Conejo mariposa: cuidados, comportamiento y alimentación

El conejo mariposa, con su simpático carácter y su curioso pelaje, hará las delicias de tu día a día. Aprende aquí qué necesita para ser feliz.
Conejo mariposa: cuidados, comportamiento y alimentación
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 03 abril, 2021.

Última actualización: 03 abril, 2021

El conejo mariposa apareció a finales del siglo XIX en Inglaterra, como resultado de un cruce por parte del ser humano, cuya finalidad era buscar la estética que lo define. Estos lagomorfos tan bonitos se caracterizan por la línea de color pardo que les recorre la espalda, hasta las patas traseras.

Esta raza de conejo presenta un aspecto singular, pero no deja de formar parte de la misma especie que todos los conejos domésticos (Oryctolagus cuniculus domesticus). Como cualquier otro lagomorfo domesticado, si va a vivir en cautividad requiere una serie de cuidados específicos para garantizar su bienestar.

Características del conejo mariposa

El conejo mariposa es de tamaño mediano —con un peso de 2 o 3 kilogramos— y su esperanza de vida es de 8 a 12 años. Sus hábitos son crepusculares, lo que quiere decir que sus picos de actividad más altos son al amanecer y al atardecer.

Son conejos de pelo corto, lo que hace que este aspecto sea más fácil de cuidar que en otras razas, como el conejo de Angora. De todas formas, es recomendable peinarlos, sobre todo en épocas de muda, para que no traguen demasiado pelo y acaben con una impactación intestinal. Una impactación puede ser muy peligrosa para esta especie.

Un conejo mariposa tumbado.

Comportamiento

El conejo mariposa se caracteriza por ser muy activo y curioso. Estos seres vivos son sociables, por lo que requieren atención y ejercicio diario. En ellos encontrarás un compañero cariñoso, enérgico y más listo de lo que parece en un primer momento.

Los conejos, en general, dedican mucho tiempo al autoacicalamiento, por lo que no es necesario —ni recomendable— bañarlos. Si se ensucian se les puede lavar con una toalla húmeda y ellos harán el resto. Es importante secarlos bien si se quedan muy mojados para evitar resfriados.

Como animales presa que son, pueden ser tímidos y asustadizos. Es importante crear una buena relación con ellos y que confíen en el humano, pues puede ser necesario manejarlos para el mantenimiento de las uñas, pelo o tratamientos veterinarios.

Cuidados del conejo mariposa

Si alguno de estos encantadores lagomorfos ha acabado viviendo contigo, es importante que tengas en cuenta una serie de cuidados específicos para ellos. Aquí te los contamos.

Alimentación del conejo mariposa

La alimentación es la parte más importante a la hora de controlar la salud de un conejo: estos necesitan desgastar los dientes de manera continua y su sistema digestivo se compromete rápidamente si no comen lo que deben. El plan de alimentación del conejo mariposa es el siguiente:

  • Heno disponible a todas horas: es su alimento principal, ya que suelen comerlo durante todo el día.
  • Agua fresca ad libitum: son grandes bebedores, así que deben tenerla disponible y de calidad.
  • Una ración diaria de verdura fresca: principalmente hoja verde, como escarola, canónigos, hoja de zanahoria, rúcula u hoja de roble.
  • Una ración diaria de pienso especializado para conejos, preferiblemente en pellets.
  • Premios: estos animales pueden tomar algún pellet de pienso o semilla como premio, nunca nada procesado o con azúcar o sal.

Puedes dividir la hoja y el pienso diarios en 2 o 3 tomas al día. No se les debe aportar estos alimentos ad libitum, ya que los conejos dejarían de comer heno: es como dejarle una hamburguesa a un niño al lado del plato de ensalada. Además, hay ciertos alimentos no recomendables para ellos, entre los que destacan los siguientes:

  • Productos fabricados para humanos: pan, bollos, etc.
  • Tubérculos crudos, como patata, zanahoria o calabaza.
  • Frutas muy dulces: pueden fermentar en el intestino.
  • Coles: coliflor, repollo y brócoli, entre otros.

Necesidades de alojamiento

Cuanto más espacio tenga el conejo mariposa para moverse, mejor. Lo ideal es que esté suelto todo el día y la casa esté preparada contra accidentes —cables a la vista, objetos que pueda estropear o saltos peligrosos—, pero esto requiere supervisión continua del tutor y un proceso de adaptación por ambas partes.

A los conejos les gusta subirse a lugares altos para tener una buena vista del panorama, lo que puede acabar en malas caídas. Lo bueno es que tienden a elegir lugares favoritos, así que basta con identificarlos y hacerlos seguros.

La jaula, más que su casa, debe ser un lugar donde el conejo se sienta a gusto para comer y dormir. Si fuese necesario tenerlo en la jaula de forma prolongada—por motivos veterinarios—, esta debe ser lo suficientemente grande para que pueda ponerse de pie y moverse. Tanto la jaula como los espacios donde pase el día deben ser diariamente higienizados.

Si el conejo tiene acceso al exterior, es muy importante asegurarse de que no escapa bajo tierra haciendo túneles. El recinto exterior debe estar protegido de depredadores y, si es ajardinado, no hay que utilizar nunca productos químicos que puedan ser tóxicos para él.

Salud mental

Los conejos son animales inteligentes que necesitan enriquecimiento ambiental para no desarrollar problemas de comportamiento. Los enriquecimientos que alargan el tiempo de su comida, como los dispensadores, son ideales. Además, existen cajas de arena —o se pueden fabricar en casa— para estimular su conducta de excavar.

Debido a su carácter sociable, es necesario pasar tiempo con ellos e incluso buscarles otro compañero no humano. Debidamente adaptados, pueden llevarse bien con otros conejos castrados o con cobayas.

Manejo del conejo mariposa

La manera correcta de sujetar a un conejo es pegándolo al cuerpo con el brazo, tapándole los ojos si estuviera muy estresado. Cogerlo del pellejo de la espalda puede ocasionarle lesiones en la piel y los músculos.

Por otro lado, está completamente prohibido coger a los conejos de las orejas: les produce muchísimo dolor y pueden fracturarse la columna si no se les sujeta el tercio posterior.

Cuidados veterinarios

Lo básico es una revisión veterinaria cada 6 meses. Si el conejo mariposa tiene acceso al exterior, debe tener al día las vacunas contra la mixomatosis y la fiebre vírica hemorrágica, además de ser desparasitados interna y externamente con regularidad.

La castración es una opción más que recomendable para evitar problemas del aparato reproductor, como tumores de útero o piómetras. Además, de esta forma se apaciguan comportamientos territoriales en machos, como el marcaje.

No hay problemas específicos asociados a esta raza, pero en todos los conejos se debe prevenir el sobrecrecimiento dental con una alimentación adecuada, lo que a su vez previene problemas digestivos. Se deben revisar sus orejas periódicamente y cortarles las uñas. Estos son algunos signos de enfermedad que indican urgencia veterinaria en conejos:

  • No comer y/o defecar desde el día anterior.
  • Postración o inactividad.
  • Cabeza ladeada.
  • Diarrea.
  • Parálisis del tercio posterior o postura anormal.
  • Respiración con ruidos.
  • Arrastrado ventral por el suelo.
Un conejo mariposa en su jaula.

Los conejos son animales que, a pesar de llevar muchos años con los humanos, no tienen un organismo del todo adaptado para vivir en cautividad. Antes de decidirse por uno de ellos como mascota, es importante asegurarse de que se pueden cumplir con todos requerimientos, pues son seres delicados.