¿Cómo influye el sonido de la lluvia en los perros?

Los perros suelen ser miedosos antes ciertos sonidos o acontecimientos que los sacan de lo habitual. Las tormentas y la lluvia están entre ellos. Aunque no siempre hay tormentas, se ha visto cómo muchos canes se asustan simplemente por la lluvia. ¿Por qué sucede esto? ¿Qué hace que los peludos tengan miedo al agua, ya sea tormentosa o no?

Efectos de la lluvia en los perros

Puede que a tu perro le encante el agua y se vuelva loco cuando vas a meterlo en la ducha. Sin embrago, si lo sacas de paseo y comienza a llover, la incomodidad que siente lo lleva a estrenarse y querer buscar un lugar en el que esconderse.

perro asustado

Sentir el agua caer en su piel puede provocarle nerviosismo o ansiedad. Sucede sobre todo si tu perro ya padece de alguna de estas dos cosas o si es muy sensible. Para mejorar esto, en caso de que vivas en un lugar en el que llueve mucho, sácalo cuando las aguas caigan más livianas. Coge un paraguas que pueda cubriros a los dos.

Quizá podrías sacarlo primero en brazos y luego ponerlo bajo el paraguas para que vea que no pasa nada y que tú estarás a su lado. Una buena opción también es ponerle un chubasquero que evite que el agua tenga contacto con él. Poco a poco se irá acostumbrando y podrás sacarlo aun cuando las lluvias sean más fuertes.

Hacer juegos bajo el agua e incluso jugando con ella, tal vez chapoteando, logrará que tu mascota vaya paulatinamente cogiendo confianza y cada vez le guste más salir bajo la lluvia.

No se tiene mucha certeza de por qué la lluvia es tan molesta para los perros. Parece que las ondas emitidas por el agua llegan incluso a dañar la sensibilidad de sus oídos, sobre todo en los cachorros. Esto sin contar todo lo que les pueden hacer sentir las tormentas.

Miedo también a las tormentas

No importa si no hay truenos, tu perro es capaz de predecir que una tormenta se aproxima y temblará antes de que esta comience a sonar. No solo puede percibir el cambio en el cielo, también en el ambiente y el olor. Puede distinguir el sonido de los truenos a una gran distancia.

Según un estudio de la Universidad de Pensilvania, entre un 15 y un 30 por ciento de los perros tienen terror a las tormentas. Se crean en ellos cuadros de estrés y ansiedad y buscan desesperados un refugio.

Normalmente no es extraño que los perros busquen refugio al escuchar truenos. Es un rasgo de su instinto que no ha evolucionado. Ya sabes que muchos de los comportamientos de los canes vienen de sus ancestros los lobos, y estos vivían en su hábitat natural al aire libre.

Cuando había truenos y relámpagos, su instinto los empujaba a buscar un refugio para protegerse de estos que podría caerles encima. También para evitar que un árbol, por ejemplo, que hubiera sido tocado por el rayo, pudiera matarlos.

Además, el perro tiene mucho más desarrollado el sentido del oído que nosotros, por lo que el sonido de una tormenta en su caso es mucho más estruendoso que para un humano.

Cómo calmar a un perro con ansiedad y miedo por la lluvia

Para evitar que tu perro se ponga demasiado ansioso cuando llueve hay varias cosas que tú puedes hacer. Por ejemplo:

mascota en familia

  • Juega con él. Si cada vez que llueve vas a buscarlo (aunque esto suponga meterte debajo de la cama), y comienzas a jugar con él, el animal empezará con el tiempo a relacionar las tormentas y lluvias con algo positivo que le encanta: jugar y pasar tiempo contigo.
  • Pon música. La música tiene un profundo efecto en los animales. En el caso de un perro ansioso, una música instrumental lo calmará y le permitirá tomar con mayor sosiego aquello que lo pone nervioso.
  • Feromonas. Si crees que el miedo hacia las tormentas y lluvias que siente tu perro es demasiado exagerado, habla con tu veterinario para ver si puede tomar feromonas. Estas son de uso comercial y podrían calmar a tu mascota. Aunque no suelen ser perjudiciales, es mejor que consultes con el profesional.
  • Tratar su sensibilidad. Los perros altamente sensibles sufren más por estos acontecimientos. Tratar la sensibilidad del can con un psicólogo canino puede ser de gran ayuda.
Categorías: Consejos y curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar