¿Cómo cruzar perros con éxito?

Cruzar perros requiere de conocimiento y responsabilidad a partes iguales. Ten en cuenta que el bienestar y la salud tanto de los padres como de los cachorros está en riesgo, así que se debe ser cuidadoso durante el proceso.
¿Cómo cruzar perros con éxito?
Francisco María García

Escrito y verificado por el abogado Francisco María García.

Última actualización: 25 octubre, 2022

Debido a los precios actuales de algunos canes de raza, los amantes de perros suelen considerar aparear a sus mascotas. A la hora de pensar en cómo cruzar perros con éxito, se debe tomar en consideración la actitud de la hembra. Hay animales con diferentes características que condicionan una mejor o peor aptitud y capacidad para cuidar de sus crías una vez que nazcan.

Si bien a primera vista puede parecer sencillo cruzar perros con éxito, la realidad es que existe una gran complejidad en el proceso. Sobre todo porque se debe asegurar la salud y el bienestar tanto de los padres como de las crías. Sigue leyendo este espacio y descubre más acerca del tema.

¿Es necesario cruzar a los perros?

Aunque se suele creer que es necesario cruzar a los perros para proteger su salud, la realidad es que esto solo es un mito. De hecho, el proceso de gestación y el parto generan un desgaste físico que podría perjudicar la salud de la hembra. Entre más embarazos tenga la madre, más susceptible se vuelve a varios padecimientos.

Por esta razón, se debe pensar bien antes de cruzar a las mascotas, ya que su bienestar podría estar en riesgo. A pesar de que es un proceso natural, no siempre es recomendable reproducirlos si se quiere intentar que vivan el mayor tiempo posible. Claro está, la decisión dependerá por completo de cada tutor.



¿Debo cruzar a mi perro?

Otro punto a tomar en cuenta para tener éxito, es que antes de cruzar a tu perro con otro ejemplar, debes preguntarte si estás dispuesto a asumir esa responsabilidad. Ten en cuenta que no podrás echarte atrás una vez comience la gestación de la madre, así que cuestiónate los siguientes puntos:

  1. La vida de la madre puede correr peligro en algunas ocasiones. La incapacidad para parir, la muerte de un feto en el interior de la hembra, las infecciones uterinas y otras condiciones son escenarios que siempre se deben tener en cuenta.
  2. Es posible que algún cachorro muera durante o tras el parto. Puede que la madre tenga 8 crías por episodio reproductivo, pero hay que estar preparado para que solo 3 o 4 lleguen a la edad adulta. Por desgracia, la muerte de las crías no es algo extraño en el mundo animal.
  3. Puede ser un proceso caro. Si tu perra necesita una cesárea para parir, tendrás que gastar entre 500 y 2000 dólares de una sentada. Todo esto sin tener en cuenta otras pruebas y gastos accesorios durante la gestación y tras el alumbramiento.
  4. Requiere mucho tiempo y paciencia. Una vez nazcan, los cachorros no se criarán solos. Asegúrate de poder darles la atención que merecen y ten preparado un hogar para ellos a largo plazo.

Cruzar un perro con otro es una tarea sencilla, pero lo que en realidad complica el proceso es estar presente durante el embarazo y la crianza de los cachorros. Es necesario ser responsable y no traer al mundo una camada que pueda quedar huérfana por falta de planificación. 

La genética de los cruces

Más allá de todo lo citado, hay que tener presente que algunos perros (sobre todo de raza pura) llevan en su ADN mutaciones genéticas que se pueden manifestar en las crías. Ciertos trastornos son heredables y para detectarlos antes de que sea tarde se requieren pruebas específicas (y costosas).

Por ejemplo, se ha demostrado que la dermatitis atópica presenta un ratio de heredabilidad de un 47 % en labradores y golden retriever, algo que podría estar asociado a una mutación en el cromosoma número 28. El hipotiroidismo, la criptorquidia, las cataratas, la displasia de cadera y la luxación patelar también parecen estar relacionados con los genes, entre otras muchas condiciones.



Debido al potencial peligro de la heredabilidad, todo criador debería genotipar a su mascota (analizar su ADN con pruebas laboratoriales) y a la pareja antes de lanzarse a cruzar. Recuerda que algunas condiciones son silenciosas y no se expresan en los padres, pero sí en las crías.

Aunque sea un procedimiento costoso, buscar enfermedades genéticas en los padres es esencial antes de realizar cruzamientos. 

¿Se pueden cruzar entre familiares?

Si bien es cierto que muchos criadores profesionales tienden a cruzar a los canes entre familiares para mantener la “pureza” del linaje, la realidad es que esto no es recomendable. Como se mencionaba, existen varias enfermedades genéticas que podrían afectar a la descendencia, las cuales se vuelven más frecuentes cuando se cruzan perros emparentados.

