¿Cómo alimentar a un gato con cáncer?

20 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
Un gato con cáncer puede tener falta de apetito y pérdida de peso: una buena alimentación es clave para prevenir esto

La alimentación es un factor muy importante para prevenir, tratar o paliar enfermedades. Puede ser un aspecto importante para que afecte positivamente a la calidad de vida de un gato con cáncer o cualquier otra enfermedad grave.

¿Por qué es importante alimentar bien a un gato con cáncer?

Es muy común que los animales con cáncer pierdan peso corporal, ya sea por los efectos fisiológicos de la propia enfermedad o el tratamiento antitumoral que esté tomando. El animal puede perder, además de grasa, masa muscular.

No todos los tipos de cáncer tienen los mismos síntomas: un gato con cáncer puede o no presentar alteraciones nutricionales. En el caso de que esto sea un síntoma, puede presentarse como:

  • Anorexia. La anorexia es una falta anormal de apetito y en los casos de cáncer puede ser intermitente y estar asociada a la toma del tratamiento.
  • Caquexia. La caquexia es una pérdida progresiva de peso, independientemente de que el animal coma una cantidad adecuada de alimento. Puede deberse a una alteración en su metabolismo provocada por la enfermedad o el tratamiento del cáncer.

Los vómitos y la anorexia son más frecuentes en el gato que en el perro tratado con quimioterapia. En muchas ocasiones, el tratamiento de un paciente con cáncer, sobre todo si se ha complicado, no busca curar al paciente, sino mejorar su calidad de vida y aumentar el tiempo de supervivencia.

En estos casos, la alimentación tiene un papel importante como medio para evitar la  desnutrición y la proliferación de nuevos tumores.

Cuánta comida debe comer tu gato

Cómo alimentar a un gato con cáncer

No debemos forzar al animal a comer, ya que con esto podemos conseguir el efecto contrario: el animal puede coger aversión por la comida si lo obligamos, para lo que se asocia la hora de la comida con una mala experiencia. Para alimentar a un gato con cáncer podemos hacer otras cosas más efectivas:

Aumentar su apetito

Para aumentar su apetito podemos darle a probar alimentos más palatables. Las latas húmedas pueden ser muy sabrosas para los gatos y, además, tienen una textura y consistencia diferente del pienso que puede ser suficiente para que el animal se interese por la comida.

Calentar muy ligeramente la comida para que desprenda olor también es una manera de abrir el apetito del animal.

Adquiere un pienso de calidad

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de piensos adaptados a enfermedades, edad o necesidades nutricionales especiales. Un gato con cáncer necesita una dieta rica y equilibrada para mantener su condición corporal frente el avance de la enfermedad; siempre son más aconsejables los piensos de gama alta.

Ofrécele alimentos nuevos

La novedad puede llamar la atención del gato y hacer que pruebe y coma el alimento nuevo, pero debes seguir manteniendo una dieta equilibrada; nuestras sobras no son una opción.

Gato con cáncer se dispone a comer un huevo

Reparte la comida en pequeñas tomas

En lugar de insistir con la ración completa una vez al día y esperar a que el gato coma, puedes repartir la comida en pequeñas tomas, varias veces al día. De esta forma, hay mayor posibilidad de que el gato se anime a comer en más de una ocasión.

Añade suplementos

Siempre que no esté contraindicado con el tratamiento y el veterinario lo apruebe, podemos añadir suplementos alimenticios para asegurarnos de que nuestra mascota reciba todos los nutrientes que necesita.

Reduce las situaciones de estrés

El estrés afecta muy negativamente a la salud del gato: los síntomas de la enfermedad, tomar la medicación o ir a las revisiones del cáncer en el veterinario ya suponen situaciones muy estresantes para el animal, por lo que debes asegurar que tu hogar es un entorno relajado para el gato.

El enriquecimiento ambiental reduce los niveles de estrés y puede utilizarse para animar al animal a comer, mediante juguetes, juegos, premios, etc. Es importante evitar dar de comer seguidamente de la toma del medicamento para que no lo relacione negativamente con la comida, a no ser que esté indicado por el prospecto.

  • Axonveterinaria. Papel de la nutrición en el tratamiento del cáncer.
  • Ateuves. Particularidades de la alimentación del paciente con cáncer, 2017.