¿Cómo reacciona tu gato ante la lluvia?

Francisco María García · 13 junio, 2018
Dependerá de si desde cachorro se ha acostumbrado al agua o no, aunque algunos pueden sentir miedo o curiosidad, incluso a partes iguales

¿Cómo reacciona tu gato ante la lluvia?

Es bien sabido que a la mayoría de los gatos no les gusta mojarse, y es que, de hecho, lo evitan en lo posible. Se piensa que esta reacción se debe a los orígenes de la mayoría de ellos.

No hay que olvidar que sus antepasados, los grandes felinos de Europa, África y Medio Oriente, vivían en lugares desérticos; en estos hábitats era muy poco común que hubiese agua. Una de las razones de la aversión al agua, puede ser precisamente esta mínima experiencia con el líquido elemento en sus orígenes.

¿Por qué los gatos le temen al agua?

Los gatos han sido domesticados por los humanos desde hace 9 500 años. Y este amaestramiento les ha evitado situaciones naturales con el agua, pues se les ha sobreprotegido de la lluvia o de fuentes de este elemento dentro de casa.

Además, a lo largo del tiempo han visto el agua como fuente de grandes peligros. Entre otras cosas, el agua es el hábitat de ciertos depredadores de su medio natural, como es el caso de los cocodrilos.

Reacción del gato ante el agua

Sentimientos contradictorios

El agua provoca en los felinos tanto un sentimiento de admiración, curiosidad y sorpresa, como de desconfianza y temor. Les produce una mezcla de atracción y miedo.

La buena noticia es que los gatos se pueden acostumbrar al agua desde pequeños. Es importante realizar este proceso poco a poco, con paciencia y cuando aún son cachorros.

El comienzo de este ‘adiestramiento al agua’ puede ser humedeciéndose primero con agua caliente, ya que el calor los reconforta; primero con un paño húmedo y luego con poca agua. Estos acercamientos se pueden preparar psicológicamente; elige un momento oportuno, un espacio de paz, bienestar y calma.

Reacciones de los gatos ante la lluvia

Es cierto que la mayoría de los gatos se acurrucan en un lugar tibio y seguro dentro de casa cuando llueve. También ocurre que muchos de los mininos prefieren salir cuando llueve; de esa forma, se acostumbran al líquido elemento sobre la marcha y de forma inesperada.

¿Cuáles son los beneficios de que un gato salga cuando llueve?

  • Puede que justo le den ganas de orinar o defecar y fuera de casa esté lloviendo. En estos casos es mejor no aguantarse y soportar unas gotitas de lluvia.
  • Realmente, en los días de lluvia las calles suelen estar mucho más vacías y tranquilas que de costumbre. Este escenario, sin humanos ni animales, puede resultar muy atractivo para salir a recorrer y disfrutar de un buen momento de calma en el exterior.
  • La lluvia limpia, tanto la suciedad como los olores habituales; los gatos podrían sentirse interesados para ver lo que hay de nuevo fuera. No olvidemos que estos animales son muy sensibles a los olores y tal vez les gustaría ir a ver lo que ha cambiado en su ambiente habitual.
  • En relación al punto anterior, también la lluvia limpia los olores de marcas territoriales de los gatos dominantes del sector; de esta forma, los sitios que antes estaban vetados para nuestra mascota, ya no lo están. Por esa razón, se sentirán más libres para inspeccionar los lugares antes prohibidos.
  • La lluvia puede ser una gran aliada cuando hay que cazar. Los animales pequeños suelen salir a beber agua de los pequeños charcos que se forman con el agua de lluvia.
  • Hay que recordar que la lluvia atenúa tanto el olor como el sonido que emite el depredador, en este caso el felino. Esto les facilita muchísimo la tarea para obtener una nueva presa.
Gato tiene miedo a tormenta

Consejos para días de tormenta

Generalmente, los gatos buscan un lugar caliente y seguro en casa, antes y durante una tormenta. Entre otras cosas, porque suelen ponerse inquietos y necesitan que los calmen.

Si sabes que tu gato siente miedo ante los rayos y relámpagos, debes evitar que la tormenta lo encuentre fuera de casa y hay que ayudarlo a encontrar un lugar que lo tranquilice. Si el gato ya ha encontrado cobijo, lo mejor es no sacarlo de ahí porque él ya ha encontrado la protección que necesitaba para la situación.

En estos casos, donde el gato puede incluso tenerle fobia a una tormenta, el dueño debe permanecer lo más tranquilo posible, pues le transmite sus sentimientos al felino. De esta forma, al mantener la calma, evita que su mascota se estrese.