¿Sabías que el sonido de la lluvia afecta al perro?

Francisco María García · 25 agosto, 2017

Por lo general, los perros experimentan miedo al sentir sonidos demasiado intensos. Los truenos, la lluvia e incluso un objeto pesado al caer pueden alterarlos. Recordemos que los perros tienen un oído muy sensible.

Ante ciertos sonidos, los perros reaccionan de manera particular. Bien sea por excitación o miedo, lo cierto es que les afecta directamente. Por esta razón es importante averiguar por qué y cómo un determinado sonido afecta al oído de tu perro.

En este caso, averiguaremos por qué el sonido de la lluvia afecta al perro.

Muchas personas creen que lo que realmente asusta a los perros, es la tormenta, los rayos y los truenos. Sin embargo, existen casos claros en los que el animal se ve afectado por la lluvia.

Las preguntas que nos hacemos entonces son:

  • ¿Por qué se da esto?
  • ¿Qué es lo que hace que los perros teman tanto, a una simple lluvia?
  • ¿Por qué la lluvia afecta al oído de tu perro?

Antes que nada, es necesario ser conscientes de que se trata de algo normal. La mayoría de los perros y demás mascotas se alteran ante la presencia de lluvia.

La lluvia es algo normal y en muchos lugares, algo cotidiano. Todo es cuestión de ayudar al perro a que comprenda que se trata de una circunstancia más y no una amenaza.

Cuanto antes el animal se adapte a la lluvia, menos inconvenientes existirán para el futuro para ellos. ¡Especialmente al salir de paseo!

Causas por las que la lluvia afecta al oído de tu perro

Es común que un perro disfrute mucho del agua del mar, de un río o un arroyo. Los baños en este tipo de lugares sirven de goce a los caninos. Sin embargo, si al sacar a un perro a pasear comienza a llover, es posible que el animal reaccione de manera alterada. Incluso muchos perros se vuelven violentos, al sentir la lluvia.

Es un hecho que la lluvia afecta al oído de tu perro. Esto sucederá más aún, si el animal es de carácter sensible, ansioso o nervioso. La razón es que el sistema auditivo de dicho animal es tan sensible, que puede ser alterado ante un sonido continuo y repetitivo, como el de una simple lluvia.

Prevención

Para empezar, es necesario intentar acostumbrar al animal, al hecho tan común de que llueva. Más aún, si se vive en una zona de lluvias frecuentes. Cada vez que llueva de manera moderada se podrá sacar a pasear al perro, llevando un paraguas encima de él. Esto ayudará a que poco a poco, se acostumbre al sonido de la lluvia.

Si el can se muestra demasiado ansioso o nervioso, se podrán implementar otras técnicas.

Una de ellas, consiste en llevar cogido al perro durante el paseo, hasta que adopte la confianza suficiente como para caminar él mismo debajo de la lluvia. De esta manera, el animal sabrá que cuenta con el apoyo de su amo y que está protegido por él.

Incluso jugar bajo la lluvia, también puede animar al perro. Si el animal observa que su amo se divierte, debajo del agua que cae, probablemente cambie su parecer en cuanto a la lluvia. Chapotear, saltar, reír y correr…todas estas actividades, servirán para alentar al animal. Poco a poco, el perro irá perdiendo el miedo a la lluvia.

¿Cómo calmar a un perro ansioso y nervioso?

Existen muchas maneras de calmar a un perro nervioso y/o ansioso. Y ciertamente no es tan difícil. Mediante las siguientes tácticas, te será muy sencillo lograrlo:

  1. Música. Es una fabulosa técnica, para relajar al animal nervioso. La música tienen efectos impresionantes, especialmente en animales. Si un perro se muestra demasiado alterado, bastará con hacer que escuche una cautivadora melodía instrumental.
  2. Feromonas. Si el ruido de la lluvia afecta al oído de tu perro de manera alarmante, esta puede ser también otra opción. El veterinario podrá recetar algunas feromonas al animal. Estas ayudarán a disminuir los niveles de ansiedad a gran nivel.
  3. Juegos. Jugar con un perro, cada vez que llueve, también puede funcionar muy bien. De esta manera, el animal comenzará a relacionar la lluvia con algo divertido. Se trata de una simple asociación de ideas que puede cambiarlo todo.
  4. Psicólogo canino. Existen perros que son extremadamente sensibles. Un psicólogo canino podrá tratar de manera efectiva estos casos más delicados.

Recuerda, si tu perro se altera con la lluvia, lo mejor que puedes hacer es ayudarle en lugar de reprimirlo. Con un poco de paciencia, tu perro logrará superar este obstáculo y podrá gozar de la tranquilidad que necesita.

Lo más importante es hacerle sentir que cuenta con nosotros tanto para el afecto como para su propia seguridad.