periodo complicado para la mascota que arranca al medio año de edad; sangrará durante 10 días y otros canes la intentarán perseguir si la sacamos a dar un paseo, debido a que desprende feromonas por las que se sienten atraídos

Cuando tenemos a una perra debemos ser  conscientes de que tendremos que lidiar con su celo. Para muchas personas les puede aterrorizar el evento, pero lo cierto es que no es nada del otro mundo; así que os damos consejos para el cuidado de una perra en celo.

Qué es el celo

Se le llama así al ciclo reproductivo en los perros, que se inicia a partir de los seis meses de edad, en donde la perra entra por un ciclo similar a la pubertad en el humano.

Durante este periodo, el animal segregará más hormonas que de costumbre y podría comportarse de forma extraña. Esto es normal y no es un motivo de alarma, pero si al contrario, el comportamiento se sigue repitiendo pues es hora de aplicar los correctivos necesarios.

Debemos tomar en cuenta que nuestra mascota tendrá un periodo en donde sangrará de forma constante por el área genital. Así que nos toca prepararnos para tratar este evento de forma correcta.

Cuánto dura el ciclo de una perra en celo

El ciclo reproductivo en perros dura un promedio 20 días, y se extiende o se acorta en función del individuo, tal y como sucede en los humanos. El celo se produce en dos fases o etapas.

La primera etapa es la más visual y que es cuando el animal empieza a sangrar y a comportarse de forma extraña. Notarás cambios e hinchazón en la vulva debido al sangrado que el fenómeno produce, que se prolonga algunas veces hasta 10 días.

Pasear perra en celo

Lo correcto sería dejarle pasar el proceso sin ningún tapujo, pero por motivos de practicidad debemos colocarle una braga especial para perros con una toalla sanitaria. La toalla debe cambiarse cada cierto tiempo para evitar posibles derrames indeseados en el hogar.

Una vez que la etapa de sangrado termine, comienza la fase en la que la perra empieza a traer más la atención de los machos. Está de más tener mucho cuidado y atención a la junta que podría tener tu mascota a la hora de pasear.

Esto no implica que no mantengas a tu can encerrado en tu hogar sin contacto con el exterior, solo a ser más consciente con respecto a su seguridad.

Los perros, al igual que muchos animales, se dejan guiar por las feromonas que una hembra pueda emanar, así que no debes asustarte si de la nada aparecen unos perros que ladran a tu puerta.

Pasea a tu perra en celo

Esta etapa se extiende a veces durante 10 días y en algunos casos a 20 días, así que dejarla en casa es una mala idea la mayoría de las veces.

Pero no te preocupes, dejarla salir es lo mejor para ella y para ti, así que os damos una pequeña guía sobre cómo llevar el paseo en estos casos:

  • Salgan de paseo junto a otra persona: este integrante, aparte de pasar un rato distinto, te ayudará a evitar que otros machos quieran montarla sin consentimiento
  • Que utilice un pantalón: servirá que en caso de no poder evitar la monta, los machos no puedan hacer nada al estar impedidos para el acto. Se verá un poco bochornoso para nuestra mascota, pero es eso o un embarazo indeseado, ¿verdad?
  • Salid a otra hora: si durante la hora habitual se encuentran con muchos perros, pues puedes salir en otro momento, aunque te encuentres con algunos canes.
Perra en celo: cuánto dura el sangrado

¿Una perra en celo es menos saludable?

Es cierto que la esterilización de los animales trae bastantes beneficios para la salud de ellos, mas esto no implica que sea algo obligatorio. Una perra no esterilizada puede llevar una vida completamente normal, siempre y cuando no se haya cruzado.

En caso de que la perra se haya cruzado, los riesgos de enfermedades aumentan de forma considerable. La aparición de cáncer en sus genitales y mamas son unas de las más comunes.

Si deseas cruzar una perra, no lo debes hacer durante el primer o segundo celo; de hecho, lo mejor es esperar hasta pasado los dos años de edad. La mortalidad tanto de la madre como de sus cachorros queda reducida en un porcentaje considerable.

Lo bueno de la esterilización es que lo puedes hacer en cualquier momento; nosotros recomendamos hacerla después del primer celo para que el animal se desarrolle normalmente. Pero si deseas hacerlo antes de que esto suceda, lo puedes hacer sin ningún problema

Así que, en resumen, podemos argumentar que una perra esterilizada tiene una mayor calidad de vida en contraste con una que no lo esté. Pero no por esto hay que negarle el amor y el cariño que se merecen.

Recuerda que si tu perra está en celo no es señal de alarma o de tratarla de un modo distinto. Se trata de cuidarla más y enseñarle que ella sigue siendo parte de la familia.

Te puede gustar