El gavial o cocodrilo de hocico delgado

Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Elsa M. de Arribas
· 3 abril, 2019
Cuando se escucha la palabra 'cocodrilo', lo primero que viene a la mente es una imagen de dicho animal con su poderosa mandíbula abierta y amenazante; sin embargo, si la palabra es 'gavial' puede que el sentimiento sea de confusión, hasta que se relacione con los cocodrilos, pero la buena noticia es que los gaviales son inofensivos.

Perteneciente a la familia Gaviladidae, en concreto a la especie Gavialis gangeticus, el cocodrilo de hocico delgado, mal denominado así, es un gavial. Los gaviales tienen diferentes parientes, entre los que se encuentran los aligatores, caimanes y cocodrilos. Todos ellos pertenecen a un grupo de reptiles en el que se encontraban los dinosaurios. Durante los últimos 65 millones de años apenas han sufrido cambios.

Características morfológicas del gavial

El gavial tiene un hocico muy característico, estrecho y alargado, acompañado por unos dientes frontales pequeños y afilados. Además, sus dientes están curvados hacia fuera, lo que permite la captura de los pequeños peces que entran en sus fauces.

El gavial puede alcanzar un peso de hasta 900 kilos y una longitud de 4 a 6 metros. Este reptil carnívoro sigue una alimentación variada, que es diferente en los individuos juveniles y los adultos. Mientras que los juveniles se alimentan de pequeños animales, como insectos o crustáceos, los adultos ingieren diferentes especies de peces. Jamás atacan al ser humano ni a animales domésticos: se le considera un animal inofensivo para el hombre.

Existen dimorfismos sexuales visibles que permiten diferenciar entre hembras y machos. Los machos tienen una protuberancia carnosa en la nariz. Esta protuberancia les facilita la caza: cazan peces con un movimiento lateral repentino de la cabeza.

Los gaviales se caracterizan por tener un color oliva –tirando a marrón– con puntos oscuros en todo su cuerpo y en la cola, formada por escamas aplanadas.

Hábitat del gavial

Los gaviales son reptiles cuyo hábitat es predominantemente acuático. Su vida se desarrolla en el agua, incluido el apareamiento. Una vez que las hembras se han apareado con los machos en el agua, salen a tierra para poner unos 40 huevos. Los huevos quedan enterrados en un pozo excavado en la arena. Tras ponerlos, los cubre con arbustos y arena y los abandona a su suerte.

Gavial: hábitat

Los huevos eclosionan en los meses de marzo  y abril. Las pequeñas crías miden unos 40 centímetros de largo y son de un color grisáceo oscuro. En la antigüedad, podían encontrarse en países como Pakistán o Birmania. Sin embargo, en la actualidad su área se ha visto reducida debido a los asentamientos humanos.

La protuberancia en la nariz de los machos consiste en una tapa cartilaginosa que mueven al respirar. Al respirar emiten un zumbido que utilizan tanto para el cortejo como para la defensa del territorio.

Diferencias entre los distintos grupos

Para diferenciar a un cocodrilo, un aligator y un gavial, es conveniente tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • El cocodrilo pertenece a la especie Crocodylos niloticus. El hocico del cocodrilo tiene forma de ‘V’ y es más angosto que el de los aligatores. Además, es el único que vive tanto en agua dulce como salada y, aunque su medio de desplazamiento más habitual es el acuático, puede arrastrarse por tierra. En ocasiones concretas, puede llegar a ‘galopar’ a una velocidad de 15 km/h.
  • El aligator pertenece a la familia Alligatoridae. El hocico del aligator es redondeado, con forma de ‘U’; su nariz es la más pequeña del grupo. Vive en agua dulce.
  • El caimán pertenece a la misma familia que el aligator. Por ello, las diferencias existentes entre estos son muy concretas.
  • El gavial pertenece a la especie Gavialis gangeticus. El hocico del gavial es estrecho, alargado, flanqueado por unos grandes dientes frontales. Su hábitat es de agua dulce y puede alcanzar una velocidad de 17 km/h en tierra.
  • El gavial malayo o falso gavial (Tomistoma schlegelii). Los expertos dudan en qué familia incluirlo, porque es parecido al cocodrilo, pero su hocico es estrecho, similar al del gavial.

Gavialis gangeticus

Situación actual del gavial

Actualmente, la lista roja de la UICN  ha catalogado a la especie Gavialis gangeticus  en peligro crítico de extinción. Lleva catalogada en este estado desde el año 1986. Fue en ese mismo año cuando estuvieron a punto de desaparecer a causa de la destrucción de su hábitat y de la caza.

Se han llevado medidas de recuperación en Nepal y en la India. En la actualidad, el gavial está extinto en Bhután, Myanmar y Pakistán. Sin embargo, existen poblaciones en Bangladesh, India y Nepal. Y, gracias a los planes de recuperación en acción,  hoy en día hay entre 300-900 individuos adultos.

Eliano dijo: «El Ganges alimenta dos suertes de cocodrilos, inocentes los unos y los otros crueles». Los inocentes son los gaviales, mientras que los crueles son los cocodrilos.