A este tipo de cruza entre familiares se conoce como cruza cosanguínea y solo debe ser llevada a cabo por criadores profesionales. Con ciertos estudios genéticos, los expertos son capaces de calcular el riesgo de que aparezca una enfermedad peligrosa. Gracias a ello, modifican sus criterios de crianza con el objetivo de mantener la “pureza” del linaje, pero sin arriesgar demasiado el bienestar de los perros.

El ciclo hormonal

Un aspecto importante para saber cómo cruzar perros con éxito es conocer el funcionamiento adecuado del ciclo hormonal de la perra. Algunos consejos para poder identificar el momento adecuado son los que tienes a continuación:

Perro apoyando su cabeza
  • ¿Cuál es el tiempo de celo de las hembras? Algunos piensan que viene cada 6 meses. Sin embargo, depende de la raza, entre otros factores. Como ejemplo, el de los caniches viene cada 250 días, es decir, cada 9 meses en promedio.
  • El ciclo hormonal de los perros no es igual al de las mujeres. No tiene nada que ver y no se debe confundir celo con menstruación.
  • La perra mancha (sangra por la vagina) primero por 9 días, con un intervalo de 3 a 17 días. A este tiempo se le llama “proestro”. Después de este tiempo, se inicia el celo.
  • El momento ideal para presentarle la hembra al macho, es cuando pasan entre 8 a 9 días de haber empezado el ciclo. Ahí es cuando la perra se encuentra en su estadía más fértil.
  • Los instintos animales son sabios. La hembra aceptará al macho solo si su cuerpo está preparado para el apareamiento efectivo.
  • Se recomienda que la hembra sea llevada al territorio del macho, generando en este un ambiente tranquilo.
  • El proceso de apareamiento suele durar de 15 a 20 minutos. Es recomendable dejar a la pareja durante varias horas para que puedan tener varios encuentros sexuales y tener una mayor probabilidad de éxito.
  • Si es la primera vez que la perra tendrá relaciones sexuales, es posible que se aleje del macho por inexperiencia.

¿A qué edad se pueden cruzar los perros?

Además de los consejos anteriores, un factor clave para que el cruce de los perros sea exitoso es la edad de los ejemplares. Si bien es cierto que los canes podrían estar listos para reproducirse en menos de un año, esto no significa que sea correcto aparearlos de inmediato. Según el tamaño de la raza, se recomienda que la edad del primer cruce sea la siguiente:

  • Raza pequeña: entre 1 y 1.5 años.
  • Raza mediana: entre 1 y 2 años.
  • Raza grande: entre 2 y 2.5 años.

¿Resultados sin éxito?

En ocasiones, a pesar de juntar a los perros en el momento adecuado, el apareamiento no surte efecto. ¿Por qué ocurre esto? La razón más probable es la inexperiencia de los canes.  En este caso se deberá aplicar inseminación artificial, que consiste en obtener el semen del macho a través de masturbación manual y hacer transferencia a la perra mediante el uso de una sonda.

Otras de las causas de la infertilidad canina o falta de éxito durante el cruzamiento son las siguientes:

  • Infecciones e inflamación en el aparato reproductivo: esto puede evitar que los espermatozoides lleguen al óvulo o que se produzcan las gónadas en primera instancia.
  • Medicamentos: algunos fármacos pueden reducir la fertilidad, sobre todo si hablamos de machos. Consulta con tu veterinario en caso de sospecha.
  • Problemas inmunitarios: en contadas ocasiones, el sistema inmunitario del can puede atacar al tejido testicular y dañar a los espermatozoides de manera irreversible.
  • Desajustes genéticos: un problema en el genoma, presente desde el nacimiento, puede hacer que uno de los padres sea infértil o que presente dificultades a la hora de dejar descendencia.
  • Enfermedades endocrinas: la sobreproducción o infraproducción de hormonas es una causa común por la que la hembra no entra en celo ni ovula.

Para un cruce eficaz, se recomienda pedirle ayuda a un experto en el tema. 

Los plazos durante el embarazo

No será hasta el día 16 tras el encuentro con el macho que se empezarán a crear pequeños bultos en el útero de la madre fecundada. El día 20 se comenzarán a formar los embriones, y a los 25 días se podrá realizar una prueba palpando para saber si el procedimiento fue un éxito. La duración normal del embarazo en los perros es de 52 a 72 días.

Es aconsejable realizar varias ecografías durante el embarazo de la hembra para comprobar que todo va de manera adecuada. El primero de los procedimientos puede ejecutarse a las 5 semanas de gestación, y de ahí en adelante, idealmente cada 15 días.

