¿Cómo se reproducen los cocodrilos?

Los cocodrilos se reproducen de una forma más parecida a la de los mamíferos de lo que crees. De todas formas, algunas de sus particularidades en lo referente a esta temática te sorprenderán.
¿Cómo se reproducen los cocodrilos?
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 13 junio, 2021.

Última actualización: 13 junio, 2021

Los cocodrilos son seres imponentes, letales, veloces y armados con unos dientes listos para matar. De todas formas, aunque sean el pináculo de la cadena alimenticia y dominen de forma absoluta los ecosistemas en los que habitan, ellos también pasan por etapas de crecimiento en la que son pequeños, vulnerables y, sobre todo, adorables. ¿Sabes cómo se reproducen los cocodrilos?

Aunque no lo parezca, el acto que da lugar a la fecundación en los cocodrílidos es más similar de lo que podrías imaginar al que llevamos a cabo los mamíferos. Si quieres conocerlo todo sobre la danza sexual en estos reptiles, tan arcaicos como fascinantes, no dejes de leer.

Características de los cocodrilos

En primer lugar, cabe destacar que el término “cocodrilo” hace referencia, en su acepción más estricta, solamente a los miembros de la familia Crocodylidae. Este taxón engloba 3 géneros repartidos en 15 especies diferentes, que son consideradas las representantes de “los cocodrilos típicos”. Algunos ejemplos son Crocodylus niloticus, Crocodylus palustris y Crocodylus siamensis.

Si se utiliza un criterio clasificatorio más amplio, se pueden englobar dentro de este grupo a todos los integrantes del orden Cocodrilia. Esto incluye a cocodrilos, aligátores, caimanes y gaviales. Sea como fuere, todos estos reptiles son fósiles vivientes —el inicio de su existencia se remonta hace 83,5 millones de años—, presentan escamas y cuerpos robustos, dientes afilados y están ligados al agua.

Todos los cocodrilos son reptiles de cuerpo alargado, morro prominente y plano, cola comprimida y presentan diversas adaptaciones al medio acuático.

La cara de un cocodrilo.

¿Dónde habitan?

Los cocodrilos son animales eminentemente tropicales y se pueden encontrar en África, Asia, Australia y ciertas regiones de las Américas. Su tendencia a los climas cálidos no es anecdótica: los reptiles son ectotermos, y por ello, necesitan del calor ambiental para funcionar. Por ello, jamás verás un cocodrilo viviendo en los polos.

Además, estos seres son inseparables de los entornos acuáticos. Su estrategia de caza es de tipo sit and wait: permanecen ocultos e inmóviles en una masa de agua, esperando a que un mamífero o ave se acerque a beber. Una vez atrapan a su presa, la llevan a las profundidades de la masa de agua en la que se encuentran, la ahogan y la despiezan.

¿Cómo se reproducen los cocodrilos?

Los cocodrilos son generalmente poligínicos, lo cual significa que los machos tratan de reproducirse con el máximo número de hembras posibles. De todas formas, estudios indican que son unos pocos machos dominantes los que dejan descendencia en cada ciclo reproductivo, desplazando así a los más débiles.

Cuando un macho y una hembra receptiva se encuentran, tienen lugar una serie de comportamientos reproductivos —roces faciales, poses natatorias y conductas de sumisión, entre otros— que pueden extenderse en el tiempo. Cuando la hembra ha sido “convencida”, ambos se dirigen al agua y tiene lugar la fecundación propiamente dicha.

Por extraño que parezca, estos animales presentan una fecundación interna. Tal y como indican fuentes profesionales, el falo de los cocodrilos se trata de un órgano con forma de cono, que termina en un septo cloacal. Este no se encuentra a la vista en situaciones de normalidad, pues está retraído en el orificio cloacal. La inserción del pene se produce tras el alineamiento de cloacas y el acto dura unos 15 minutos.

Una vez los cocodrilos se reproducen, el macho abandona a la hembra y busca otras potenciales compañeras reproductivas.

¿Cuándo alcanzan la madurez sexual?

Los cocodrilos alcanzan la madurez sexual a los 10 años de edad de media. Esta cifra puede parecer muy alta, pero debes tener en cuenta lo siguiente: los ejemplares de la especie Crocodylus porosus viven hasta 70 años, mientras que Crocodylus niloticus oscila los 50 a 60 años. Dicho de otro modo, son reptiles realmente longevos.

Los cocodrilos machos se reproducen cuando alcanzan los 25 centímetros de longitud, un valor un poco más bajo para las hembras.

