Frutas y verduras prohibidas para los gatos

Yamila · 20 noviembre, 2018
Si eres amante de los gatos, seguro que sabes que hay determinados alimentos que no pueden consumir. A continuación te contamos cuáles son las frutas y verduras prohibidas para los gatos.

Los gatos pertenecen a la familia de los felinos y, por lo tanto, son carnívoros. Si bien se han acostumbrado a la vida hogareña y convertido en mascotas, hay muchos alimentos que no son buenos para ellos e incluso pueden traer consecuencias graves para su salud. En este artículo te diremos cuáles son las frutas y verduras prohibidas para los gatos.

Frutas y verduras prohibidas para los gatos

Quizás no lo sepas, pero existe una especie de lista de comidas que los gatos no deben consumir por nada del mundo. Los felinos, al ser carnívoros, deben llevar una alimentación basada en la carne (de diferente tipo) y no exceder en un 10% la ingesta de verduras.

Si bien los vegetales y las frutas tienen muchos nutrientes, y por eso podemos pensar que son buenos para su salud, lo cierto es que muchos de estos alimentos son directamente tóxicos para los gatos y no deben probarlos.

Ten en cuenta, además, que los gatos poseen un tracto intestinal corto (porque en la vida salvaje comen carne cruda que se pudre rápidamente) y que las hortalizas necesitan estar más tiempo en el organismo para que sus nutrientes sean absorbidos.

Igualmente, no todas las frutas, hortalizas y verduras son tóxicas para tu mascota. Te recomendamos que no le ofrezcas las siguientes:

1. Uvas

Al igual que las uvas pasas, causan diarrea y problemas estomacales y pueden afectar sus riñones. Con tan solo comer tres uvas, el gato se sentirá mal todo el día y pasarán varias jornadas hasta que coma como antes y tenga fuerzas para levantarse.

2. Aguacate

Esta fruta posee una gran cantidad de aceites, que si bien son saludables, pueden causar estragos en su páncreas. Además, el aguacate tiene persina, una sustancia tóxica para los animales. Tampoco la pueden comer los perros. En el caso de los gatos, evitar que lo prueben puede ser difícil debido a su contextura ‘cremosa’, que tanto adoran.

Comida ecológica para gatos.

3. Cebolla o ajo

Ambas poseen una sustancia llamada tiosulfato, la cual puede destruir los glóbulos en sangre de tu mascota y causarle una anemia muy difícil de revertir. Tampoco pueden comer puerros, cebolletas ni ninguna planta similar.

4. Naranjas y cítricos

Estas son otras de las frutas prohibidas para los gatos debido a que tienen muchos aceites esenciales y una sustancia conocida como psoraleno, tóxica para los felinos. No le des naranjas, limones, mandarinas, toronjas ni limas, porque causan vómitos casi instantáneos.

5. Patatas

En realidad, las patatas crudas son el problema, ya que cuentan con ciertos componentes como la solanina, que se convierten en perjudiciales en cuanto ingresan al organismo. La buena noticia es que desaparece cuando la patata se hierve.

Si quieres darle un poco de patata cocida mezclada con el pienso o para darle un medicamento, no hay problema, pero no debes abusar de la cantidad

6. Tomate

Muchos dueños de gatos se preguntan si su mascota puede comer tomate. Y la respuesta es negativa. Este fruto de color rojo que puede llamar la atención de los felinos presenta solanina –como las patatas–, pero también otros ingredientes tóxicos para los animales.

La ‘buena noticia’ es que los niveles de toxicidad disminuyen a medida que el tomate madura. Pero atención, porque no solo el fruto es el problema, ya que también las hojas y los tallos de las plantas tienen efectos adversos para el estómago de los gatos.

Tomates sobre la mesa.

7. Plátano

Tal y como puede suceder con otras frutas y verduras, por ejemplo, el aguacate, el plátano llama la atención de los gatos debido a su consistencia y también a su dulzura y aroma. Pero si comen aunque sea un mordisco de esta fruta, sufrirán diarrea, que puede derivar incluso en deshidratación.

Además de estas frutas y verduras prohibidas para los gatos, te recomendamos que no le des nunca chocolate, café, pienso para perros, azúcar, fritos y pescado con espinas. ¡Son perjudiciales para su salud!