¿Cómo caza un cocodrilo?

Yamila · 30 noviembre, 2017
Entre otras técnicas, este gran reptil es capaz de mimetizarse con el ambiente –su piel presenta tonos verdes y marrones– y así pasar desapercibido para sus presas, a las que despedaza con la mordida más potente del mundo: 1 800 kilos de fuerza

Para proveerse de alimento, los animales emplean diferentes técnicas asombrosas. Algunos se camuflan, otros atacan de noche y están los que persiguen a sus presas durante kilómetros. En este artículo te contaremos cómo caza un cocodrilo… Sus métodos son impresionantes.

Alimentación del cocodrilo

Estos grandes reptiles son uno de los animales más antiguos que existen. Sus grandes y pesados cuerpos y su vida ‘inactiva’ –son de sangre fría y precisan calentarse a través del agua o del sol– les han permitido desarrollar diferentes técnicas a la hora de conseguir comida.

Sus hábitats están compuestos tanto por agua dulce como por estuarios salados. Los más grandes son las especies del Nilo y del Orinoco. Son famosos los cocodrilos americanos, que viven entre Florida y el Caribe, y los marinos, que habitan principalmente en África Oriental entre Somalia y Madagascar).

La alimentación del cocodrilo cambia según su edad. Cuando son jóvenes consumen ranas, insectos y cangrejos; al crecer se convierten en expertos cazadores y eligen presas más grandes como peces, mamíferos y aves acuáticas.

Cocodrilo en su hábitat

Tienen mandíbulas muy poderosas y dientes afilados para desgarrar la comida. Por si no lo sabías, la mordedura de un cocodrilo es la más potente del reino animal: descarga nada menos que 1 800 kilos de fuerza.

Una de las características más destacadas de este gran reptil es que puede soportar varios días sin comer. Esto se debe a que su metabolismo es lento y necesita tiempo para hacer la digestión. Por ello, aprovechan la ocasión para atrapar presas de gran tamaño que, si bien le dan trabajo y requieren cierto esfuerzo, después no tienen que preocuparse por la comida durante varias jornadas.

Es importante saber también que los cocodrilos son mucho más rápidos en agua que en tierra. Por este motivo, la mayor parte de su vida la pasan sumergidos. Si quieren cazar en la orilla probablemente la presa se les escape… Pero en el agua tiene todas las de perder.

Cómo caza un cocodrilo: técnicas infalibles

¿Te gustaría saber cómo caza un cocodrilo? Estas son sus principales técnicas:

1. Esperan

Pueden permanecer en la misma posición durante horas sin moverse mientras analizan cada movimiento de sus presas. Dejan todo su cuerpo –a excepción de los ojos– bajo el agua y no mueven las pupilas para no asustar a su comida.

Cuando el animal que han elegido está lo suficientemente cerca de sus fauces –si se ha adentrado al agua para beber o refrescarse– solo tienen que actuar rápidamente para atraparlo. Abren su boca, lo aferran con sus mandíbulas y, en el caso de que sea un mamífero, lo arrastran al agua para ahogarle. Luego lo van despedazando con sus dientes, ya que no tienen la capacidad de masticar.

2. Crean un señuelo

No hay dudas de que los cocodrilos son unos de los animales más inteligentes que existen. Tienen la capacidad de crear el sitio propicio para que las aves formen allí sus nidos y pongan sus huevos.

¿Cómo? Juntando ramas y hojas, cerca de la orilla y flotando en el agua. Cuando las aves ven ese lugar ‘abandonado’ e ideal para empollar lo aprovechan sin saber lo que les espera. Una vez que el pájaro se posa sobre el nido, se acerca sigilosamente y se abalanza sobre ella.

Cocodrilo

3. Se camuflan

Otra de las técnicas sobre cómo caza un cocodrilo está basada en la mimetización con el ambiente. Estos lagartos gigantes son de color verde y marrón, similar al entorno en el que viven (pantanos, selvas, lagos, etc). La estrategia para conseguir alimento en este caso es ‘taparse’ con objetos que caen al agua como pueden ser ramas, hojas secas, flores, piedras, troncos, etc. Un camuflaje de primer nivel.

Ya que se mueven muy despacio y no hacen ningún tipo de ruido, las presas no se dan cuenta que debajo de todo ese montón de ‘deshechos’ hay un hábil cazador aguardando. Entonces en el momento menos esperado… ¡Se lanzan sobre su presa!