El periodo del embarazo puede dividirse en los 3 meses que dura, pues cada uno de ellos cuenta con ciertas particularidades. Las reflejamos en la siguiente lista:

  • Mes 1: la mayoría de madres llevan a cabo su rutina como si nada hubiera cambiado. De todos modos, algunas muestran síntomas de embarazo tales como aumento de apetito, pezones un poco alargados, conducta apegada, descarga vaginal clara (a partir de la semana 4) y un ligero decaimiento durante la actividad física.
  • Mes 2: los signos clínicos son mucho más evidentes en esta parte del periodo. La hembra gestante ganará de un 20 a un 50 % de su peso normal, orinará más de lo esperado, cambiará su humor y mostrará un abdomen alargado (sobre todo a partir de los días 45-50).
  • Mes 3: el mes 3 nunca se cumple del todo, ya que las hembras suelen dar a luz a los 5-15 días de entrar en él. Antes del parto, mostrarán menos apetito de lo normal, padecerán una ligera bajada de la temperatura corporal y tendrán un comportamiento inquieto (sobre todo al buscar una zona en la que parir).

El parto es todo un evento por sí solo y se recomienda que un veterinario asista la labor de la perra en todos los casos. La perra parirá a un cachorro cada 1-2 horas y tomará pequeños descansos de 30-60 minutos entre parto y parto. El proceso al completo no debería extenderse en ningún caso por más de 24 horas. 

Errores frecuentes

Hay varios errores comunes que cometen las personas que no saben cómo cruzar perros. Uno de ellos es que no consideran los factores de salud a la hora de la elección de las parejas. Tal y como hemos dicho, la consecuencia de esto es que se transmiten ciertas enfermedades a los hijos o que el apareamiento no es efectivo.

Otras de las razones que lleva al fracaso del encuentro es la infertilidad. Este problema suele estar latente en los perros y tiene diversas causas, ya sean comportamentales o físicas. Además, un can puede ser infértil de nacimiento o desarrollar la incapacidad reproductiva a lo largo del tiempo.

Por todas estas razones (y muchas más), siempre es recomendable buscar ayuda con un especialista. El experto realizará los exámenes adecuados a ambos animales, para saber sin son aptos. Además, dará algunos tips de cómo cruzar perros con éxito.

Perro en el campo

Otros aspectos a tener en cuenta para cruzar perros con éxito

También se deben considerar aspectos como la higiene, la alimentación y la preparación de la hembra. Ten en cuenta estos últimos puntos antes de cruzar a tu perra:

  • Es recomendable que la futura madre sea desparasitada antes del apareamiento. También debe liberarse de todo patógeno antes de que los cachorros lleguen al mundo, pues podrían infectarse al atravesar el canal del parto o durante la lactancia.
  • Se debe llevar una alimentación sana durante el embarazo. La idea es mantener sana a la madre y que les administre a los cachorros los nutrientes necesarios. Recuerda que tu perra puede aumentar hasta un 50 % de su peso natural solo para mantener a los perritos sanos en su interior, así que requerirá más alimento del usual.
  • Es importante que el apareamiento y el parto se realicen en lugares salubres, limpios e higiénicos.

En líneas generales, es muy positivo acompañar la hembra durante el proceso para poder ayudarla en lo que necesite. También necesitarás la atención constante de un veterinario, pues no todos los padecimientos gestacionales se observarán a simple vista.

Una perra embarazada tumbada.

Cruzar perros con éxito, desde la fecundación hasta la concepción, es una tarea compleja. Ten en cuenta que la vida de los padres y de las crías están en tus manos, así que no escatimes en gastos y tiempo a la hora de embarcarte en esta aventura. Será un proceso mágico, pero también demandante para todas las partes implicadas.

Te podría interesar...
Consejos antes de cruzar perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Consejos antes de cruzar perros

Si has decidido cruzar perros, hay una serie de cuestiones que debes conocer para que el proceso concluya con éxito, te contamos todo lo que debes ...



  • LaFond, E., Breur, G. J., & Austin, C. C. (2002). Breed susceptibility for developmental orthopedic diseases in dogs. Journal of the American Animal Hospital Association, 38(5), 467-477.
  • Tobias, K. M., & Rohrbach, B. W. (2003). Association of breed with the diagnosis of congenital portosystemic shunts in dogs: 2,400 cases (1980–2002). Journal of the American Veterinary Medical Association, 223(11), 1636-1639.
  • Whitney, L. F. (1948). How to breed dogs. How to breed dogs., (Rev. ed).
  • McGreevy, P. D., & Nicholas, F. W. (1999). Some practical solutions to welfare problems in dog breeding. ANIMAL WELFARE-POTTERS BAR-, 8, 329-342.
  • Bell, J. (2017). Ten Most Common Hereditary Diseases in Dogs. World Small Animal Veterinary Association Congress Proceedings. Recuperado el 25 de octubre de 2022, disponible en: https://www.vin.com/apputil/content/defaultadv1.aspx?pId=20539&catId=113419&id=8506247

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.