La incubación de los huevos

Los cocodrilos son ovíparos. Esto quiere decir que, tras la fecundación, las hembras ponen un número variable de huevos que se desarrollan en el medio ambiente. Antes de que se produzca la ovoposición, las hembras escarban nidos, que pueden ser definitivos o abandonados. Se puede detectar la actividad de los cocodrilos sin verlos gracias a estas construcciones.

Una vez la hembra elige el lugar adecuado, procede a dar a luz a su prole —dependiendo de la especie, serán de 7 a 95 huevos, en las especies típicas son de 40 a 60—. Una vez ha terminado con su puesta, la cubre y no se aleja de ella demasiado en ningún momento en todo el proceso de incubación, que dura hasta 95 días.

Determinación del sexo de las crías

Puede que esto ya te suene, pues es de conocimiento general que el sexo de las crías de cocodrilo viene determinado por la temperatura. Tal y como indican estudios publicados en la Royal Society, los huevos incubados a 30 ℃ darán lugar a hembras, mientras que los expuestos a temperaturas más altas (34 ℃) serán machos.

Debido a que es mucho más sencillo que la temperatura se mantenga de forma constante a unos 30 ℃ que a 34 ℃, la mayoría de crías que nacen son hembras, aunque pueden haber ejemplares de los 2 sexos en una sola puesta por cambios ambientales mínimos. Por ello, fuentes ya citadas estiman que el ratio de géneros en la mayoría de poblaciones de cocodrilos y aligátores es 10:1, es decir, 10 hembras por cada macho.

La tasa de mortalidad es muy alta durante la infancia, pero cuando los cocodrilos crecen, suelen ser capaces de sobrevivir sin problema.

Cuidado parental en cocodrilos

Los cocodrilos son los reptiles más sociales que existen. Aunque no forman grupos o manadas, los ejemplares suelen congregarse juntos en las orillas de los ríos, calentándose con los rayos del Sol. De todas formas, sí que se producen jerarquías: los cocodrilos más grandes son los que tienen acceso a las zonas más ventajosas y a más hembras en la época de apareamiento.

Debido a su socialidad, los cocodrilos son capaces de emitir vocalizaciones y comunicarse entre ellos. Esto es muy importante durante el desarrollo de las crías, pues comienzan a producir un sonido en forma de “chirp” antes de nacer, avisando a su madre de que están listas para salir al mundo. Ante esta llamada, la hembra excava el nido y controla que toda su prole nazca sana y salva.

Una vez han eclosionado todos los huevos —suelen hacerlo casi a la vez—, la hembra se mete a las crías en la boca y las lleva al agua, donde permanecerán en grupo hasta que alcancen un tamaño suficiente para emanciparse. Como curiosidad, estudios en la revista Nature han demostrado que las hembras hacen menos caso a las llamadas de las crías más grandes, pues esto podría fomentar su autonomía y desapego.

Cocodrilos saliendo del huevo.

Las curiosidades de los cocodrilos son incontables, desde cómo se reproducen hasta la determinación de su sexo. Más allá de esa máquina de matar, se esconden madres atentas y cuidadosas y una socialidad inusitada en el mundo de los reptiles. Sin duda, estos fósiles vivientes nunca dejarán de sorprendernos.

It might interest you...
Cocodrilo de agua salada: terror en los mares
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Cocodrilo de agua salada: terror en los mares

El cocodrilo de agua salada es el reptil más grande y letal del mundo. Todo en este gigantesco y peligroso animal es superlativo.



  • Piña, C. I., Merchant, M. E., & Verdade, L. M. (2015). Introduction: reproduction in Crocodilians. South American Journal of Herpetology, 10(1), 1-3.
  • Lang, J. W. (1987). Crocodilian thermal selection. Wildlife management: crocodiles and alligators, 301, 317.
  • Larriera, A., Simoncini, M. S., Cruz, F. B., & Piña, C. I. (2011). Climatic effects on the reproductive biology of Caiman latirostris (Crocodylia: Alligatoridae). Amphibia-Reptilia, 32(3), 305-314.
  • Chabert, T., Colin, A., Aubin, T., Shacks, V., Bourquin, S. L., Elsey, R. M., ... & Mathevon, N. (2015). Size does matter: crocodile mothers react more to the voice of smaller offspring. Scientific reports, 5(1), 1-13.
  • Woodward, D. E., & Murray, J. D. (1993). On the effect of temperature-dependent sex determination on sex ratio and survivorship in crocodilians. Proceedings of the Royal Society of London. Series B: Biological Sciences, 252(1334), 149-155.