¿Cómo limpiar a las mascotas con toallas húmedas?

24 junio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Natalia Laguna
Algunas mascotas rehuyen del baño, pero este es necesario para su salud. Para ciertos momentos, se pueden emplear las toallas húmedas específicas para mascotas.

La higiene de la mascota es importante para su salud, y es su tutor quien se encarga de ella. El baño es una actividad que lleva su tiempo, y no siempre es agradable para todas las mascotas. Además, en ocasiones, el animal puede sufrir una dolencia incompatible con el baño, como por ejemplo, una herida tras una intervención quirúrgica.

Para estos momentos, se pueden usar toallas húmedas para mascotas. Pero ¿cuáles son las adecuadas? ¿cómo limpiar al animal? Aquí te damos las respuestas.

¿Qué toallas usar?

En el mercado se encuentran una infinidad de tipos de toallas húmedas, pero no cualquiera sirve para la mascota. Se pueden encontrar toallas húmedas para humanos adultos o bebes, y en cada caso para diferentes tipos de funciones. Igualmente, para los animales también existen otras.

No es recomendable usar esas toallas húmedas para humanos en las mascotas. Hay que recordar siempre que la piel y el pH de un animal es diferente al del ser humano, entonces se debe escoger la toalla húmeda adecuada para él.

Elegir la toalla adecuada para cada mascota es importante para un buen cuidado dérmico. Cuando la piel está bien atendida, el animal está protegido de ataques externos.

Cómo usar las toallas húmedas para la limpieza de las mascotas

Las toallas higiénicas mantienen a la mascota limpia de manera cómoda y fácil. Están especialmente indicadas para asear, desodorizar y abrillantar el pelaje del animal. Hay que recordar que las toallas húmedas para mascotas ayudan en la limpieza, pero nunca será iguales que el baño.

Su empleo es muy sencillo, y pueden ir con el tutor a todas partes. Por ejemplo, son muy cómodas de emplear en ocasiones en las que la mascota se frota con algo maloliente durante el paseo. Una de las misiones principales de estas toallas es eliminar lo olores de manera efectiva y rápida cuando no hay material de baño a mano.

Las toallas húmedas para mascotas son una alternativa puntual al baño.

La aplicación de las toallas húmedas para la mascota es muy sencilla. Básicamente, se emplean de la misma forma que se usan en humanos: frotar sobre la zona que se quiere limpiar, odorizar y abrillantar. Solo habrá que tener más delicadeza en zonas sensibles como son los ojos, orejas, boca o entre los dedos de las patas.

Vienen en envases plastificados, con su pegatina para cerrar. Por los que habrá que ser cuidadoso con el cierre del paquete para que no se sequen y pierdan su efectividad.

Estas toallas húmedas comerciales se venden en el mercado en diferentes formatos de tamaño, y también hay diferentes aromas disponibles.

También existen las manoplas. Estas se venden impregnadas en la solución limpiadora aromatizada, y pueden resultar mejor opción que las toallas según la actitud de cada mascota ante el baño.

Ahora bien, si lo que se pretende es simplemente eliminar cierta suciedad puntual en la mascota, y no se buscan los atributos de olor o brillo del pelaje, se puede usar una toalla casera. En este caso, simplemente se humedece en agua, se escurre y se limpia con ella a la mascota.

Si se emplea este método para limpiar al animal tras una intervención quirúrgica, se debe escoger una toalla que no deje pelos, ya que se podría infectar la herida y causar un gran problema.

Tipos de toallas húmedas para mascotas

Ya que no todas las partes de la piel del animal son iguales y tienen diferentes requerimientos, existen en el mercado toallas húmedas para cada zona que se necesite. Las diferencias se encuentran en el tipo de tejido a limpiar; en el cuerpo de la mascota algunas zonas de la piel son más sensibles o finas con más poros. Aquí te presentamos los distintos tipos:

  • Uso general: son las menos específicas, aptas para todo tipo de piel. Se recomienda usarlas por todo el cuerpo menos en orejas y ojos.
  • Orejas: disuelven la cera acumulada y eliminan los desechos de los oídos. Muy recomendables para animales con problemas frecuentes en las orejas y oídos, o para aquellos que por su especie o raza tienen tendencia a acumular desechos en ellas.
  • Ojos: la limpieza de los ojos es fundamental para evitar infecciones oculares. Al igual que en el caso de los oídos, también existen especies y razas con propensión a estas enfermedades.
  • Repelentes de insectos: generalmente se elaboran con citronela. Es una planta buena para repeler insectos en general, y da un profundo y fresco aroma.
Un gato que se va a bañar.

Para cualquier otro requerimiento según el tipo de piel de la mascota, siempre se puede acudir al veterinario, y este proporcionará más información acerca de la materia. Aún así, como hemos podido ver, el baño no es la única opción de higienización en ocasiones puntuales. Las toallas húmedas pueden ser muy útiles si se sabe cómo y cúando utilizarlas.

 

 

 

 

 

Piel, MedLine. Recogido a 5 de Junio en https://medlineplus.gov/spanish/ency/esp_imagepages/19679.htm Citronela, Wikipedia. Recogido a 5 de Junio en https://es.wikipedia.org/wiki/Cymbopogon_nardus