Cuidados de la perra después de la cirugía de esterilización

En estas circunstancias, hay que evitar que los canes se laman o rasquen la herida, pues pueden quitarse los puntos, provocarse una herida e infectarla; también es importante el reposos en los días posteriores
Cuidados de la perra después de la cirugía de esterilización

Escrito por Alba Muñiz

Última actualización: 18 marzo, 2022

Aunque la castración es una intervención quirúrgica segura –que ha evolucionado hasta el punto que hoy en día apenas deja cicatriz– y de la que los animales se recuperan rápidamente, de todas formas deberás prestar atención a que todo evolucione bien con tu mascota. Te contamos cómo deberás cuidarla tras la cirugía de esterilización.

¿Qué significa esterilizar a la perra?

La esterilización, o también llamada castración, es una cirugía segura en la que se extirpa el órgano reproductor del perro. En el caso de las hembras, la intervención remueve tanto los ovarios como el útero (ovariohisterectomía), por lo que es imposible que quede embarazada en un futuro.

Aunque pueda parecer un proceso bastante difícil, la realidad es que se lleva a cabo con una simple y pequeña incisión en el vientre. Por esta razón, la operación no dura mucho tiempo y la perra puede ser llevada a casa el mismo día.

¿Se le puede realizar la cirugía de esterilización a la perra a cualquier edad?

Las perras pueden ser esterilizadas antes o después de su primer celo, ya de esta forma se evitan los estragos de las hormonas y se reduce la probabilidad de que aparezcan tumores. Sin embargo, la edad adecuada puede cambiar según la raza de la que se hable. Por lo tanto, siempre es mejor preguntarle a un veterinario sobre el momento idóneo de llevar a cabo la operación.

Primeros cuidados tras la cirugía de esterilización

La ovariohisterectomía canina se realiza bajo anestesia general, para lo que se procede haciendo una pequeña incisión en el abdomen de tu perrita.

Por lo general, no es necesario que tu mascota quede internada tras recuperarse de los efectos de la sedación y podrá continuar la recuperación en tu casa, mientras sigues las indicaciones del veterinario.

Castrar perro

Ten en cuenta lo siguiente:

  • No te alarmes si en un primer momento tu perra tiene movimientos torpes. Son efecto de la anestesia.
  • Evítale los esfuerzos. Llévala en brazos hasta tu domicilio, si su peso te lo permite, o habilita un vehículo para trasladarla.
  • El espacio destinado para su recuperación debe ser cómodo, cálido y, sobre todo, limpio, para que su herida no corra peligro de infectarse.
  • Es muy probable que tu perrita no quiera comer de inmediato y que incluso vomite. Recuperará su apetito en cuanto los efectos de la anestesia se disipen totalmente. De todas formas, lo ideal es que, en estas circunstancias, coma poco y liviano. A la mañana siguiente podrá retomar su alimentación habitual.
  • Tampoco te asustes si el animal no defeca durante dos o tres días. Es normal que ocurra tras una cirugía de esterilización.
  • Quítale la venda de la herida en el momento que te haya indicado el profesional. Generalmente, esto puede hacerse el día posterior a la intervención.
  • Tienes que impedir que se lama o rasque la sutura. Puede quitarse los puntos, abrir la herida o provocarse una infección, así que quizá sea necesario colocarle un collar isabelino para evitar que su lengua llegue a la zona donde se practicó la incisión.
  • Suminístrale los antibióticos y analgésicos que te haya indicado el veterinario. Si ves que, de todas maneras, sigue molesta o dolorida, no le des otro tipo de medicación, mucho menos si es para humanos.
  • Si hay otras mascotas en la casa, controla que no le laman la herida o quieran jugar bruscamente con ella. Mantenla separada o ponle una camiseta limpia de algodón para cubrir la incisión.
  • Procura que descanse lo suficiente en un ambiente tranquilo para que se pueda recuperar también del estrés que le provocó la situación vivida.
  • Es importante que, durante las primeras 24 horas de la intervención, el animal no se quede solo y sea controlado de forma constante.

Cómo sigue la recuperación de tu perra

El reposo de tu mascota debe continuar durante varios días, al menos hasta que vuelva a verla el veterinario y decida si le quita los puntos.

Capar perros: beneficios

Si le ha puesto puntos absorbibles, igual deberás llevarla para que controle que todo va bien, así que mientras tanto:

  • Controla que no realice movimientos bruscos ni ejercicios intensos. Que no salte, que no corra, que no suba escaleras. Ten en cuenta que además de la sutura exterior, también tiene puntos internos.
  • Puedes darle paseos cortos, pero prestando mucha atención a que no se esfuerce si alguna situación externa la pone ansiosa.
  • Salvo que el veterinario te lo indique, no desinfectes su herida. Debes observarla para asegurarte de que todo marcha bien.

Signos de alarma de la operación

Aunque la mayoría de las intervenciones para esterilizar a una perra se recuperan sin problema, existen algunas señales de alarma que indican la necesidad de acudir al veterinario. La siguiente lista recopila solo algunos de estos signos de peligro:

  • Presencia de fiebre. Este síntoma podría significar que existe un proceso infeccioso en la herida, lo cual necesita atención veterinaria urgente.
  • Hemorragia en la herida. Es normal que cuando los puntos de sutura se rompen, la zona en donde se realizó la intervención comience a sangrar. Acude con un profesional para que detenga la hemorragia lo antes posible.
  • Inflamación en el área de la incisión. Un proceso inflamatorio descontrolado podría llegar a significar un tipo de reacción alérgica, lo cual podría ser grave si no es controlada por un profesional.
  • Coagulopatías. Conforme pasen los días, la herida mejora y comienza a formar la típica costra. En caso de que esto no suceda en la primera semana, lo más probable es que exista un problema con la coagulación del can. Este tipo de problemas son raros, pero es importante estar atentos a ellos.
  • Letargia e incapacidad para moverse. Exceptuando el día de la operación, la perra debe mantener una cantidad de energía reducida, lo cual no significa que todo el tiempo necesite estar acostada. Si observas que no se puede parar, que se rehúsa a moverse o que no quiere comer, acude con tu veterinario de emergencia.

Recuerda que, si bien la cirugía no ha sido una situación agradable de atravesar para tu mascota, los beneficios son mayores. Además de eliminar los inconvenientes del nacimiento de camadas inesperadas, la estás librando de probables infecciones uterinas y, al mismo tiempo, disminuyen las posibilidades de que desarrolle cáncer de mama.

Ten en cuenta que tu mascota necesitará aproximadamente 10 días para recuperarse de la operación y retomar su vida normal.

Mientras tanto, ten mucha paciencia y préstale mucha atención para que todo marche sobre raíles. Y quiérela como siempre. Recuerda que en este momento necesita mucha atención de tu parte, así que no la hagas a un lado ni la decepciones.

Te podría interesar...
Cuatro razones para esterilizar a tu mascota
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Cuatro razones para esterilizar a tu mascota

Esterilizar a tu mascota es un paso muy grande que brindará grandes beneficios de salud para tu compañero. Os contamos un poco acerca de estos bene...