Señales de cáncer en gatos

Yamila 21 agosto, 2017

Esta enfermedad no sólo la padecen los seres humanos. Las mascotas también pueden sufrirla y, si no se trata a tiempo, fallecer por su causa. Por ello es fundamental prestar atención a las señales de cáncer en gatos para que puedan recibir el tratamiento adecuado. Te contamos más en este artículo.

¿Cómo detectar el cáncer en gatos?

Al igual que sucede con otras enfermedades crónicas, debemos ser muy cuidadosos con el cáncer en gatos. Muchas veces no prestamos atención a los síntomas y, cuando llevamos a nuestras mascotas al veterinario, es demasiado tarde. Por eso te recomendamos que prestes atención a ciertos cambios en la conducta o en el cuerpo del minino, y no dudes en consultar con un especialista. Las principales señales de que algo no anda bien en el gatuno son:

1. Pierde peso

Si bien es normal que en algunas etapas baje algunos kilos, debemos preocuparnos si el descenso es muy brusco y sin una razón aparente. La pérdida de peso puede ser signo de un tumor gastrointestinal. Presta atención si no quiere comer, o si aunque se alimente normalmente, igual está muy delgado.

Gato enfermo

2. Está desganado

Los gatos son seres muy activos y curiosos, aún en edades avanzadas. Pero si tu felino repentinamente baja el nivel de actividad, deberías llevarlo a la consulta. Algunos tumores tienen como efecto secundario hacerlos más lentos. Si se pasa todo el día durmiendo y, aunque le lleves su juguete favorito, no hay signos de interés, puede que esté enfermo.

3. Cambios en la boca

El cáncer oral es muy común en los gatos, y también tiene signos que no podemos dejar de lado. Si ves que aparecen úlceras o protuberancias, que le sangran los labios o las encías, que despide un olor extraño, o si le cambian de color las encías, llévalo al veterinario. Muchos tumores orales pueden ser devastadores porque se detectan cuando la enfermedad está bastante avanzada.

4. Descarga de fluidos

No nos estamos refiriendo a que hizo sus necesidades fuera del arenero, sino a otra de las señales de cáncer en gatos: pus, orina, sangre o vómitos en cualquier parte de la casa. En ese caso, analiza si tiene el abdomen distendido, o si al tocarle cierta parte del vientre se queja.

5. Sangra por la nariz

En los gatos, las hemorragias nasales no son frecuentes. Si eso le ha pasado a tu mascota, debes consultar con un profesional lo más urgente posible. Puede ser una señal de cáncer de nariz. No en todos los casos esta es la causa, ya que quizás también tenga algún objeto extraño en la nariz, pero siempre es mejor prevenir que curar.

6. Está deprimido

Tú conoces más que nadie a tu mascota y puedes decir cómo está de ánimo. Incluso los gatos que suelen ser más reservados que los perros, pueden indicarnos qué les sucede con tan sólo mirarlos. Presta atención a su rostro, si está dolorido, si pasa las horas echado, si no quiere levantarse, si llora o maúlla… Tal vez no se trate de cáncer, pero si de que algo le pasa.

7. Cambia sus hábitos para orinar o defecar

La diarrea ocasional puede haber sido desencadenada por algo que comió en mal estado, o que no estaba acostumbrado. Sin embargo, cuando se mantiene por más de 5 días, deberías llevarlo al veterinario, ya que puede deberse a un tumor gastrointestinal. También si notas que tiene problemas para orinar, o que en los desechos hay rastros de sangre.

8. Tiene bultos extraños

No siempre que el gato presente una masa o protuberancia debajo de la piel significa que tenga cáncer, pero nunca está de más que se le realice un análisis para descartar cualquier patología maligna. El veterinario le practicará una biopsia a través de una punción para saber si las células de ese bulto son cancerosas o no.

9. Dificultad para respirar

Existe una diferencia muy grande entre ver que tu gato tiene una bola de pelos en la garganta, y que no puede respirar correctamente sin motivos aparentes. En este último caso, debes pensar que quizás sea un signo de cáncer pulmonar sobre todo si tiene tos intensa.

Fuente de la imagen principal: Imanol

Te puede gustar