¿Cómo actuar si un perro ataca?

27 junio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Los ataques entre perros son más comunes de lo que podríamos llegar a pensar. Para evitar que la situación se convierta en un hecho trágico, es crucial saber cómo actuar.

Encontrarse envuelto en una situación donde un perro ataca a otro puede ser un momento muy desagradable. Por desgracia, estas cosas suelen ocurrir, y en ocasiones, más veces de lo que imaginamos. Esta posibilidad forma parte del día a día de los tutores de canes. Aunque el perro esté bien educado y no padezca problemas de reactividad, siempre puede ser la víctima. Por esta razón, es importante saber cómo actuar si un perro ataca.

Por otro lado, aunque sepas desenvolverte en este tipo de circunstancias, lo ideal es poder prevenirlas y evitarlas. Si tu perro tiene problemas de conducta y se muestra agresivo con otros animales, es tu responsabilidad controlarlo. ¿Crees que sabrías qué hacer si un perro ataca a otro perro? ¡Te lo contamos!

¿Qué hacer si un perro ataca a tu perro?

Ante todo, el punto fundamental es no entrar en pánico. Esto solo empeoraría la situación y que, probablemente, tu perro acabe en peor estado. Intentar mantener la calma es clave para que todo llegue a buen puerto.

En primer lugar, no intentes separar a los animales tirando con tus propias manos. Si haces esto, podrían ocurrir dos cosas:

  1. Que seas tú el que acabe malherido.
  2. Que tu perro se haga mucho más daño si aún no lo ha soltado el atacante.

Lo primero que hay que hacer es tomar cierta distancia y, desde la seguridad que esta aporta, hacer algún ruido que pueda llamar la atención de los perros, como una palmada o silbido. Asimismo, puedes llamar a tu perro y esperar que el tutor del can atacante haga lo mismo. Intenta no gritar o mirar a los ojos del otro perro, pues puede sentirse más amenazado y empeorar el ataque.

Has podido escuchar que una forma de detener una pelea entre perros es levantar al atacante por las patas traseras para desequilibrarlo. Esto podría surtir efecto si el atacante no ha agarrado bien a la víctima, pero si está bien sujeto, solo hará que la agresividad aumente y rechace, aún más, soltar.

De igual manera, golpear, pegar o agredir al can que ataca, también hará que se vuelva más agresivo y se muestre más reacio a cesar en su ataque.

Aunque cueste, la única fórmula para separar a dos perros es a través de la distracción. Rápidamente, una vez que el can suelte, separar a ambos animales y alejarlos lo máximo posible. Tras esto, recoger los datos del tutor para poder tomar las medidas legales oportunas.

A continuación, lleva a tu perro al veterinario sin demoras para que lo exploren y curen sus heridas. Además, el problema de las mordeduras no es el daño físico en sí, sino las posibles infecciones que pueden desarrollarse.

Dos perros peleándose.

¿Y si es tu perro el atacante?

Cuando es tu perro el que ataca, es muy normal que te sientas impotente y avergonzado. Debes intentar salir de ese pensamiento y detener a tu mascota lo antes posible. Como en el caso anterior, lo esencial es mantener la calma, sino, tu perro podría enfurecerse más.

Igualmente, debes tomar distancia e intentar causar una distracción o llamar a tu mascota. A veces, tirar algo grande y pesado (como tu abrigo) sobre tu perro puede funcionar para distraerlo y que, así, el otro pueda escapar.

Una vez consigas que suelte, debes lograr sujetarlo para que no vuelva a atacar. En el caso de que no estuviera atado con una correa, debes conseguir ponérsela. Quizá pueda ser demasiado peligroso intentar introducirla por el cuello, porque el animal está agitado y podría dirigir su agresividad hacia ti. Por esta razón, puedes hacer un lazo con la correa alrededor de la cintura del can y, de este modo, detener su avance.

Tras esto, llévate a tu perro a otro lugar donde no vea a su víctima. Igualmente, trata de dar asistencia al perro herido además de aportar tus datos a su tutor, para que pueda contactar contigo posteriormente.

¿Qué hacer si un perro ataca?

La próxima vez, toma precauciones

Tener un perro y, en general, cualquier mascota, supone una gran responsabilidad, ya que no solo dependerá de ti su salud y bienestar: también los posibles daños que puedan causar a otras personas o mascotas. 

Antes de tener un perro, es muy recomendable que leas y te informes sobre los comportamientos típicos que llevan a cabo los canes antes de un ataque, es decir, su lenguaje corporal. Esto podría evitarte muchas situaciones desagradables.

Por último, si sabes que tu perro ataca o tiene muchas probabilidades de hacerlo, toma medidas preventivas:

  • Pasea siempre con correa y no lo sueltes en lugares públicos nunca.
  • Utiliza un buen bozal que deje respirar y transpirar a tu mascota. Los de tela no son recomendables.
  • Acude a un educador canino que ayude a mejorar la conducta de tu mascota.

Detener a un perro cuando ataca es muy difícil y peligroso. Lo ideal es buscar todos los medios para evitar que estas situaciones se produzcan.

  • Rafael Cal Estrela. (2019). Pensando en ellos. Habla con Ellos: Educación canina.