¿Cómo domesticar a un conejillo de indias?

María Eugenia Thomas · 26 abril, 2019
Estas pequeñas criaturas peludas están, sin duda alguna, llenas de personalidad; pero pueden ponerse un poco nerviosas con las personas si no están acostumbradas a ser manejadas

Al considerar cómo domesticar a tu conejillo de indias, mucho dependerá de su personalidad individual. Los conejillos de indias son naturalmente nerviosos en situaciones extrañas porque son animales de presa. En consecuencia, a veces tienen una respuesta de muy fuerte cuando se sienten amenazados.

Este es especialmente el caso de los conejillos de indias que no han sido socializados desde el nacimiento. Por esta razón, esta especie comprada a un criador ‘de casa’ tiende a ser más amigable y menos ansiosa que los adquiridos en tiendas de mascotas.

Algunos pueden estar nerviosos y asustadizos alrededor de las personas, por lo que para su felicidad y la tuya es importante que dediques mucho tiempo a domar a tu mascota.

Cómo domesticar un conejillo de indias

Antes de comenzar el proceso de domar a tu conejillo de indias, deberás crear una asociación entre las golosinas favoritas de su mascota y tú. Las verduras frescas y los pequeños trozos de fruta son una tentación ideal que tu mascota encontrará difícil de resistir.

Al dar inicio en cada sesión de doma, retira los juguetes u otros obstáculos de la jaula o del recinto para que tu mascota no tenga un escondite listo. No querrás tener nada que interfiera entre vosotros. Esto ayuda a centrar la atención del conejillo en ti y en la sabrosa recompensa que le ofreces.

Establecer la familiaridad con una recompensa

Comienza por acercarte a la jaula de tu conejillo o al recinto unas cuantas veces al día. Habla en voz baja con tu mascota mientras ordenas la jaula o colocas agua y comida dentro. En esta etapa, no intentes tocar o manipular tu conejillo.

Educar a un conejillo de indias

Una vez que el conejillo esté acostumbrado a tu presencia al lado y alrededor de la jaula, habla en voz baja y ofrécele una golosina. Si el animal toma la golosina de tus dedos, puedes seguir avanzando. Si tu mascota se encuentra asustada y no te quita la golosina, aléjate y llévate la golosina contigo.

Desarrollar confianza

Repite el proceso de ofrecer golosinas varias veces al día, hasta que tu conejillo acuda y lo saque de tu mano. Esta etapa puede durar una semana o más, así que debes ser paciente. Por lo general, los conejillos de indias superarán rápidamente sus reservas y acudirán a ti por comida.

Podrás observar que ofrecer golosinas antes de poner comida regular en la jaula ayudará. No dejes golosinas en la jaula para que el animal pueda esperar hasta que te hayas alejado. Continúa alimentando a mano a tu conejillo hasta que esté seguro de acercarse a ti. Una vez que el conejillo forma una asociación entre su premio favorito y tú, vendrá corriendo cuando te vea.

Acariciarlo

Ahora que tu conejillo está feliz por mordisquear una golosina mientras lo sostienes, puedes comenzar acariciándolo suavemente. Para empezar, usa un dedo para acariciar suavemente el costado de tu mascota. No levantes tu mano sobre él, ya que esto podría asustarlo.

Una vez que el animal está feliz de dejarse tocar, puedes levantarlo y sacarlo de su jaula. Coloca a tu mascota en tu regazo y dale un regalo. Acaríciala con suavidad y habla suavemente con ella mientras disfruta de su merienda.

Niño con conejillo de indias

Esta experiencia debe ser placentera para tu mascota. Y, una vez más, asociará el tratamiento con el hecho de recibir su alimento favorito. Repite este proceso varias veces al día hasta que tu mascota se sienta cómoda con el manejo. Limita estas sesiones a un máximo de 10 minutos.

Consejos para manipular a un conejillo de indias

Un aspecto esencial de cómo domesticar a un conejillo de indias es aprender a manejarlo correctamente. Cuando manipules a tu conejillo, es vital que lo hagas correctamente para no alarmar o lastimar a tu mascota.

Para levantarlo, coloca tu mano derecha sobre sus hombros. No lo aprietes. Pon tu pulgar derecho detrás de las patas delanteras de tu mascota. Ahora pon uno o dos dedos delante de su pierna delantera y los otros dos dedos detrás de ella. Luego pon tu mano izquierda debajo del fondo de su conejillo para que esté completamente apoyado.

Se cuidadoso

Levanta tu conejillo horizontalmente, con cuidado de no dejar que sus patas traseras cuelguen. Si se agita o lucha, mantén sus piernas traseras quietas con los dedos de tu mano izquierda. Evita sostener a tu mascota verticalmente, ya que esto podría lastimar su espalda.

Una vez que hayas levantado a tu conejillo de indias del suelo, acurrúcalo cerca de tu pecho. Esto ayudará a que tu mascota se sienta segura y protegida, y será menos probable que entre en pánico.

Si tu conejillo comienza a tener problemas después de haberlo sostenido por unos minutos, es posible que necesite orinar. Siempre baja a tu conejillo si se retuerce para no estresarlo ni hacerlo sentir incómodo. Los conejillos de indias son muy sensibles al estado de ánimo de sus dueños y, si te pones nervioso y tratas de apresurar las cosas, es poco probable que tus sesiones de domesticación tengan éxito.

  • http://guineapigcareonline.weebly.com/taming.html
  • https://guineapigsaustralia.com.au/taming%20your%20guinea%20pig.htm
  • http://www.erodent.co.uk/TamingGuineaPig.htm