Consejos para el cuidado del pelaje en los perros

16 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Natalia Laguna
El pelaje del perro cumple funciones muy importantes para su salud. Aquí te enseñamos algunos de sus cuidados.

Es sabido por todo tutor que para la mascota el viaje a la peluquería no es placentero. Para un perro, estarse quieto y ser manipulado por un desconocido no suele ser plato de buen gusto. Aún así, este tipo de procedimientos son necesarios, no solo por cuestión estética, ya que el cuidado del pelaje en los perros también es salud.

Generalmente, nuestras mascotas cohabitan con nosotros en diversos espacios, incluyendo nuestra habitación y a veces incluso el sofá. Por esta razón nos gusta que estén limpios y que no traigan suciedad a casa.

El pelaje tiene diversas funciones esenciales

Sin embargo, el cuidado del pelaje en los perros no solo radica en belleza y limpieza: el pelo es un complemento muy importante en la vida de los canes.

Cada raza está adaptada fisiológica y morfológicamente para la zona en la que habita.  El pelaje de los perros es una de las adaptaciones a su entorno original mas importantes.

Gracias al pelo, los perros se protegen de factores ambientales tales como temperaturas extremas o humedad. Esta manta de estructuras queratinizadas genera una barrera a modo de cámara de aire, manteniendo el calor corporal cuando hace frío, y creando una pequeña pequeña corriente a modo de ventilación cuando hace calor.

A su vez, el pelo también les protege del sol evitando irritaciones y quemaduras en la piel. Debido a esto, podemos imaginarnos que el pelaje de los perros también protege la piel frente a las posibles heridas que se puedan producir durante juegos o paseos.

El brillo y calidad del pelaje de los perros son un indicador de la salud de nuestro can, y este varía de acuerdo a la raza, sexo y edad. A continuación te presentamos una serie de factores a tener en cuenta en lo que al cuidado de pelo en perros se refiere.

Desenredando pelo del perro
El pelaje de los mamíferos es la primera barrera de defensa que estos presentan ante patógenos e inclemencias ambientales.

Consejos para el cuidado del pelaje

  • Alimentación

Para tener un pelaje sano, fuerte y brillante, la piel debe estar sana. Y para que un perro tenga una piel sana, hay que prestar especial atención a la alimentación.

La dieta tiene que ser balanceada, con unos aportes correctos de proteínas, carbohidratos y grasas. Las grasas deben de incluir ácidos grasos Omega 3, Omega 6 y antioxidantes. Estas sustancias recubren el pelo, aportando el brillo y la protección necesarios.

Si el animal no se alimenta lo suficientemente bien, empleará todos los nutrientes aportados en la dieta en funciones más esenciales como es la renovación celular. Esto se traducirá en una peor calidad del pelaje.

Antiguamente, la gente añadía complementos caseros alimenticios tales como el huevo, aceite de pescado o mantequilla. Hoy en día encontramos diferentes opciones de piensos en el mercado que incluyen todos estos componentes para una piel sana, y de una forma realmente balanceada para las necesidades de nuestro can.

  • Baño

El baño es una parte fundamental de la higiene de los perros. Esta actividad mantiene alérgenos, parásitos y bacterias alejados de nuestro querido peludo y del entorno.

El baño es una acción totalmente aconsejable para mantener un pelaje limpio y sano. Pero, tampoco nos podemos exceder en la cantidad de baños al mes, ya que alteraríamos el pH de la piel de nuestra mascota cada poco tiempo. En función de la actividad y el pelaje del perro se aconseja un baño cada 3 semanas o una vez al mes.

La elección del champú es una importante tarea a tener en cuenta. Según el tipo de piel y pelaje existen diferentes champús. Nuestro veterinario siempre estará disponible a brindarnos su consejo sobre el más adecuado para el can. El mejor champú será el que consiga nutrir, regenerar y fortalecer el pelo y la piel.

También es muy aconsejable realizar un masaje con el champú durante el baño. De esta forma activaremos las glándulas sebáceas de la piel, y a eso al perro le va a gustar mucho, pruébalo.

En el secado del pelo también debemos poner atención, y lo realizaremos en la dirección de crecimiento del pelo. Este paso es importante, ya que un pelaje humedecido de forma prolongada puede causar molestias en el animal.

Champú seco en perros

  • Cepillado

Con el cepillado periódico del pelaje de los perros eliminamos el pelo muerto, la suciedad y descamaciones de la piel.

También con el cepillado conseguimos estimular el bulbo, y en el periodo de muda se consigue una aceleración del cambio de pelo.

A su vez, con esta actividad conseguimos evitar la presencia de elementos que irriten la piel, los cuales desequilibran la flora bacteriana y facilitan una consiguiente colonización por patógenos.

Nos podemos imaginar que siguiendo por este camino prevendremos la aparición de parásitos externos como las poco deseadas pulgas y garrapatas. Para evitar la llegada de estos parásitos también podremos aplicar productos recomendados por el veterinario.

Existen diferentes tipo de cepillos o manoplas según el tipo de piel y pelo de cada perro. Es aconsejable realizar un cepillado constante 1 o 2 veces por semana, y siempre dependerá del tipo de pelo del animal.

Tipos de pelaje en perros

En función de la raza del perro el pelaje será distinto, y por tanto, también su cuidado.

Los principales tipos de pelaje en perros y sus cuidados recomendados son:

  • Pelo corto: Cepillado 1-2 veces por semana y baño una vez al mes o cada mes y medio.
  • Pelo largo: Cepillado diario y baño una vez al mes.
  • Pelo duro: Cepillado diario y baño 3-4 veces al mes.
  • Pelo rizado: Cepillado diario y baño cada 20 días aproximadamente.

Además, en las razas de pelo largo y pelo rizado, un cepillado más exhaustivo ayudará a eliminar los enredos, muy molestos para el animal.

Siguiendo estos consejos, el pelo de nuestra mascota lucirá sano y bonito, y seguro que a la larga le encantará.

Piel, Dialnet. Recogido a 8 de Mayo en https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4943892 Aceite de pescado, Dialnet. Recogido a 8 de Mayo en https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6627207