Los mejores antibióticos para perros

16 junio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Los antibióticos para perros ayudan al sistema inmune del animal a neutralizar una amplia variedad de microorganismos que causan infecciones.

Una amplia variedad de microorganismos pueden provocar infecciones en el cuerpo de los perros. Entre estos gérmenes se incluyen bacterias, virus, hongos y protozoos.

Solamente el veterinario, después de diagnosticar la posible infección, puede recetar el fármaco para tratar al animal. El antibiótico de elección dependerá de qué microorganismo está causando la infección en el perro y de los efectos secundarios que ocasione en él.  Aquí repasaremos algunos de los mejores antibióticos para perros y cuándo es indicada su aplicación.

Infecciones bacterianas

Las bacterias pueden invadir el cuerpo del perro a través de heridas abiertas, en algo que ingiere, o simplemente por inhalación. Son seres vivos oportunistas, y tratan de colonizar lo más rápido posible cualquier medio que se ponga a su disposición, incluyendo los órganos internos de los animales de sangre caliente.

Estos organismos unicelulares microscópicos causan gastroenteritis, neumonía, infecciones de la piel, problemas del tracto urinario y otras enfermedades. Sin intervención antibiótica, pueden multiplicarse y enfermar aún más al perro.

¿Cómo funcionan los antibacterianos?

Dependiendo de su naturaleza química, un antibiótico puede evitar que la bacteria construya nuevas paredes celulares, evitando así su capacidad de reproducción. Esta clase de antibióticos son denominados bacteriostáticos.

Al limitar el crecimiento del número de bacterias, el cuerpo del huésped gana tiempo para combatir la infección, lo que le permite utilizar sus defensas naturales del sistema inmunitario.

Un antibiótico bactericida mata a la bacteria directamente. Por ejemplo, puede acabar con ella al impedir que transforme la glucosa en energía.

Los antibióticos para perros son necesarios para su salud.

¿Qué infecciones requieren tratamiento con antibióticos?

En perros, los antibióticos pueden tratar infecciones del tracto urinario, del sistema respiratorio, del oído o infecciones de heridas superficiales. También enfermedades como neumonía, trastornos gastrointestinales o la enfermedad periodontal.

¿Cuándo es el momento adecuado para usar antibióticos para perros?

El momento correcto para usar antibióticos para perros es cuando hay certeza que las bacterias son la causa de la infección. Este no es el caso de las enfermedades virales, pues un virus no se puede tratar con antibióticos.

Solo un veterinario podrá identificar la causa específica de la infección y determinar qué tratamiento usar:

  • En el caso de infecciones del tracto respiratorio, los lineamientos de uso de antibióticos recomiendan un período de observación de diez días para perros con signos clínicos leves (es decir, aquellos con apetito y actitud normales). Se desaconseja el uso rutinario de antibióticos en estos casos, ya que la mayoría de los patógenos involucrados en infecciones respiratorias son virales.
  • En caso de perros con secreción mucopurulenta, fiebre, letargo o inapetencia, sí se recomienda el tratamiento.

¿Los antibióticos para perros pueden provocar reacciones alérgicas?

Sí, los perros pueden tener reacciones alérgicas a los tratamientos con antibióticos. Es por esto que es importante consultar al veterinario antes de administrar los antibióticos, y controlar al perro mientras está en tratamiento.

La causa y el tipo de reacción alérgica dependen de cómo se mezcle la biología única del animal con el tipo y la dosis del antibiótico tomado. Muchos síntomas ocurren dentro de las primeras 24 horas y pueden incluir irritación de la piel, erupciones cutáneas, picazón, dificultad para respirar, tos, náuseas, hinchazón, pérdida de apetito, shock anafiláctico y más.

También pueden surgir infecciones oportunistas, causadas por levaduras como resultado del uso de antibióticos.

Después de tomar antibióticos, es de vital importancia vigilar de cerca al perro. Será necesaria una visita al veterinario de inmediato si se perciben síntomas como estos.

Maneras de darle medicina a tu perro sin que lo note.

¿Cuáles son los antibióticos de uso común en perros?

  • Amoxicilina / ácido clavulánico: la amoxicilina es derivada de la penicilina. Es un antibiótico popular porque es de amplio espectro, lo que significa que trata una amplia gama de infecciones bacterianas. El efecto secundario más común de este antibiótico es el malestar del tracto digestivo.
  • Clindamicina: este medicamento es tanto un antibiótico como un antiprotozoario.
  • Cefalexina: al igual que la Amoxicilina, es un antibiótico de amplio espectro, por lo que es una opción popular.
  • Cloranfenicol: es efectivo contra una variedad de bacterias y también puede ser efectivo contra algunos protozoos. También se ha utilizado para tratar enfermedades transmitidas por garrapatas.
  • Metronidazol: este medicamento es tanto un antibiótico como un antiprotozoario. Es uno de los medicamentos más potentes del mercado y se usa para tratar una variedad de dolencias. Entre ella están la enfermedad inflamatoria intestinal, Giardiasis (de origen protozoario) y otras infecciones bacterianas. Sus propiedades antiinflamatorias también lo convierten en un excelente tratamiento para las infecciones intestinales y la diarrea que se producen por ciertas enfermedades.
  • Sulfadimetoxina: este antibiótico también es efectivo ante infecciones coccidiales (parásitos protozoarios), que a menudo se encuentran en los cachorros, pero también pueden infectar a las mascotas mayores.
  • Doxiciclina: se usa para tratar una amplia gama de infecciones en mascotas. Estos incluyen enfermedades por garrapatas, leptospirosis, toxoplasmosis y psitacosis.

¿Pueden las infecciones resolverse por sí mismas?

Sí, el sistema inmunitario del perro puede combatir algunas infecciones bacterianas menores sin la ayuda de antibióticos. Aunque esto puede suceder, se recomienda consultar a un veterinario si cree que su perro tiene una infección bacteriana. Podrán determinar la gravedad de la infección y si los antibióticos son necesarios.

  • M.R. Lappin, J. Blondeau, D. Boothe, E.B. Breitschwerdt, L. Guardabassi, D.H. Lloyd, M.G. Papich, S.C. Rankin,  J.E. Sykes, J. Turnidge, and J.S. Weese. (2017) Antimicrobial use Guidelines for Treatment of Respiratory Tract Disease in Dogs and Cats: Antimicrobial Guidelines Working Group of the International Society for Companion Animal Infectious Diseases. J Vet Internal Med 31;279-294.
  • Noguera Vásconez, K. N. (2018). Estudio del uso racional de antibióticos en el servicio de emergencia del Centro de Salud del Centro Histórico (Bachelor's thesis, Quito: UCE).